Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hollywood puede celebrar a la mujer pero le falta mucho por avanzar

Variety LatinoVariety Latino 09/03/2016 Nagidmy Márquez
© Provided by Variety Latino

Esta semana se celebró el Día Internacional de la Mujer, y en honor a todas ellas es importante resaltar los avances que se han logrado y también las batallas que faltan por ganar en todas las áreas y profesiones. Hollywood no es la excepción y en conmemoración a nuestro día queremos darle una mirada al estado actual de una industria mayoritariamente dominada por hombres.

Hollywood tiene razones para celebrar, pero le falta mucho por avanzar. Hagamos un poco de historia porque, como dicen, es importante conocer el pasado para poder entender el presente.

El Día Internacional de la Mujer se celebra desde 1909, cuando un grupo de féminas socialistas en Estados Unidos se reunieron para conmemorar el primer año de remembranza a la huelga realizada en 1908, la cual buscaba reivindicar el voto femenino.

Mientras un grupo de mujeres protestaba en las calles, Hollywood apenas comenzaba a congregar compañías de producción las cuales estaban descubriendo y experimentando con películas. Las mujeres no podían votar, así que mucho menos se esperaba que formarán parte de la industria.

Más de cien años han pasado desde entonces, y el rol de la mujer en Hollywood ha tenido sus altas y sus bajas, sus victorias y fracasos. Uno de los retos más recurrentes en la industria del cine es la falta de representación de las mujeres en personajes principales, no solo como protagonistas de una historia, sino también detrás de las cámaras. La edad y la escasez de roles para actrices maduras es otro problema muy común. Y ni hablar de la igualdad salarial, un tema que ha acaparado la atención de los medios y de la industria en los últimos años.

No fue sino hasta el año pasado cuando Patricia Arquette hizo el discurso más reivindicativo y elocuente en la historia de los Oscar, al recibir su premio a Mejor Actriz de Reparto por Boyhood. Sus palabras retumbaron en todos los rincones de Hollywood y del mundo. “A todas las mujeres que han dado a luz, que pagan sus impuestos y que son ciudadanas de esta nación, hemos luchado por los derechos de todos los demás. Ya es hora de que tengamos de una vez por todas el mismo salario – que los hombres – y los mismos derechos para las mujeres en Estados Unidos de América”.

Desde ese entonces, estrellas de la talla de Meryl Streep, Jennifer Lawrence, Emma Watson, por nombrar algunas, han tomado el liderazgo para luchar por esta igualdad de salarios.

¿Qué diría Mary Pickford, Hedda Hopper, Dorothy Dandridge, Frances Marion o Marlene Dietrich de lo que esta pasando hoy en día? Mujeres que revolucionaron Hollywood cuando la industria recién comenzaba, pero que nunca tuvieron los mismos privilegios que sus contrapartes masculinas.

El punto de inflexión de Hollywood, y diríamos que el más mediático en esta historia, fue el hackeo de Sony. La industria quedó al descubierto en cuanto se supo la diferencia de sueldos entre los miembros de elenco de American Hustle. Jennifer Lawrence y Amy Adams recibieron pagos menores comparados a los recibidos por sus co-estrellas, Bradley Cooper, Christian Bale y Jeremy Renner.

Ha habido un montón de conversaciones lideradas por mujeres de alto perfil, algo clave para avanzar. Más actrices se han sumado a la causa, como es el caso de Kristen Stewart, quien recientemente expresó que se está viendo un cambio en la industria. Lena Dunham, la creadora de Girls, y la productora de la serie, Jenni Konner, son unas de las más fervientes representantes de este movimiento. Hasta la candidata presidencial Hillary Clinton se unió a esta iniciativa.

¿Y qué decir de las actrices latinas como Gina Rodríguez, Salma Hayek, Jennifer López o la misma Eva Longoria? Los retos son aún mayores. Ellas tienen que lidiar no solo con el problema de la desigualdad en salarios, también les toca romper con los estereotipos de la industria que las quiere tipificar en ciertas categorías, obligándolas a escoger solo cierto tipo de roles.

El ser mujer y latina o, simplemente, el ser mujer y pertenecer a cualquier otro grupo racial está muy cuesta arriba en Hollywood. Basta con ver el descontento que causó la falta de representación de la comunidad afroamericana en los Oscar 2016, especialmente el reconocimiento a las actrices y actores de color.

Por otro lado, todo es cuestión de gustos, por ejemplo, a Sofía Vergara al parecer no le incomodan los estereotipos, ya que ha dicho en varias oportunidades que el personaje que interpreta en Modern Family -Gloria- es increíble. Si bien es una de las actrices mejor pagadas de la televisión, y confiesa no haber sido subestimada por ser latina, sabe muy bien que no se puede comparar con una mujer estadounidense, sin embargo la colombiana acepta que las cosas están cambiando.

En este día tan especial, es válido reconocer los avances de Hollywood pero también es importante que la industria continúe abriendo espacios para que las mujeres puedan hablar de lo que es justo o no y recibir las mismas oportunidades tanto de trabajo como de pago. Estos cambios inspirarán a las mujeres en todos los campos a continuar construyendo plataformas para seguir adelante.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Variety Latino

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon