Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Javier Rigau responde a Lollobrigida: "Sus primeras palabras fueron 'Vamos a follar"

Vanitatis Vanitatis 06/02/2016 Kike Calleja

La disputa entre Gina Lollobrigida y el español Javier Rigau parece no tener fin. La estrella interpuso hace años una querella contra su marido, contra el notario que realizó la documentación pertinente para la boda por poderes y contra el sacerdote que celebró el sacramento religioso, por lo que ella considera un delito de matrimonio ilegal y falsedad documental. Aunque la causa se archivó en España, la veterana actriz ha vuelto a la carga ante la justicia italiana, haciendo que se reabra el caso y lanzando duras acusaciones contra Rigau. “Me ha dado un pena tremenda ver a Gina diciendo las cosas que ha dicho contra nuestro matrimonio, contra su hijo y contra su nieto. He visto a una persona que no se parece ni físicamente ni mentalmente a lo que tuve a mi lado durante años”, ha asegurado Rigau recién llegado de Italia, en las que son sus primeras declaraciones, en exclusiva, para Vanitatis.

Hace dos días el empresario se encontró con la que fue su mujer, Gina Lollobrigida, en Roma, ciudad en la que la actriz ha prestado declaración contra él por supuesto fraude. El juicio empezó a las doce del mediodía y terminó a las siete de la tarde después de dos recesos. En él, la artista explicó que Rigau le hizo firmar un documento para contraer nupcias por encargo y convertirse en heredero de una fortuna valorada en más de 35 millones de euros. Tal y como ha podido confirmar este portal, el verdadero patrimonio de su exmujer estaría compuesto, según el propio Rigau, por “un chalet en Roma situado en la vía Appia Antica, tres pequeños pisos en la capital del Italia, y un apartamento de cuarenta metros cuadrados de una sola habitación. Unos bienes que suman alrededor de 15 millones de euros, ya que la artista no posee ninguna joya de las que poseía, al venderlas todas en Ginebra hace unos años”.

Javier Rigau y Gina Lollobrigida en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Javier Rigau y Gina Lollobrigida en una imagen de archivo (Gtres)

A día de hoy, son muchas las dudas que existen acerca de este matrimonio. “Conocí al señor Rigau en 2004 en una fiesta benéfica en Montecarlo. Comenzamos a salir, llegamos a viajar juntos y pensamos también en matrimonio”, afirmó Gina Lollobrigida. Sin embargo, la actriz argumentó durante el juicio que en 2006 se puso en contacto con su pareja y le comunicó su arrepentimiento y su negativa a casarse con él. Pero esto no es todo, ya que la artista italiana ha llegado aún más lejos y ha desatado la polémica con las siguientes afirmaciones: “Entre nosotros no hubo nada íntimo. Cuando viajábamos juntos, dormíamos en habitaciones separadas y nunca tuvimos relaciones íntimas. Jamás fui a su casa de Barcelona. Él sí vino varias veces a cenar a mi casa de Roma”.

“Al principio, lo nuestro era pasión”

Javier Rigau, presente en la sala, explicaba a este medio cómo ha vivido en primera persona que su mujer negara la relación que ha mantenido con él durante años: “Respecto al tema de la intimidad, lo que habría que hacer es ir a la hemeroteca y contrastar lo que Gina ha dicho en la revista '¡Hola!' y en otras tantas entrevistas anteriormente. Al principio, lo nuestro era pasión, después llegó el amor, según dijo ella misma en esa exclusiva. Aunque nosotros siempre hemos hablado en francés, las primeras palabras que me enseñó cuando yo era muy jovencito en italiano fueron: “Siamo in sieme (estemos juntos)”. “Andiamo a scopare” (Vamos a follar). Si digo la edad que ella tenía cuando se iba a la cama conmigo, no la dejaría bien”.

Gina Lollobrigida en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Gina Lollobrigida en una imagen de archivo (Gtres)

El empresario catalán ha querido poner los puntos sobre las íes y no duda en señalar a Andrea Piazzola, asistente de Gina Lollobrigida, como la persona que mueve los hilos de la actriz: “El lunes la declaración estaba llena de contradicciones. En su casa he vivido, he tenido mi habitación y mi ropa. Salí triste por verla tan mal, pero satisfecho. Da miedo verla. En algunos momentos me señalaba y se dirigía a mí, pero con muchas incongruencias y estupideces. Dijo que me quería y que me había defendido y que siempre se había fiado de mí, pero que su asistente le había abierto los ojos. En diciembre de 2012 a Gina no le quedaba nadie de su confianza: ni su hijo ni su nieto ni su abogada. Aún no he decidido si voy a ir a declarar a Italia porque es algo voluntario. Además hay muchos testigos para declarar todavía. El próximo 8 de febrero se desvelará. Su hijo quiere recuperar a su madre y salvarla, después de que el nuevo entorno haya destruido todas sus relaciones familiares incluido nuestro matrimonio”.

A pesar de que en Italia se esté llevando a cabo este juicio, hay que recordar que, en junio de 2015, un juez de Barcelona archivó la causa tras la denuncia de la actriz italiana en nuestro país por un delito de matrimonio ilegal y otro de falsedad documental. El juez del Juzgado de Instrucción número 11 de Barcelona demostró que había depositado su firma en el notario que ella misma había contratado. “Está en una nube. Esto acabará archivándose, tanto en Italia como en España, por denuncia falsa. No tengo ninguna preocupación después de que en España se haya demostrado que el matrimonio es válido”, explica Javier Rigau.

Mientras la diva italiana espera que en Italia se haga justicia, ha lanzado un exabrupto acerca de lo que piensa de la justicia española cuando le han recordado que su causa ha sido archivada en nuestro país: “La justicia española es peor que la justicia africana”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon