Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La última y dura decisión de la princesa Magdalena de Suecia

Vanitatis Vanitatis 11/12/2015 Núria Tiburcio

El perro es el mejor amigo del hombre, también para los miembros de la realeza. Esta misma semana,la princesa Magdalena de Suecia ha tenido que vivir un momento muy doloroso al despedirse de Zorro, su perro de 10 años de la raza parson russell, una variedad del jack russell. El can fue un regalo que la hija del rey Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia recibió con motivo de su 24 cumpleaños. Fue un presente que le hizo su entonces novio, Jonas Bergström, con quien después protagonizó una polémica ruptura sentimental que la llevó a abandonar Suecia e instalarse en Estados Unidos.

Desde 2006, Zorro se convirtió en el gran acompañante de Magdalena. Sin embargo, ahora la princesa ha tenido que tomar una durísima decisión: sacrificarlo. Tal como ha comentado Ulrika Näsholm, una de las portavoces de la casa real sueca, “Zorro enfermó en estos últimos meses y a la princesa Magdalena no le quedó más remedio que tomar una difícil decisión”. Según han comentado algunos allegados a la hija de los reyes, la princesa estuvo reflexionando sobre qué hacer cuando le comunicaron que su perro había enfermado y que no había solución. Finalmente, Magdalena prefirió que Zorro no sufriera más.

Durante estos más de diez años juntos, Magdalena y Zorro jamás se han separado y el perro ha vivido siempre con su dueña. Cuando en 2009 la princesa decidió mudarse a Nueva York, Zorro se fue con ella. Hay cientos de imágenes de la princesa y Chris O'Neill paseando por Central Park con el can. En 2013 se les unió la princesa Leonore, quien a sus casi dos años no ha sido muy consciente de la marcha de Zorro. Tras la decisión del matrimonio de mudarse a Suecia, Zorro regresó a su tierra, pero por poco tiempo. Este septiembre volvía a trasladarse, esta vez a Londres. La capital británica ha sido su última residencia.

Magdalena y Chris paseando con Leonore y Zorro por Central Park (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Magdalena y Chris paseando con Leonore y Zorro por Central Park (Gtres)

Perros reales

Quienes también mantienen una estrecha relación con su perro sonlos duques de Cambridge. Guillermo y Kate tienen un cocker spaniel negro llamado Lupo con el que asisten a algunos actos oficiales. Asimismo, Lupo suele aparecer en las imágenes oficiales de la familia. También las hijas de los reyes de Holanda están siempre pendientes de Skipper, el labrador negro de la familia. Amalia, Alexia y Ariane mostraron el gran cariño que le tienen a su mascota en el tradicional posado veraniego del año pasado.

Los duques de Cambridge junto a George y Lupo © Proporcionado por Vanitatis Los duques de Cambridge junto a George y Lupo

Otra 'royal' que no se despega de su perro es Mary de Dinamarca. La princesa de origen australiano y Ziggy, un precioso border collie que acogió nada más casarse, están siempre juntos: hacen deporte, posan en fotografías oficiales… Los príncipes daneses han inculcado ese amor por los animales a sus cuatro hijos y no dudan en mostrarlo en cada aparición. Asimismo, y tal como anunció 'Vanitatis' en primicia, la princesa de Asturias recibió un labrador negro como regalo de su primera comunión.

La princesa Mary junto a Ziggy (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La princesa Mary junto a Ziggy (Gtres)

Descarga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon