Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La chef privada de estrellas como Leonardo DiCaprio o Claudia Schiffer nos da diez ‘tips’ para llevar un estilo de vida saludable

¡Hola! ¡Hola! 27/01/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Ni siquiera había llegado a la adolescencia y, sin embargo, ya mostraba un grandísimo potencial frente a los fogones. El hecho de haber nacido en una familia ligada al mundo de la hostelería, sin duda, ayudó a la británica Sophie Michell en su decisión de dedicarse profesionalmente a la cocina. Cuatro años de estudios en la respetada escuela ‘Butler’s Whard Chef School’ y, a partir de ahí, una carrera fulgurante: estadías en prestigiosos restaurantes (entre ellos el londinense ‘Le Gavroche’, con dos estrellas Michelin); premios y reconocimientos como el de ‘Joven chef de Año’ o el de ‘Mujer más joven de Reino Unido convertida en chef executive de un restaurante’; publicación de diversos libros de cocina; aparición en programas ‘gastro’ de televisión como el popular ‘Cook Yourself Thin’ del canal británico Channel 4...

© Proporcionado por Hola

Tal era (y es) el buen hacer de esta cocinera que incluso ha llegado a ejercer de chef privado para diversas celebrities (entre ellas la supermodelo Claudia Schiffer o el actor Leonardo DiCaprio) o a cocinar en grandes eventos para royals como los príncipes Guillermo y Harry.

Al frente hoy en día de los restaurantes ‘Pont St’ (Hotel Belgraves, Londres) y ‘The Gorgeois Kitchen’ (Aeropuerto de Heathrow), Sophie es dueña de una cocina muy ecléctica, que da máxima prioridad a la calidad de las materias primas, así como a las virtudes nutricionales de los distintos alimentos.

Precisamente sobre nutrición y sobre las pautas a seguir para llevar un estilo de vida saludable nos habla Michell en estas diez recomendaciones que nos propone a continuación. A ella le funcionan así que… ¡toma buena nota!

© Proporcionado por Hola

1. Evita llegar a las comidas principales con mucha hambre
Cuando estás rodeado de comida, como es mi caso, no siempre es fácil llevar una alimentación ordenada. Sin embargo, hacerlo es algo en lo que creo firmemente. Yo suelo suelo comer bien (sin saltarme ninguna de las comidas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena). De esta forma no llegas demasiado hambriento a las comidas principales, lo cual podría provocar comer en exceso y consumir productos demasiado calóricos que es mejor evitar.

2. La importancia del desayuno
Saber que un desayuno nutritivo te espera en la cocina es un aliciente para despegarte de las sábanas cada mañana. Por las noches me preparo una papilla de cereales con copos de espelta. Así ya lo tengo listo (ya no hay excusas para salir de casa sin desayunar y achacarlo a las prisas o falta de tiempo). Un desayuno equilibrado y nutritivo es fundamental para arrancar el día con energía.

© Proporcionado por Hola

3. Apuesta por las legumbres
2016 es el ‘Año Internacional de las legumbres’, una buena excusa para introducir en tu dieta estos alimentos súper saludables. Yo soy muy fan de este tipo de productos: hago al menos una comida al día con legumbres y granos.

4. ‘Fast Food’ saludable
Comer bien de manera rápida es posible siempre y cuando tu despensa esté bien provista de ingredientes ‘listos para usar’ que sean de calidad y que puedan ser combinados con frutas y verduras frescas. Yo guardo un ‘stock’ de legumbres y granos listos para usar como lentejas o quinoa, que pueden ser mezclados con ingredientes frescos de forma muy sencilla. Una manera de comer saludable cuando no tienes mucho tiempo para cocinar.

5. Saca partido a las app
Las responsabilidades familiares y laborales hacen que a veces resulte complicado encontrar tiempo para uno mismo. Algunas aplicaciones para móvil son muy útiles para ayudarte a optimizar el tiempo y arreglártelas con los horarios frenéticos. Las suelo usar para hacer listas de ‘cosas por hacer’, organizar mi trabajo, etc.

© Proporcionado por Hola

6. ‘Snacks’ saludables, siempre a mano
Evito picar la comida que tengo cerca en las cocinas donde trabajo teniendo siempre cerca snacks saludables. Suelo picar frutos secos como nueces, queso ligero, jamón…

7. Muévete más
Ser chef es un trabajo muy activo. Invierto la mayor parte de mi tiempo en la cocina, probando recetas, trabajando con mi equipo… Estoy en constante movimiento a lo largo del día. Utilizo aplicaciones de móvil para controlar mis movimientos y asegurarme de que cumplo con los 10.000 pasos recomendados al día para estar en forma. Otros días voy al gimnasio, esto me ayuda mucho a despejar mi mente. Si no, voy a dar paseos con mi perro. ¡Es caso es moverse!

© Proporcionado por Hola

8. No te olvides del agua
Cuando estamos deshidratados nos cansamos con facilidad, nuestra piel tiene un aspecto apagado y nos sentimos apáticos. Por eso siempre llevo una botella de agua en mi bolso y tengo una mano en la cocina cuando estoy trabajando. Puedes darle un toque de sabor añadiendo al agua unos gajos de limón y lima.

9. Mímate
Para sentirme bien me consiento algún mimo de cuando en cuando: una manicura ocasional, un corte de pelo, o un masaje relajante… ¡Son realmente buenos para el espíritu!

10. Saca tiempo para los amigos y la familia
Para mí es realmente complicado sacar tiempo para los amigos y la familia con dos restaurantes que atender, pero aún así intento darle prioridad. Encontrar tiempo para disfrutar y relajarte con los tuyos hace que cuando vuelves al trabajo todo vaya mejor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon