Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La 'exnovia' del Rey Felipe, Mencía Roca, ingresa dos días en un convento

Vanitatis Vanitatis 05/11/2016 J. Madrid

Corría el mes de junio del año 2002 y ella se convertía en una de las primeras de una larga lista. Mencía Roca de Togores, una joven sevillana de 21 años, era mencionada en la prensa rosa como la posible novia del entonces príncipeFelipe. Desde entonces, la vida de aquella chiquilla discreta de noble cuna ha cambiado de forma radical. Tanto que, hoy por hoy, ella es la portadora del título de condesa de Luna, está casada con Javier de la Rosa, hijo del famoso empresario del mismo nombre, y tiene dos hijos. Este fin de semana, esta noble relacionada con el que hoy es Rey de España ingresa en el convento de la Purísima Concepción de León. Pero que no se confunda el lector: no es que pretenda tomar los votos, ya que solo permanecerá en el lugar dos días, los suficientes para vivir en las mismas paredes en las que estuvieron sus antepasados, los primeros condes de Luna.

[Lea aquí 'Cómo es Gigi Howard, la ex del príncipe Felipe]

Monasterio de la Purísima Concepción de León (Concepcionistas.info) © Proporcionado por Vanitatis Monasterio de la Purísima Concepción de León (Concepcionistas.info)

Mencía no estará sola en su experiencia monacal, sino acompañada de su madre durante todo un plan perfectamente organizado que la llevará a quedarse allí durante dos días. A las 8 de la tarde del sábado, asistirá a una misa por los difuntos de la cofradía Santo Sepulcro que tendrá lugar en la vecina iglesia de San Froilán y el domingo será partícipe de otro acto de la comunidad religiosa: una misa del Cenobio Concepcionista. En la tarde de ese mismo día, presidirá una comida solidaria con la cofradía Santo Sepulcro-Esperanza de la Vida a favor del convento. Según informa 'León Noticias', en esa comida compartirá junto a otros comensales un cocido leonés. La intención de pasar estos dos días en los habitáculos de esta organización religiosa es que Mencía viva entre los muros en los que también estuvo la fundadora del convento, Leonor de Quiñones, hija de los primeros condes de Luna, título que ahora ostenta la joven.

[Lea aquí 'El estigma de las novias del príncipe']

Amistad estrecha con los Osborne

Mencía Roca Togores, condesa de Luna (Facebook) © Proporcionado por Vanitatis Mencía Roca Togores, condesa de Luna (Facebook)

No fue fácil para esta mujer de familia noble y bien relacionada con la

familos Osborne

(protagonizó junto a dos de sus hermanas y a las hijas de

Bertín

una sesión fotográfica vestida de flamenca para '¡Hola!') ser mencionada en la prensa como la novia del hijo de

Don Juan Carlos

. Hasta

Jaime Peñafiel

escribió para echarle un cable y apartarla de la rumorología en torno a su presunto noviazgo con

Felipe

. “A mí me han dicho el nombre, pero no lo haré público hasta que esté completamente seguro. Se trata de una joven española, del sur, con título nobiliario de baja intensidad, pero no es hija del conde de Luna”, aseguraba el periodista en 2002 . El padre de la propia

Mencía

también juró y perjuró que

Don Felipe

no salía con su hija, aunque siempre quedaron las dudas, dada la amistad estrecha de los dos jóvenes. Si los

condes de Luna

se apresuraron a desmentir que su primogénita estuviese relacionada con el hijo de

Don Juan Carlos

y

Doña Sofía

, no ocurrió lo mismo con ella, que no abrió nunca la boca para decir una sola palabra acerca del que hoy es

Rey de España.

Cuentan los que la conocen que la condesa de Luna nunca entendió el interés mediático en torno a ella, que también se sorprendió cuando vio en las revistas las fotografías de su boda, celebrada el 10 de septiembre de 2005 en el convento de Santa Paula en Sevilla. Quizá no era consciente de que se casaba con el hijo de uno de los empresarios más importantes del país, que iba vestida de novia por el diseñador Roberto Diz y que a su enlace acudían invitados tan ilustres como Jaime de Marichalar. Es decir, había razones suficientes para que sus nupcias formasen parte de las páginas de la prensa del corazón. Apenas un año antes, sus padres, Manuel Roca y Cristina Lora, habían asistido a la boda de los príncipes de Asturias. O sea, que habían confirmado la buena sintonía con la familia Borbón.

Y es que la XXIV condesa de Luna siempre ha preferido que el protagonismo lo tuviesen sus progenitores y no ella. Su padre, ya fallecido, se dedicó de por vida al regadío y la agricultura y fue presidente de la Comunidad de Regantes del Valle del Guadalquivir. También fue un empresario que formó parte de los consejos de la Caja Rural de Sevilla o de empresas andaluzas como Cruzcampo. Cuando murió, la ciudad de Sevilla de otorgó la medalla de oro, prueba de lo querida que es la familia en Sevilla aunque para el resto del país sean prácticamente unos desconocidos.

Años después de su presunto amor con Felipe VI, Mencía cumple con sus obligaciones nobiliarias, encargándose de un título que data del siglo XV y que este fin de semana la ha llevado a ingresar en un convento. Y lo más seguro es que pocos de los que allí habitan recuerden que una vez, hace mucho tiempo, ella fue una de las principales candidatas a ser princesa de Asturias.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon