Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Isabel Preysler se queda muda ante el sorprendente cambio físico de Tamara

Vanitatis Vanitatis 18/11/2016 P. Barrientos

Juliette Binoche y el actor Luke Evans eran el plato fuerte en la inauguración de la exposición de la firma Loewe. Coincidiendo con los 170 años de su creación, se presentaba también un libro con imágenes de toda una vida. Y como era de esperar, la convocatoria se acompañaba de la presencia de personajes conocidos, como es el caso de estas dos figuras internacionales, aunque en realidad su presencia fue vista y no vista.

La actriz francesa mantiene una buena relación con la segunda fortuna de Francia, Bernard Arnault, dueño LVMH, el grupo que engloba a firmas de lujo como Loewe, de ahí su presencia. La misma razón sirvió para que el ex novio de Kortajarena acudiera a la cita. Como ninguno tenía que promocionar trabajo, saludaron, posaron y se fueron.

[Lee: Tamara Falcó explica su cambio de imagen]

En realidad quien interesaba esa noche era Isabel Preysler y por un motivo muy diferente al de los últimos meses. Esta vez su relación amorosa con Vargas Llosa era un asunto menor. Lo que interesaba saber era qué opinaba de la nueva imagen de su hija Tamara y de las declaraciones que había hecho el día anterior sobre su estado de salud al explicar que tenía problemas con el tiroides.

Preysler apostó por el “no sabe/no contesta”. No abrió la boca ni quiso responder a las preguntas sobre el aumento de peso de su hija. Tan solo a la salida, en plena calle, aseguró que no era cierto que Tamara fuera a realizar su futuro vestido de boda. Un desmentido en toda regla. Al decirle que lo había contado su propia hija en la fiesta de los premios Marie Claire, enmudeció definitivamente. En un coche la esperaba Vargas Llosa, que bajó del vehículo para rescatar a su novia. Como diría su exsuegro, el doctor Iglesias Puga, todo muy raro, raro, raro...

Todos los asistentes al evento de Loewe © Proporcionado por Vanitatis Todos los asistentes al evento de Loewe

Lujo, asiáticos y jamón

El lugar para esta celebración fue el jardín Botánico de Madrid y hasta allí fueron llegando invitados de lo más variopinto. Desde los famosos de siempre que consiguen hacer doblete, y hasta triplete, acudiendo a varias convocatorias a la misma hora, hasta un grupo numerosísimo de asiáticos. Fundamentalmente japoneses y chinos, que son el mercado fuerte de la firma. Cada uno en su estilo, unos compran y otros copian a la perfección. Fueron la nota colorista porque algunos son 'influencers' que mueven millones de seguidores. Y hablar de millones en estos países es arrasar. Algunos iban vestidos de manga con cámaras incorporadas para hacer el seguimiento de cualquier cosa que les llamara la atención. Para muchos de ellos lo mejor eran las bandejas de jamón que pasaban los camareros, le parecía mucho más interesante que la exposición en sí. El Cinco Jotas fue la atracción para el mundo asiático y no solo servía como hilo conductor sino también de aprendizaje sensorial.

Isabel Preysler y Leonor Watling (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Isabel Preysler y Leonor Watling (Gtres)

No faltó a la convocatoria Jaime de Marichalar y Marisa de Borbón. Ambos trabajan para la firma y a diferencia de Isabel Preysler estuvieron amables y comunicativos con el resto de invitados y la prensa.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon