Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jennifer Aniston y Justin Theroux se divorcian siete meses después de casarse

Vanitatis Vanitatis 17/03/2016 M. B.

Antes de contraer matrimonio el pasado 5 de agosto en su mansión de Los Ángeles a Jennifer Aniston y Justin Theroux ya les había casado la prensa un centenar de veces. Siempre se trataba de falsas alarmas, ya que su verdadero enlace se celebró el pasado verano y en secreto. Ahora, solo siete meses después, parece que algunos medios de comunicación americanos tienen las mismas prisas por divorciarlos como tuvieron entonces por casarlos. Según informa esta semana la revista 'In Touch', la pareja ya está haciendo vida por separado y ya hay planes de divorcio.

Jennifer Aniston y Justin Theroux (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Jennifer Aniston y Justin Theroux (Gtres)

“Justin es apático cuando se trata de matrimonio. Es un hombre que fue hecho para estar soltero”, declaró un amigo de la pareja a la citada publicación. La misma fuente también señaló que Jennifer, por su parte, ya no soportaba la mala actitud de su esposo y que incluso habría llegado a frenar sus planes de adoptar. “Estaban a mitad de camino en el proceso de adopción de unos mellizos y esperaban llevarlos a casa en un par de meses, pero sus planes se detuvieron cuando empezaron a tener problemas. Ella incluso había construido un cuarto para niños en su casa de Bel Air”, explica.

Pero no es solo la actitud de Justin lo que habría terminado con su matrimonio. Desde que se casaron las diferencias entre ellos han sido siempre abismales, hasta el punto que no están de acuerdo en ningunas de las decisiones que han tomado a la par. Según su entorno, no llegan a un acuerdo sobre cuánto tiempo deben pasar juntos ni tampoco sobre dónde quieren vivir: Jennifer está encantada en Los Ángeles, mientras su todavía esposo sueña con instalarse en Manhattan.

Habrá que esperar a ver si esas diferencias se materializan y ambos terminan por firmar una sentencia de divorcio, tal y como informa la prensa americana.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon