Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kramer contra Kramer: este es el ‘pitbull’ de los divorcios millonarios

Vanitatis Vanitatis 11/09/2016 Mayka Paniagua

'The New York Times' lo describe como el “abogado matrimonialista más poderoso”. La revista 'Town&Country' dijo de él que era “peligroso”. Y fue más allá: “Cohen es el Olimpo de las separaciones vips”. Con esta suma de calificativos les presentamos a Robert Cohen, el letrado cuyo número marcan los poderosos y millonarios americanos de la 'city' cuando quieren poner punto y final a sus relaciones y desplumar a sus exparejas. Michael Bloomberg, cuando solo era un millonario hombre de negocios y aún no se postulaba para alcalde de Nueva York, se puso en sus manos. Christie Brinkley, al separarse de Billy Joel, tocó su puerta. También Tommy Mottola o Grace Hightower, los ex de Mariah Carey y Robert de Niro.

Fue el ángel de la guarda de Ivana Trump cuando le dijo adiós a Donald Trump, hoy candidato republicano a la presidencia de los EEUU. Chris Rock, Uma Thurman, Ellen Barken y Pamela Duff son otras de sus clientes. La última de su lista es Athina Onassis. La tregua en el divorcio de la griega con Doda Miranda ha durado lo que los Juegos Olímpicos. Hace unos días conocíamos que la millonaria le ha impedido el acceso a Cornetto K., el caballo con el que compite. “Triste, muy triste llegar a mi lugar de trabajo y no poder tocar a mi mejor amigo Cornetto K. Ni siquiera puedo darle una manzana. Tiene seguridad las 24 horas. ¿Cómo puede? Espero que se haga justicia y volver a montarlo”, se lamentaba el jinete en Instagram. Esta primera medida tiene sin duda la huella del célebre abogado y hace pensar que la batalla legal será ‘made in Robert Cohen’: ardua y sucia. Pero ¿quién se esconde detrás del abogado de las superestrellas?

Robert Stephen Cohen © Proporcionado por Vanitatis Robert Stephen Cohen

Norman Sheresky, otro célebre letrado y uno de sus adversarios más frecuentes en las salas judiciales, lo definió en una ocasión como un hombre “suave, fuerte y lleno de recursos que consigue con estilo que los jueces hagan lo que él quiere”. Desagradable, según algunos. Despiadado. Intimidatorio. Poderoso, imperturbable, firme... No muy alto, 77 años, pelo blanco, mirada suspicaz tras sus gafas redondas y casi siempre embutido en un impoluto traje de rayas, su imagen dista mucho del letrado que encarna Pierce Brosnan en 'Laws and Atraction'. Sus tácticas no tanto y, como el de ficción, también ha sucumbido al amor.

Su primer matrimonio duró un año. El segundo le ocupó 22 años y le dio tres hijos. El tercero parece el definitivo. Dicen que Stephanie Stiefel, una asesora financiera 20 años menor que él, es la culpable de su ‘humanización’. “Le hizo sentir. Ella le ha descubierto una nueva forma de ver las relaciones'', dijo su agente literario durante la promoción de su libro 'Diferencias reconciliables. Siete consejos para permanecer juntos de un abogado matrimonialista'.

El hijo de un taxista de Brooklyn

Hijo de un taxista que se crió en Brooklyn, con 15 años sufrió la pérdida de su madre por un cáncer de mama. Años después confesaría en una entrevista al 'New York Times' que cuando “su madre murió, su padre quedó catatónico. Me quedé solo”. Se licenció en Derecho mientras trabajaba de camarero y de lo que salía para pagarse los estudios. Con las metas muy claras, inició su carrera en el despacho Roy Cohn. “Yo quería estar en la acción, y Roy Cohn era la acción. Descubrí lo que significaba trabajar allí en mi segundo día de trabajo cuando el señor Cohn me llamó a su apartamento de Park Avenue y comenzó a darme indicaciones desde la bañera. Me senté en el inodoro, y tomé notas”.

Así se inició una carrera fulgurante que no ha dejado de encadenar un éxito tras otro. En 1969 dejó el despacho para convertirse en el socio de otra empresa, y en 1984 fundó Cohen Clair Lans Greifer Thorpe y Rottenstreich LLP que preside. En la web del despacho dan buena rienda de su eficacia, sus soluciones creativas y su ‘altísima’ reputación. Los premios a la excelencia les preceden. Son uno de las mejores firmas en Nueva York, y no lo esconden.

Hecho a sí mismo, ha logrado consolidar su marca como su creación más perfecta. Tiene una larga lista de victorias. A Carey Lowel le consiguió la mitad de los bienes de Richard Gere. “Quiere la ‘justa’ mitad de sus pertenencias porque dejó su carrera de modelo por él”, dijo. Para Ivana Trump logró 18 millones de euros y diversas propiedades. Subió al estrado a Peter Cook, el marido de la exmodelo Christie Brinkley, y no cesó en su interrogatorio hasta que el arquitecto reconoció que tuvo relaciones sexuales con su amante adolescente en la oficina y que después le pagó 300.000 dólares para mantener su relación en secreto.

Carey Lowell se llevó la mitad de los bienes de Richard Gere. (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Carey Lowell se llevó la mitad de los bienes de Richard Gere. (Gtres)

Ante los medios de comunicación, entre los que se mueve con habilidad, Cohen dijo que el arquitecto gastó unos 3.000 dólares mensuales en webs de pornografía en internet. “Ese es el hombre que ha venido a esta corte a pedir la custodia de su hijo de 13 años y su hija de 10”, sentenció. Cohen conoce bien el efecto de airear la vida personal de sus clientes y no duda en usarlo. Él mismo ha reconocido alguna vez que “el proceso de divorcio es caro y horrible. Se cuenta su vida íntima, sus hábitos personales… cosas que nadie espera que se sepan. Sus niños quedan traumatizados. Deberían pensar más iniciar este tipo de procedimientos”. Y sabe de lo que habla. Su segundo divorcio duró cuatro años. Margery Rubin, su segunda exmujer, le paró los pies en los tribunales con un testigo que evidenció cómo trató de ocultar sus bienes para evitar un reparto que podría perjudicarle. Rubin no hizo nada más que poner en práctica sus consejos y asestarle el golpe final con un buen ataque, justo lo mismo que suele hacer el reputado letrado. Y es que más de 20 años casada con el abogado más despiadado (y son sus propias palabras) fue, al final, su principal arma.

Manual para no divorciarse

Si Donald Trump juega a promocionar su bravuconería, Cohen lo hace con su fama de superestrella. Dicen las malas lenguas que acostumbra a alargar los juicios con peritos costosos para engordar sus honorarios millonarios. Pero, ironías de la vida, entre tanto trapo sucio aireado Cohen ha escrito un libro que lleva por título 'Diferencias reconciliables. Siete consejos para permanecer juntos de un abogado matrimonialista'. Un pitbull en las salas de tribunales. Un alma reconciliadora en la biblioteca.

En su libro empieza diciendo a las parejas que piensen en seguir juntos y que un mal matrimonio es siempre mejor que un mal divorcio. “Yo tengo éxito si ayudo a las personas a seguir casados, y eso es una gran satisfacción para mí”, asegura.

Y para finalizar hablemos de otro de sus mayores logros. Y no es su apartamento de Manhattan ni los millones en su cuenta sino su título de profesor de Derecho. Sí, han leído bien. Todos los lunes en el semestre de otoño coge el tren que le lleva a la Universidad de Filadelfia y regala a 33 estudiantes lecciones magistrales que bien podrían llevar un título propio de una película como 'Anatomía de un divorcio' por las que cobra 5.000 dólares por semestre. La cifra es insignificante para él si la comparamos con lo que dona al año a la Escuela de Leyes o a sus honorarios como letrado. Este trabajo surgió de forma inocente durante una visita a uno de sus hijos al campus. Quédense con un dato. En el temario hay una lección denominada "Consideraciones especiales para el cliente ‘celebrity’", en la que se recomienda leer el caso Trump contra Trump que bien podría recordarnos a la película Kramer contra Kramer.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o 'tablet' y no te pierdas la actualidad de la televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon