Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La compleja venta del espectacular palacete decimonónico de Pascua Ortega

Vanitatis Vanitatis 28/01/2016 Ana Sánchez Juárez

Supimos de los problemas económicos que el afamado decorador Pascua Ortega tenía con sus vecinos del palacete decimonónico donde reside y tiene su estudio. Una gran vivienda situada en la madrileña calle Lope de Vega, en el barrio de las Letras, en pleno centro histórico. El zar de los zares del interiorismo, famoso por ser el decorador de la 'jet', el artífice de la mayoría de los despachos del Ibex 35, embajadas españolas en el extranjero y por elegir las luces y la decoración del recorrido de la boda de los Reyes de España en Madrid,adeudaba varios meses de comunidad, que sumaban la nada peregrina cifra de 9.800 euros. La noticia ahora no es que tiene más que saldadas las cuentas con sus cinco vecinos con los que comparte el histórico inmueble, en el que por cierto posee el 51% de la propiedad al tener 250 metros cuadrados, sino la venta de este espectacular inmueble que tantos quebraderos de cabeza le ha dado últimamente.

Pascua Ortega, en la ventana de su palacete (Decasa tv) © Proporcionado por Vanitatis Pascua Ortega, en la ventana de su palacete (Decasa tv)

Fuentes cercanas a esta publicación aseguran que el decorador está intentando vender su casa, un lugar por donde ha pasado toda la 'jet' nacional e internacional, lo que le da al inmueble un valor añadido. Y es que Pascua es famoso no solo por sus interiorismos, sino por sus sofisticadas fiestas, comidas y cenas. Organiza los sábados las denominadas 'neveras', reuniones más informales donde se termina con la comida de la semana. A él acuden porque no hay anfitrión más exquisito, que además facilita la oportunidad de codearse con la alta sociedad española en un entorno íntimo. No hay mayor privilegio 'social' que cenar en el recoleto patio de su casa con sus cuidadas mesas, rodeado de una decoración propia de un ministro de Isabel II.  

Por su mesa y mantel han pasado desde el embajador norteamericano, James Costos, y su pareja, el interiorista Michael S. Smith, hasta Gianni VersaceEmanuel UngaroAna Gamazo, Mar Flores, Nieves ÁlvarezJuan Abelló, Alberto AlcocerElena Cué, entre muchos otros, sin olvidar a Richard Gere, que fue a la casa de Ortega para cenar con su novia, la española Alejandra Silva. Eso sí, la pareja también contactó con Isabel López Quesada para decorar su nidito de amor en Madrid. Al margen de la decisión final de los Gere, dicen que Ortega maneja como nadie el arte de colocar de la manera más beneficiosa a los invitados en su mesa, que no es pequeña, ya que en esos famosos 'sábados de nevera' se han llegado a congregar hasta cien personas. Si esto, queridos inversionistas, les está abriendo boca, decirles que la casa no está en ninguna inmobiliaria y es una transacción que se está gestando 'one to one', explica una íntima del diseñador, que detalla cómo Ortega cautiva en estas cenas a todos con sus formas 'british'. "Es un privilegio recibir la invitación manuscrita del interiorista para una cena", sentencia.

Objeto de deseo de ricos venezolanos y suizos

Pero tiene algunos problemas. "El primero es que, aunque la casa es maravillosa y tiene un patio maravilloso, solo tiene dos habitaciones repartidas en 250 metros. Eso es un hándicap para algunas de las familias que lo han visto. El segundo problema es que es un edificio sujeto a una alta protección que, aunque está perfecto, no tiene fácil lo de tirar tabiques y, además, no tiene plaza de garaje. El comprador tiene que ser alguien que se encapriche del edificio, de la historia y del barrio", asegura su amiga, que afirma que él pedía seis millones de euros por los dos espacios y le han llegado a ofrecer dos por la casa.

Pascua Ortega en un fotomontaje realizado por Vanitatis © Proporcionado por Vanitatis Pascua Ortega en un fotomontaje realizado por Vanitatis

Baile de cifras: ¿dos o 12 millones de euros?

Fuentes también cercanas al diseñador aseguran que ha firmado ya un contrato de arras con una fundación de origen suizo que ha puesto sobre la mesa dos millones de euros. Pero esta publicación se ha puesto en contacto con Ortega y nos asegura que lo anterior es "rotundamente falso" y que la oferta de la entidad helvética fue de 12 millones y que "se denegó". Quienes le conocen aseguran que el diseñador tiene sobrada fama y caché profesional para poder prescindir de una casa escaparate y vivir donde quiera, "alquilar una casa frente al Retiro o comprarse un casoplón en el campo". 

Dicen que también varios ricos venezolanos y colombianos lo han visitado. Algo que no es de extrañar, ya que muchos millonarios de Venezuela se han asentado en palacetes históricos del centro de Madrid y huyen del lujo de las urbanizaciones VIP de las afueras de la capital. Uno de los pocos ejemplos que han salido a la luz es el del clan venezolano Capriles, que, tal y como avanzó en exclusiva El Confidencial, adquirió en 2014 un edificio en la calle Barquillo de Madrid, una operación a la que se sumarían otros inmuebles en las calles Príncipe de Vergara, Fernando VI o Juan Bravo.

Seguiremos atentos al posible nuevo dueño del palacete de Ortega.

Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon