Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jaume Matas, el gran protagonista en la boda de su hija Marta en Mallorca

Vanitatis Vanitatis 18/09/2016 Raoul Higuera

Jaume Matas no la logrado evitar restarle protagonismo a su hija, Marta Matas, que este sábado contraía matrimonio con su novio de toda la vida, Jerónimo Méndez. Si bien en cualquier boda que se precie todas las miradas están puestas en la novia, su vestido y los detalles del enlace en sí, este fin de semana la atención se situaba en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen del Puerto de Andrtx, en Mallorca, para ver si finalmente el expresidente del Govern balear hacía las veces de padrino y captar una imagen suya en libertad, algo que podría durar poco tiempo si finalmente las negociaciones con la Fiscalía General en relación a la trama Palma Arena no dan sus frutos. El político, acusado de un delito de corrupción, está tratando de eludir la prisión a cambio de confesar sus delitos, algo que este organismo del Estado ha confirmado.

Marta Matas del brazo de su padre minutos antes de casarse con Jerónimo Méndez (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Marta Matas del brazo de su padre minutos antes de casarse con Jerónimo Méndez (EFE)

Pese a esto, era el día de su hija Marta, que acudió radiante de felicidad por acercarse al altar donde le esperaba el hombre que estaba llamado a ser su marido del brazo de su padre. Lo hacía con un clásico vestido nupcial sin demasiadas pretensiones ni ornamentos. Nada de pedrería ni encajes, tan solo un delicado vestido de seda blanca con corte romántico y manga tres cuartos. Tampoco quiso llevar velo para su gran día, a la vez que el maquillaje elegido era natural que no restaba belleza a la novia.

Tras producirse el emotivo 'sí, quiero', la pareja, ya convertida en marido y mujer, quiso festejar con sus cerca de 300 invitados por la felicidad en su nueva etapa como matrimonio. Lo hacía en la finca Biniorella Montaña en Camp de Mar, a los pies de la sierra de Tramuntana. Se trata de una pequeña masía mallorquina con aires mediterráneos restaurada para acoger bodas y grandes celebraciones. Un enclave con el que dieron un toque provenzal al enlace gracias a las llamativas persianas azules y a los extensos jardines verdes con vistas al mar.

Una ceremonia de tarde que se extendió hasta bien entrada la madrugada que, según publicó 'OK Diario', se estima que costó cerca de 60.000 euros. Ya solo el alquiler del enclave elegido por la pareja para el convite asciende a los 4.000 euros, a lo que habría que sumar los costes del convite, la decoración floral y demás ingentes gastos que rodean este tipo de celebraciones. Una cifra que ha escandalizado a muchos tras recordar que el expresidente balear se ha declarado insolvente.

Jaume Matas habla con los medios durante la boda de su hija (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Jaume Matas habla con los medios durante la boda de su hija (EFE)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon