Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Casa Gran Ducal da la cara por Stéphanie de Luxemburgo tras haber sido salpicada por un escándalo financiero

¡Hola! ¡Hola! 22/02/2016 hola

© Proporcionado por Hola © Proporcionado por Hola

Un escándalo financiero en torno a una presunta estafa piramidal ha salpicado este fin de semana a la Familia Gran Ducal de Luxemburgo, después de que se haya sabido que la princesa Stéphanie, esposa del príncipe heredero Guillermo, trabajó antes de casarse para la empresa Kepha Invest, S.A. El director de esta firma ha sido detenido recientemente, acusado de haber estafado 34,6 millones de euros a 283 inversores belgas.

VER GALERÍA

-Stéphanie de Luxemburgo dirigirá un museo

-El San Valentín más dulce de los Grandes Duques de Luxemburgo


-María Teresa de Luxemburgo habla sobre la lucha de su hijo contra la dislexia

Según varios medios belgas, la Heredera luxemburguesa, en aquel tiempo solo miembro de una familia aristocrática de gran prestigio en Bélgica, habría sido utilizada como reclamo para ganarse la confianza de los inversores. La Casa Gran Ducal ha dado la cara por su Princesa, negando taxativamente que Stéphanie tuviera conocimiento alguno de la presunta malversación de la empresa, que estuvo activa desde 2007 hasta 2014.

Era el contrapunto de un cumpleaños muy feliz. Cumplió el pasado jueves (18 de febrero) 32 años, dichosos y compartidos con los luxemburgueses a través de una entrevista a la revista Télécran, en la que habla de su trabajo diario como Heredera. La Princesa, casada con Guillermo de Luxemburgo desde 2012, es desde hace poco directora del museo de arte moderno MUDAM, aspecto que sale a relucir en el reportaje: “Tenemos la fortuna de vivir en un país en el que se invierte decididamente en cultura, lo que nos permite ser capaces de tener un gran número de museos y exposiciones de gran nivel”.

La princesa Stéphanie se muestra enamorada de su labor institucional y, sobre todo, de poder conocer cada rincón de su país y a sus habitantes: “Puedo afirmar que siento el pulso del pueblo luxemburgués, que siempre nos recibe con entusiasmo”. Y, pese a que en la entrevista no hace mención alguna a si planea ser madre en un futuro próximo, sí apunta a la prioridad que para ella tienen los suyos: “Tanto para mi marido como para mí es importante encontrar tiempo para disfrutar de nuestros amigos y de nuestra familia”. La prioridad es mutua para la Familia Gran Ducal.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon