Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La última fiesta del príncipe Harry (y Suki Waterhouse y Cara Delevingne presentes)

Logotipo de Zeleb.es Zeleb.es 03/02/2016 zeleb.es
el-principe-harry © zeleb.es el-principe-harry

Aunque Harry ya no es el príncipe gamberro y descarado de antaño, dice el dicho que el que tuvo retuvo… y ahora acaban de ver la luz las fotos de su juerga más reciente.

Pero la noticia no está en el cuándo, que por cierto fue hace algo más de un mes, ni en el dónde (en Londres); sino en el grupo de impresionantes chicas que acompañaron al hijo pequeño del príncipe Carlos de Inglaterra.

Cara Delevingne, Sienna Miller o Margot Robbie se pasaron por allí, aunque fue la modelo Suki Waterhouse, la anfitriona del sarao, la que ocupó todas las atenciones del príncipe (¿pero no había caído rendido a los encantos de Olimpia de Grecia?). 

harry-de-inglaterra-de-fiesta-con-cara-delevingne,-suki-waterhouse-y-cia. © Proporcionado por Zeleb.es harry-de-inglaterra-de-fiesta-con-cara-delevingne,-suki-waterhouse-y-cia.

Lo cuenta el diario británico de The Sun, que asegura que el royal no tenía ojos para nadie más: "Harry parecía completamente interesado en hablar con Suki. Ella estaba muy animada mientras él disfrutaba del ambiente como un espíritu libre. Todo el mundo estaba hablando de cómo Suki y Harry parecían mantener una relación particularmente estrecha y hubo quien se atrevió a decir que se trataba del inicio de un romance", contaba un testado al citado medio.

En cualquier caso, lo único cierto, a juzgar por las fotos que se han hecho públicas ahora, es que todos se lo pasaron estupendamente. Ataviado con una gafas verdes y una gorra, Harry no dudó en posar en un improvisado fotomaton con Cara, Suki y Cía.

Nada que ver esta inocente reunión entre amigos con las fiestas que el príncipe protagonizaba en el pasado, cuando traía por la calle de la amargura a todo el Palacio de Buckingham. 

Para alegría de su abuela, Harry ha cambiado y ya no se desnuda (o se disfraza de nazi) a las fiestas a las que acude. Ahora sólo se pone una inocente gorra y unas gafas verdes. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Zeleb

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon