Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La casa de portada de Jesulín y María José Campanario que ha terminado en un bluf

Vanitatis Vanitatis 13/03/2016 Mayka Paniagua

Promotora Golf Fain nació un 15 de julio de 2004 con la idea de construir un campo de golf y un lujoso complejo residencial de unas 400 viviendas en el pueblo gaditano de Arcos de la Frontera. La crisis impidió terminar un proyecto que finalizó con solo 120 casas construidas y vendidas por valores que iban desde los 300.000 al millón de euros. Entre sus propietarios figuran algunos rostros conocidos, como el torero Jesulín de Ubrique y su mujer, María José Campanario, la modelo Katlyn Lacoste o el golfista Bernard Gallacher, considerado el Severiano Ballesteros escocés, además de empresarios extranjeros de gran poder adquisitivo que buscan tranquilidad y anonimato. Diez años después del inicio de este paraíso golfista la empresa quebró y se declaró en concurso de acreedores. Así empieza una historia en la que los euros se cuentan por miles y las deudas también.

Empecemos desde cero. Inicio del proyecto. “Los Mora-Figueroa promoverán con Landmark un complejo de golf”. Con este prometedor titular recogían los medios andaluces la operación inmobiliaria que iba a llevar lujo, turismo y, sobre todo, trabajo a Cádiz. Con una inversión estimada en 350 millones de euros y unas previsiones de generar 420 empleos estables, el proyecto se ejecutaría durante los siguientes diez años uniendo el empresario andaluz Fernando Mora-Figueroa Domecq con una empresa americana en cuyo 'portfolio' figuran el diseño y construcción de cincuenta exitosos campos de golf en Estados Unidos.

El complejo se extendería a 160 hectáreas de superficie en el interior de la provincia alejado de todos los complejos vacacionales. El objetivo era una lujosa urbanización solo apta para amplios bolsillos y amantes de los exclusivo. La definición en su página web no podía ser más sugerente: “La arquitectura de este campo, caracterizada por sus grandes trampas de arena, sus onduladas calles, 'greens' de generosas dimensiones, grandes lagos y arroyos serpenteantes, y su integración en el entorno paisajístico de la finca Fain, representado por la figura del olivar y las vistas panorámicas a la campiña andaluza con un espectacular telón de fondo de Arcos de la Frontera, hará que todo aquel que lo visite guarde en su memoria un recuerdo inolvidable”. Y para completar dicho paradisiaco entorno, el hotel Cortijo Fain, una emblemática construcción del siglo XVII, antigua casa señorial, renovada bajo las pautas del estilo tradicional andaluz.

Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web) © Proporcionado por Vanitatis Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web)

Una casa de portada

Portada de la revista '¡Hola!' © Proporcionado por Vanitatis Portada de la revista '¡Hola!'

Junto al campo de golf se construyeron villas y casas de lujo con prestaciones de ensueño para propietarios que buscaban tranquilidad y lujo. Ustedes pudieron ver una de estas casas hace ya muchos años en algunos medios de comunicación cuando sus dueños, Jesulín de Ubrique y María José Campanario, abrieron sus puertas a una revista. Un total de 2.000 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, con piscina, garaje, cuatro habitaciones, dos baños, dos salones (uno con chimenea que comunica con la piscina) y un espectacular gimnasio. El torero declaró haberse gastado 300.000 euros en la casa; “una ganga teniendo en cuenta que su precio inicial fue de 700.000 euros”, decía.

Imaginen otras 100 viviendas con similares características con sus respectivos propietarios, que incluso llegaron a pagar un millón de euros. Adosados y villas rodeadas de un entorno incomparable custodiado por una severa seguridad. “Hace unos años para entrar en Arcos Gardens era habitual encontrarse vigilantes armados incluso con pistola”, explican algunos propietarios que prefieren el anonimato. Ahora las viviendas apenas cuentan con protección. La empresa de seguridad que vigilaba la entrada rescindió el contrato por la insolvencia del complejo y los impagos del administrador concursal. Lo mismo ocurrió con otros proveedores. El proyecto no llegó a ejecutarse en su totalidad como el resto de las viviendas (hasta completar las 400) en un terreno urbanizable pero no desarrollado que algunos llaman Los Conejerosporque sus únicos habitantes son los conejos.

Al frente de Promotora Golf Fain estaba Fernando Mora-Figueroa, uno de los cuatro hermanos de esta poderosa familia de empresarios andaluces con negocios que comprenden agricultura, ganadería, inmobiliarias, campos de golf, bodegas y la distribución de Coca-Cola en Andalucía. Su promotora quebró a finales de 2013 y en junio de 2014 iniciaba la fase de liquidación con Eduardo Sánchez-Ramade como administrador concursal y el juzgado de lo mercantil número 1 como encargado de tramitar la liquidación. Sánchez-Ramade diseñó un plan con el objetivo de vender los activos de la empresa a un inversor interesado en mantener el mismo concepto de negocio que lograra un acuerdo con el principal acreedor financiero, el Banco Santander, a quien la promotora adeudaba unos 35 millones de euros. Hemos tratado de hablar con los responsables de la promotora pero no ha sido posible.

Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web) © Proporcionado por Vanitatis Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web)

Un plan ambicioso y difícil, como se ha demostrado con el paso del tiempo. Además del banco hay una lista de acreedores como proveedores de servicios, Fogasa, la Seguridad Social y, cómo no, la comunidad del complejo. “Nosotros somos los grandes perjudicados de los impagos”, explican. De los servicios ‘de lujo’ que les prometieron en su día apenas hay rastro. Cuando la empresa se declaró en quiebra llamaron a la puerta convencidos de que podrían llegar a un acuerdo para el pago de la deuda de la comunidad, ya que, según aseguran, las casas se compraron ‘por la confianza’ que les generaba Fernando Mora-Figueroa padre. Sin embargo, a la reunión acudió Fernando hijo para advertirles que la familia no pondría más dinero en el campo de golf.

Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web) © Proporcionado por Vanitatis Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web)

Nuevos inicios: de Arcos Garden a Arcos Golf

En 2013 el campo de golf tuvo que cerrar sus puertas, pero en meses más tarde volvía a abrir con un concepto nuevo bajo la gestión de la empresa Congest de Omar Suárez. Este empresario asturiano pretende reflotar la instalación deportiva con un concepto nuevo: un campo de golf “más asequible” con tarifas que pueden sufragar otros bolsillos y con una serie de servicios que no recuerdan al lujo anterior. En conversación con Vanitatis, asegura que el rendimiento del complejo es hoy por hoy deficitario, aunque augura un futuro prometedor. “Cuando lo cogimos las propiedades se habían devaluado y el estado del complejo era de abandono pero al ponerlo en funcionamiento se revitalizó y le dimos vida”. Los golfistas internacionales de prestigio volvieron a acudir a los torneos que se convocan habitualmente y a llenar instalaciones y villas.

Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web) © Proporcionado por Vanitatis Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web)

Sin embargo, algunos vecinos han reclamado mediante escrito al juzgado conocer el estado de las cuentas sin éxito. Se preguntan dónde va a parar el dinero que recaudan con la explotación del complejo porque, según ellos, la deuda que acumulan la empresa quebrada con la comunidad supera el medio millón de euros y los propietarios no pueden hacer frente a esas cantidades. Según el Registro Mercantil, Omar Suárez, actual gestor del campo de golf, del restaurante-hotel y del alquiler de villas, comparte sociedad de la empresa con Miguel Caparrós, un financiero de origen español afincado entre Inglaterra y Suiza cuyo hijo Alejandro es propietario de una villa y otras viviendas en el complejo y el actual presidente de este. “Esperamos que contribuya a resolver la crisis que atravesamos en el residencial”, dicen.

La aprobación de la liquidación de la empresa puede producirse en un mes. Las viviendas se han devaluado hasta el punto de que hay inmobiliarias que las anuncian por menos de 110.000 euros. Arco Golf busca una segunda época dorada lejos del esplendor lujoso inicial del resort de lujo que les vendieron.

Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web) © Proporcionado por Vanitatis Imagen de la urbanización de Arcos de la Frontera (Página web)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon