Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jörg Asmussen y Henriette Peucker, el divorcio más 'económico' y sonado de Alemania

Vanitatis Vanitatis 14/07/2016 J. M.

Acaba de cambiar de trabajo y, probablemente, también de vida. Hace unos días, Lazard, una de las empresas más potentes de Alemania, anunciaba que el financiero Jörg Asmussen se incorporará a la asesoría financiera en calidad de director general. Pocos días después, la prensa alemana aireaba también su divorcio de Henriette Peucker, directora de la agencia de comunicación Hering Schuppener. Al parecer, las razones habrían sido la dedicación de él a un trabajo, el de cabecilla de Alemania en el Banco Central Europeo (BCE), que le apartaba de su familia. Quizá por eso acabó abandonando el empleo con la firme intención de dedicar más tiempo a su mujer y a sus hijos. Sin embargo, parece que el remedio no ha sido suficiente para salvar su matrimonio.

Rimantas Sadzius (centro) junto a Jeroen Dijsselbloem (izda), presidente del Eurogrupo, y Jörg Asmussen (dcha) (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Rimantas Sadzius (centro) junto a Jeroen Dijsselbloem (izda), presidente del Eurogrupo, y Jörg Asmussen (dcha) (Gtres) Jörg Asmussen y Henriette Peucker © Proporcionado por Vanitatis Jörg Asmussen y Henriette Peucker

El pasado domingo, el 'scheidung' (divorcio en alemán) llegaba a la prensa en forma de comunicado. “Hemos roto. Nos preocupamos por el bienestar de nuestros hijos. No comentaremos nada acerca de nuestras vidas privadas”, aseguraban. La prensa no ha dejado de repetir que la causa fundamental del alejamiento entre la pareja ha sido el trabajo. Hace años, durante la grave crisis financiera, Asmussen fue una figura capital para muchos inversores. Por eso Angela Merkel lo propuso como representante alemán en el directorio del BCE. Peucker también ha tenido un ascenso meteórico, ya que fue directora de asuntos europeos de la Bolsa de Frankfurt hasta llegar a la posición que ocupa ahora en la agencia de comunicación. En estos momentos, su trabajo mantiene su vida personal en Berlín junto a sus dos hijas. Por eso él quiso mudarse a la capital de Alemania para estar cerca de los suyos. 

Tras saberse que ha sido ella la responsable de la ruptura, muchos comentan que los esfuerzos de él por acercarse a ella, incluido mudarse a Berlín, han sido en vano. En un país en el que las indiscreciones matrimoniales no suelen ser aireadas en los medios de comunicación, estos días se analiza con lupa la importancia del matrimonio y cómo el carácter regio de sus labores ha destrozado a la pareja. Sonrientes, corteses y correctos en todo acto al que tuviesen que ir juntos, es difícil encontrar en sus imágenes cualquier signo de discordia. A lo largo de la década que han estado juntos, la prensa germana ni siquiera ha analizado los aburridos estilismos de ella, siempre con el pelo recogido y vestidos que no le marcan figura.

Ahora, las habituales noticias de economía que ambos protagonizaban han pasado a los tabloides, ese fenómeno en pañales en una Alemania que ya ve avecinarse uno de los divorcios más caros de sus historia.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon