Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kike Sarasola declara ante la justicia italiana por el caso Biondo

Vanitatis Vanitatis 22/02/2016 Andrés Guerra

Este lunes, los fiscales italianos Calogero Ferrara y Claudio Camilleri aterrizan una vez más en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Y será la tercera por motivos profesionales. Acuden directamente a los juzgados de Plaza de Castilla, donde un juez español supervisará nuevos interrogatorios en relación con la muerte de Mario Biondo. Como adelantaba Vanitatis, la fiscalía de Palermo instruye su propia investigación acerca de las circunstancias en que fue hallado el cadáver del cámara, casado entonces con la presentadora Raquel Sánchez Silva. Y no tienen nada que ver con el “suicidio de libro” con que se cerró el caso en España. Por contra, allí se baraja la hipótesis del homicidio.

En esta ocasión están llamadas a declarar cuatro personas que, por distintos motivos, no pudieron hacerlo en la anterior visita de la legación judicial italiana, el pasado 18 de enero. Se trata de un operador de cámara amigo del fallecido, el representante de la presentadora, la redactora y guionista Marian Otero y el empresario hotelero Kike Sarasola, íntimo amigo de Sánchez Silva.

El empresario Kike Sarasola en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis El empresario Kike Sarasola en una imagen de archivo (Gtres)

Parecen obvias las razones que llevan a los fiscales a desear recabar más información del compañero de oficio de Biondo y del representante de su viuda. Ambos conocieron bien a Mario pero, ¿qué razones habría para que quieran hablar con Otero y Sarasola? En el caso de la primera, afirmó en Twitter conocer cierta información indecorosa que jamás ha salido a la luz: “Hay muchas cosas detrás que si se hacen públicas será un escándalo (…). Una amiga mía pudo leer el informe y flipas lo que pone. La reputación de ella se hunde si se sabe todo lo que hay”, decía en conversación con la periodista Amalia Enríquez. ¿Se trataba de un farol o conoce Otero algún dato que pueda arrojar luz sobre la muerte de Biondo?

Reproducimos a continuación la conversación entre Marian Otero y Amalia Enríquez a través de Twitter:

© Proporcionado por Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis

Los motivos de la testifical de Sarasola son parecidos. Ciertos comentarios en un foro de Internet, un mes después de ser hallado el cuerpo de Mario, fueron recopilados y presentados por la familia del cámara a la fiscalía de Palermo: un usuario afirmaba que la presentadora no viajó la noche del 29 de mayo de 2013 a Plasencia para visitar a un familiar el día siguiente sino que estuvo en una fiesta que dio el empresario en su casa de la urbanización La Finca. Ese es el motivo de su citación. Una afirmación anónima difícilmente verificable y sin relación con la muerte del cámara, en cualquier caso, pero que los fiscales desean aclarar.

Los padres y la hermana de Mario Biondo en su funeral (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Los padres y la hermana de Mario Biondo en su funeral (Gtres)

Los Biondo no viajarán esta vez a Madrid. Como explicábamos la semana pasada, han sido condenados por una falta de vejaciones tras una demanda que Sánchez Silva interpuso contra ellos. Desde Italia, Santina D’Alessandro, madre de Mario, contesta muy serena: “Raquel no ha entendido que para nosotros esa condena no es un problema. Tenemos otras cosas en que pensar: ella está interesada en su imagen; nosotros, en encontrar a los asesinos de mi hijo”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon