Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La comentada ausencia de Eugenia Martínez de Irujo en un acto de Curro Romero

Vanitatis Vanitatis 20/05/2016 Paloma Barrientos

Curro Romero y Carmen Tello acudieron a la plaza de toros de Las Ventas por un motivo solidario. Todos los años en el marco de la feria de San Isidro se organiza en el espacio Tendido 11 un lugar de encuentro para el mundo taurino y para que los personajes que asisten invitados a las corridas pasen por el 'photocall' correspondiente. No fue el caso de Curro Romero y Carmen Tello, que visitaron el coso por un motivo solidario. El torero preferido de la condesa de Barcelona, madre del Rey Juan Carlos, ha donado un sombrero y una calzona -pantalón del traje de corto- que formaban parte de su colección privada para que se sortee cuando finalice la temporada festiva en un acto social cuyos beneficios irán a parar a la fundación Pequeño Deseo. Eugenia Martínez de Irujo en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Eugenia Martínez de Irujo en una imagen de archivo (Gtres)

Las papeletas se venden a 5 euros y los que participen podrán optar a esta indumentaria utilizada por el Faraón de Camas al que ya prácticamente no le quedan "vestidos de torear" porque los ha ido regalando y cediendo para actividades solidarias, como esta de Pequeño Deseo. Llamó la atención que el día de la entrega no acudiera Eugenia Martínez de Irujo, que hasta hace muy poco ha trabajado y era la imagen más visible de esta fundación. Lo dejó hace unos meses porque no podía dedicarle tiempo, ya que desde que murió su madre ella misma gestiona el patrimonio que le dejó en herencia la duquesa de Alba.

Esta fue la verdadera razón por la que no acudió y no las supuestas malas relaciones con Carmen Tello, la amiga incondicional de la duquesa que la acompañó en los buenos tiempos, pero sobre todo en los años de soledad antes de que llegara Alfonso Díez a su vida. Salvo Eugenia, que coincidió con ella una Semana Santa en Casa Pilatos en el transcurso de una procesión, ningún hijo de la duquesa ha vuelto a tener trato con Tello y Curro Romero, así como con el resto de amistades de la duquesa de Alba que tanto la cuidaron. Según se comenta en Sevilla, nunca hubo agradecimiento ni recibieron algún detalle o recuerdo por parte de los herederos. "No se portaron bien porque no hacía falta que dieran nada de valor, pero sí tal vez algo sentimental", indican a este medio.

Alfonso Díez, Curro Romero y Carmen Tello en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Alfonso Díez, Curro Romero y Carmen Tello en una imagen de archivo (Gtres)

Seguramente el día de la fiesta en la que se entregue al ganador de esta donación sí acuda Eugenia, como ya hizo el año pasado cuando se subastaron capotes de los toreros como Enrique Ponce, el Cordobés y Talavante pintados por personajes conocidos como Antonio Banderas, Sabina, Fernando Torres y ella misma.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon