Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La cuñada de Carmen Sevilla: “Su hermano se ha muerto con la pena de no poder verla”

Vanitatis Vanitatis 16/10/2016 Jose Madrid

 Este domingo cumple 86 años. Sin embargo, no todo el mundo podrá vivir ese día especial junto a ella. Hace ya casi dos años que Carmen Sevilla se encuentra en una residencia de Aravaca (Madrid). Sin embargo, son pocos los amigos que pueden visitarla. La barrera, al parecer, la impone su hijo Augusto, que filtra quién puede y quién no puede ir a ver a su madre, enferma de alzheimer desde hace varios años. Moncho Ferrer, con el que este medio ha contactado en varias ocasiones, es uno de los que no tienen problema a la hora de visitarla. “Le ha dado mucha alegría verme. Estaba muy tranquila y tan guapa como lo estaba la semana pasada”, contaba a este medio hace justo un año. En el otro lado, en el de los que hace años que no ven a la actriz, se encuentran, por ejemplo, José Manuel Parada o su cuñada, Carmen Clavijo. La mujer de su hermano Pepe, que ha fallecido este año, se ha quedado con una espinita clavada. “Se murió con la pena de no verla”, asegura esta mujer a Vanitatis desde la Málaga en la que reside.

GALERÍA: Los 86 años de Carmen Sevilla, en imágenes © Proporcionado por Vanitatis GALERÍA: Los 86 años de Carmen Sevilla, en imágenes

Clavijo tiene un recuerdo agridulce acerca de los últimos tiempos de la actriz, ya que después de enfermar, la relación quedó rota a causa de una disputa familiar. “Nuestras relaciones con Augusto (el hijo de Carmen) no son buenas. Cuando ella se puso mala, él se metió por medio y acabó por no hablarse con su tío. Yo hace por lo menos tres años que no la veo. Tengo una hija en Madrid y también le gustaría ver a su tía, pero no la dejan”, asegura Clavijo. Otro que tampoco ve nunca a la actriz es José Manuel Parada, aunque en su caso sí entiende que Augusto ponga filtros en las visitas. “No permiten que casi nadie la vea y yo no puedo forzar eso. Parece que al hijo no le gusta. Quiere lo mejor para su madre y quizá el médico le ha dicho que eso lo más positivo para ella, pero a mí me encantaría verla”, asegura.

Sevilla en la época del 'Telecupón' (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Sevilla en la época del 'Telecupón' (Gtres)

Las razones de Parada son distintas a las de Carmen Clavijo, que recuerda que, durante una época, ella y Pepe fueron “uña y carne” con la protagonista de 'Violetas Imperiales'. “Sobre todo cuando murió Vicente (Patuel). La acompañábamos en todos sus viajes, en sus galas...”. A pesar de la falta de contacto, la cuñada de la actriz sí que ha tenido alguna que otra información puntual de alguien de dentro de la residencia. Así es como está enterada de que el estado de Carmen “es malo”, ya que “hace bastante tiempo que está sedada. Nos quedaremos siempre con el recuerdo de lo que era antes de ponerse así”, asegura nostálgica. La pena de la mujer de Pepe García Galisteo se multiplica al contar que su sobrino político ni siquiera la ha “llamado para darme el pésame por la muerte de su tío”.

En su caso, esa es la cuenta pendiente que probablemente nunca podrá saldar. En el de Parada, el que Carmen sepa, aun inconscientemente, que él la ha “perdonado de corazón”después de la polémica surgida tras su deceso de 'Cine de barrio'. El periodista descubrió que ya no volvería a presentar el programa que había 'parido' en la televisión pública con un día de antelación, allá por diciembre de 2003. También que Carmen Sevilla, su amiga, iba a ser su inesperada sustituta. “Nosotros ya lo arreglamos cuando ella estaba bien de salud, pero siempre que me veía me pedía perdón. Aquello fue muy duro para mí”, rememora el periodista, que grabó un especial del programa en Venecia junto a Carmen “porque su ilusión era cumplir años allí. Poco tiempo después, me enteraba de que era la nueva presentadora del programa. A mí nunca se me llegó a explicar bien por qué me despedían”. Sin embargo, aquello ya es agua pasada y en su caso, cree que a la tonadillera “le vendría bien saber que la quiero, darle un abrazo”.

Mientras son muchos aquellos que quieren ir a verla, los que sí tienen la posibilidad de saber cómo se encuentra dan la callada por respuesta. Este medio trató de ponerse en contacto con Augusto Algueró, pero no suele coger el teléfono. Tampoco lo hace ya su mejor amigo, Moncho Ferrer, que siempre ha podido ir a verla, y casi siempre ha dicho que estaba “bien dentro de los límites de su enfermedad”. La que sigue siendo uno de los personajes más queridos de la cultura pop española permanece ajena a todo, viviendo el mal del olvido, en una residencia de Madrid, ignorante de la muerte de su hermano, de disputas familiares y de aquellos que sí pueden ir a verla, comprobando que, desgraciadamente, Carmen Sevilla ya no sabe que es Carmen Sevilla.  

Mapa vital de la vida de Carmen Sevilla (Ver interactivo) © Proporcionado por Vanitatis Mapa vital de la vida de Carmen Sevilla (Ver interactivo)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon