Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Julita Cuquerella, la 'secre' de Urdangarin que fue compañera de colegio de la infanta

Vanitatis Vanitatis 24/03/2016 Paloma Barrientos

Desde que se destapó el escándalo del caso Nóos, Julita Cuquerella ha sido uno de los personajes más peculiares que han desfilado primero ante el juez Castro y después por la Audiencia de Palma como testigo. Esta semana le tocaba declarar. Y lo hizo. Una vez más, como en las anteriores comparecencias, no ha dejado perlas. Hasta que no se hizo visible por imperativo legal al tener que acudir al juzgado a declarar, nada se sabía de ella. Su nombre aparecía constantemente en el sumario, pero no tenía presencia física y sus respuestas, un tanto provocadoras, la convirtieron en el centro de atención. La secretaria fiel y asistente personal del duque se envalentonó en aquella primera declaración y contestó con una sorprendente respuesta para justificar a su jefe: “¿Quién no tiene dinero fuera? ¿Qué hay de malo en tener una cuenta en Suiza? ¿No es lo mismo Suiza que Zaragoza?”. Y se quedó tan tranquila, seguramente porque no imaginaba que la infanta Cristina acabaría también imputada como Iñaki Urdangarin.

Las situación ha cambiado y, seguramente bien aconsejada, esta vez ha sido más cauta y ha dejado la ironía (en su día la catalogaron de prepotente) para otro momento que no sea el procesal. Esta vez, al no estar presente Iñaki Urdangarin, tampoco le pudo decir, como hizo en Barcelona, “tú reza un Avemaría para mí y así estoy más tranquila”. Cuquerella es muy religiosa y de ahí la petición al exduque.

Iñaki Urdangarin declarando ante el juez por el caso Nóos (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Iñaki Urdangarin declarando ante el juez por el caso Nóos (EFE)

En realidad, Urdangarin y la infanta Cristina han mantenido con ella una relación muy estrecha, que iba más allá de la normal entre empleada y empleador, como ahora ha querido demostrar en su testifical. En 2007 se convirtió en la secretaria del yerno preferido del Rey emérito cuando este trabajaba en Telefónica. Aunque el conocimiento venía de lejos. La infanta Cristina y Julita compartieron el patio del colegio Santa María del Camino de Madrid, igual que sus hermanas Sol y Olga. Esta última también trabajó para Urdangarin, recopilando información para los dosieres que luego presentaba a las empresas que requerían sus servicios de consultoría.

Por lo tanto existía con anterioridad un conocimiento y relación con la infanta que seguramente fue definitivo para que Julita se convirtiera en la persona de confianza de su marido. Una fraternidad consolidada a través de los años al compartir no solo horario laboral con el duque, sino también actividades y celebraciones familiares conjuntas. Antes de convertirse en la persona de confianza de los Urdangarin Borbón, Julita trabajó en el colegio del Opus Dei La Farga. Al cabo del tiempo le rescindieron el contrato.

La infanta Cristina en el colegio Santa María del Camino de Madrid (Casa Real) © Proporcionado por Vanitatis La infanta Cristina en el colegio Santa María del Camino de Madrid (Casa Real)

Madre de siete hijos

Julita es la cuarta de siete hermanos –María Jesús, Vicente, Alicia, Sol, Olga y Marcial– y su padre, Vicente Cuquerella Jarillo, fue vicealmirante de la Armada. Pertenece a una familia de clase media. Estudió filología inglesa y se casó el 23 de julio de 1998 con David MacManus, de nacionalidad irlandesa, en la Basílica Pontificia de San Miguel, en Madrid. El convite lo celebraron en la Cámara de Oficiales de la Armada. MacManus, profesor en IESE de Barcelona, y Julita tienen siete hijos. Hace 18 años, ni la infanta, que no ejerció de testigo nupcial, ni el resto de invitados imaginaban que años después el nombre de la novia formaría parte del sumario donde su compañera de colegio y el marido serían imputados.

El apellido Cuquerella tendría también implicaciones en la divulgación de las primeras imágenes de la infanta Cristina declarando ante el juez Castro antes de ser imputada. Ese material se distribuyó a través de la empresa Wouzee Madia, propiedad de Marcial Cuquerella, hermano pequeño de Julita. Aunque se esperaba la filtración de la presencia de la hija del Rey en la sala de vistas, fue una sorpresa que la grabación de cinco minutos y las fotos tuvieran de soporte la productora de Cuquerella.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon