Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jet privado y yate de 16 metros: el fin de semana a todo trapo de Artur Mas en Formentera

Vanitatis Vanitatis 05/09/2016 Jorge Borrajo
Artur Mas, de vacaciones con su amigo Jordi Vilajoana y las esposas de ambos: (Foto: Gtres) Artur Mas y su señora, Helena Rakosnik: escapada a todo trapo en Formentera

La próxima Diada será extraña para Artur Mas. Este 11S será la primera vez en cinco años que el expresidente de la Generalitat de Cataluña afronta el Día de Cataluña sin estar al frente del Gobierno autonómico, lo que le permitirá participar activamente sin necesidad de preservar su papel institucional. De hecho ya ha anunciado su asistencia a la manifestación: “Este año iré. Estos últimos años no convenía que asistiera como president, pero este año sí”, argumenta.

Tal vez por eso el expresident ha decidido cargar las pilas junto a su mujer y otro matrimonio amigo con un contundente y ostentoso fin de semana en Formentera donde no ha faltado de nada: avión privado, alquiler de un yate de 16 metro de eslora, jornada de pesca desde la propia embarcación en cala Saona, baños y snorkel en la playa de Migjorn… Así lo muestran unas imágenes a las que ha tenido acceso Vanitatis en exclusiva.

Jueves, 1 de septiembre. Es media mañana en Barcelona. Cuatro personas se disponen a coger un jet privado con destino Ibiza: Artur Mas, su esposa, Helena Rakosnik; su gran amigo el político Jordi Vilajoana, quien fuera secretario general de la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, y la esposa de este. Ambos se conocen desde la época de Pujol y ahí labraron una gran amistad que con el paso del tiempo se ha ido haciendo más fuerte. “Es frecuente ver a los dos matrimonios juntos”, aseguran a Vanitatis personas cercanas a ambos, los mismos que nos señalan que Vilajoana es “el único amigo íntimo de Mas que ha estado con él de forma incondicional desde el inicio”.

Un fin de semana sin escatimar en gastos

Una vez aterrizan en la isla Pitiusa, los dos matrimonios cogieron un ferry con destino a Formentera. Son las 19:00 horas cuando todos ellos pisan suelo firme. Con un look totalmente informal y veraniego –a juego con el de su mujer–, quien ha capitaneado el destino de los catalanes durante los últimos cinco años da el pistoletazo de salida a una agradable y ostentosa escapada marítima con amigos. Sólo el jet privado, en el caso de que hayan tenido que costearlo, ronda 10.000 euros para un viaje de ida y vuelta entre Barcelona e Ibiza si este se alarga hasta los cuatro días, según varias compañías consultadas.

Pero no es hasta el viernes cuando comienza lo bueno. Caña de pescar en mano, el expresident y sus acompañante se subieron a bordo del 'Baruna', un yate de 16 metros de eslora y bandera de España con corona real incluida que alquilaron para su fin de semana largo. Es una embarcación con capacidad para 11 personas más la tripulación cuyo coste, según ha confirmado Vanitatis, es de 2.700 euros por día. A esto habría que añadir el combustible.

A los dos matrimonios se les unen otras personas y zarpan hacia la zona de Cala Saona con un único objetivo: pasar una agradable jornada de pesca, como demuestran las imágenes de Vanitatis. El primero de septiembre se abre la veda del raón, un llamativo pez endémico de Baleares y muy protegido cuyo precio en el mercado puede llegar a alcanzar los 100 euros el kilo. De ahí que es probable que esta especie autóctona fuera la captura buscada. Sin embargo, tras esta idílica postal de Artur Mas pescando desde el yate existe un problema: esta embarcación, como ha podido confirmar Vanitatis, no tiene licencia para pescar, por lo que estarían incurriendo en una ilegalidad.

Baño y snorkel para completar la jornada

De allí se trasladaron a la zona de la playa de Migjorn, aunque permanecieron bastante alejados de la costa, para dedicar el resto del tiempo a disfrutar del mar físicamente. El líder de la antigua Convergencia, con bañador azul, se dio un chapuzón junto a su mujer e incuso aprovechó para practicar el snorkel, tras lo cual se ubicó en la proa del 'Baruna' para secarse al sol.

Los 'marineros' también pisaron tierra firme y fue aquí donde Más se mostró más incómodo. Según nos cuentan testigos presenciales, el grupo, que alquiló un coche, realizó varias paradas express para coger provisiones y el expresident prefirió quedarse en el mismo. “Evitó ser visto”, aseguran a este medio.

Así ha pasado Artur Mas estos días atrás, cogiendo fuerza en Baleares para afrontar con espíritu recargado su 11S más reivindicativo.

Más en MSN:

-Los sueldos de los presidentes autonómicos

-¿Quiénes son y cuánto influyen las mujeres de los líderes catalanes?


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon