Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Isabel Preysler imita a su hija Ana con un vestido de 8.000 euros

Vanitatis Vanitatis 09/02/2016 M. Bolonio

El pasado sábado casi cuatro millones de espectadores estaban pendientes de la ceremonia de los Goya. De todos ellos un alto porcentaje siguió la gala concentrado en la alfombra roja para criticar los errores de turno, alabar esos vestidos que saben nunca podrán enfundarse y también, por qué no, para elogiar la elegancia de algunas. Premios cinematográficos aparte, el paseíllo previo a la ceremonia se ha convertido con los años en un momento tan importante como la entrega de los 'cabezones' en sí misma y por eso cualquier desliz estilístico en este escenario puede ser fatal. Pero Isabel Preysler nunca se permitiría algo así.

Pinche sobre la imagen para ver la galería de imágenes con las mejor y peor vestidas de la noche © Proporcionado por Vanitatis Pinche sobre la imagen para ver la galería de imágenes con las mejor y peor vestidas de la noche

Este año la reina de corazones debutaba en los Goya de la mano de su enamorado, Mario Vargas Llosa, que debía entregar uno de los galardones. Mal que le pese a los nominados, ella fue la gran estrella de la noche. Ni siquiera la presencia de Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera consiguieron eclipsarla ante unas cámaras cuyos 'flashes' se aceleraban a medida que la pareja de la noche avanzaba por la alfombra. Un espectacular vestido negro con brillantes muy a lo Preysler fue la opción elegida por la filipina. Bueno, más bien por su segunda de a bordo, su asesora cómplice, la merecedora, quizá, de ese cliché de reina de la elegancia que Isabel se ha ganado con los años.

Gala de entrega de los 30 Premios Goya © Proporcionado por Vanitatis Gala de entrega de los 30 Premios Goya

Cristina Reyes volvió a acertar a la hora de vestir a su amiga para tan importante ocasión. Era difícil no hacerlo cuando cuentas con una remesa de opciones tan variadas dentro del mercado de la alta costura. Cristina confió en un diseño del modista indio Naeem Khan. Un vestido de terciopelo negro, amplio escote y abertura en la espalda que está a la venta por 8.780 dólares (casi 8.000 euros).

Curiosamente no era la primera vez que la familia Preysler confiaba en este diseñador. Bueno, su estilista. El vestido que Isabel lució en los Goya recordaba mucho al que se puso Ana Boyer en la cena ofrecida en la embajada de Estados Unidos con motivo de la visita a nuestro país de Anna Wintour, directora de la edición norteamericana de la revista 'Vogue'. La mandamás del imperio de la moda organizó una fiesta a la que acudió la benjamina de los Preysler con un vestido en color rojo y 'nude' de la misma colección que el escogido por su madre en los Goya. Eso sí, el de Ana es algo más barato. Unos 5.000 euros la prenda.

Ana Boyer en la fiesta de Anna Wintour © Proporcionado por Vanitatis Ana Boyer en la fiesta de Anna Wintour

Además, Ana, que a sus 26 años tiene una figura envidiable, se atrevió con una abertura muy pronunciada que a Fernando Verdasco, su novio, casi le quita la respiración. Al contrario que su madre, que según se puede apreciar viendo el diseño original de su 'outfit', no se atrevió con semejante abertura y optó por cerrarla a la altura de la rodilla. La novia de Vargas Llosa tampoco quiso arriesgar con el pronunciado escote en forma de uve que casi llega al ombligo y forma parte del vestido diseñado por Naeem Khan. Para ella, un habilidoso sastre cerró el escote. De no haberlo hecho, las críticas podrían haber resultado demoledoras. O no.  

Las mejores fotos de los Goya 2016 © Proporcionado por Vanitatis Las mejores fotos de los Goya 2016

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon