Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La cara de pocos amigos de la Reina Letizia durante la Apertura de la Legislatura

Vanitatis Vanitatis 17/11/2016 Núria Tiburcio

La Apertura Solemne de la XII Legislatura en el Congreso de los Diputados nos ha dejado un sinfín de anécdotas como el no aplauso de los miembros Podemos o la equivocación de Ana Pastor cuando Felipe VI iba a terminar su discurso. Sin embargo, el otro gran tema de esta jornada tiene que ver con la Reina y la cara de pocos amigos que llevó durante todo el acto. Desde que se bajó del Rolls Royce a las 12:00 horas de la mañana de este jueves, Doña Letizia lució un rostro serio y el ceño fruncido, como si le ocurriera algo o estuviera enfadada. 

La Reina tras el discurso de Felipe VI © Proporcionado por Vanitatis La Reina tras el discurso de Felipe VI

[Pincha aquí para ver todas las imágenes de la Apertura Solemne de la XII Legislatura con Felipe VI y su familia]

Su cara seria se agravó cuando hizo su entrada en el hemiciclo. La esposa de Felipe VI no esbozó ni una media sonrisa en el tiempo que duraron los discursos de Ana Pastor y de su marido. Se la vio apagada, distante y con la mirada perdida. Eso sí, estuvo muy pendiente de sus hijas, a quienes mandaba cuando tenían que empezar a aplaudir y cuando tenían que parar. Ni siquiera sonrió ni cambió su gesto cuando el Rey acabó su intervención y la miró en busca de complicidad y de apoyo.

Doña Letizia, atenta a sus hijas durante le discurso de Felipe VI © Proporcionado por Vanitatis Doña Letizia, atenta a sus hijas durante le discurso de Felipe VI

El mal disimulado enfado de la Reina no pasó desapercibido para nadie y en las redes sociales se escribieron varios comentarios acerca de ello. Algunos usuarios de Twitter aseguraban no entender la cara de Doña Letizia y se preguntaban qué le ocurría, aunque casi todos se decantaban por la opción de que no se sentía demasiado cómoda con el comportamiento de Podemos y de los partidos indenpendentistas. Sin embargo, entra dentro de su cargo el saber esconder sus emociones.

En el posterior besamanos la actitud de la Reina no varió. Doña Letizia ha saludado a los allí presentes con un escueto 'Buenos días' mientras iba comprobando que sus hijas estuvieran bien colocadas y saludaran a todo el mundo de la forma correcta. El gesto de la esposa de Felipe tan sólo se dulcificó unos instantes cuando ha saludado algunos políticos conocidos como Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, o José Margallo, ex ministro de Asuntos Exteriores. Al concluir el besamanos, la Reina hizo un pequeño corrillo con Leonor y Sofía y las acompañó a sentarse en uno de los sofás del Salón de los Pasos Perdidos. La benjamina de los Reyes parecía no encontrarse demasiado bien y Doña Letizia le tocó el cuello de forma cariñosa.

Los Reyes conversando con sus hijas (Efe) © Proporcionado por Vanitatis Los Reyes conversando con sus hijas (Efe)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

© EFE
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon