Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La extraña ausencia Sergio Álvarez en Casas Novas, el territorio de Amancio Ortega

Vanitatis Vanitatis 14/12/2015 M. Bolonio

Cuando Sergio Álvarez Moya acudió a competir a Casas Novas el pasado mes de julio el clima que reinaba con la que había sido su familia política fue de perfecta armonía. Los otrora consuegros, Julio Álvarez, padre de Sergio, y Amancio Ortega charlaban distendidamente y jugueteaban con el pequeño Amancio en la finca del magnate textil como si los problemas entre sus respectivos hijos nunca hubiesen existido. Por entonces Marta y su exmarido mantenían una relación más allá de lo cordial y la sombra de reconciliación planeaba sobre ellos día sí y día también. Sin embargo, cinco meses después, en la última edición del concurso gallego celebrada este fin de semana, no ha habido ni rastro del avilesino. El jinete decidía (por voluntad propia o no) no acudir a Arteixo para saltar en Ginebra y su ausencia se convertía en una de las más sonadas de la edición. Por primera vez en mucho tiempo el mejor jinete español se perdía uno de los circuitos más famosos y prestigiosos de su país, el Gran Premio Longines de Casas Novas.

Amancio Ortega y Julio Álvarez, padre de Sergio, con su nieto Amancio (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Amancio Ortega y Julio Álvarez, padre de Sergio, con su nieto Amancio (Gtres)

Entre la edición estival de Casas Novas y la del pasado fin de semana, muchas cosas han cambiado para Marta Ortega y su exmarido. Sobre todo en lo personal. Actualmente, el jinete mantiene una relación sentimental con la modelo Chalotte Murray, con la que ya se deja ver en público y que para algunos podría haber sido el factor que hizo inclinar la balanza hacia Ginebra cuando Sergio no tenía claro dónde competir. “El clima con los Ortega es ahora de cierta tensión y ante la posibilidad de que Sergio pudiera acudir con su nueva novia le invitaron a que no fuera”, deslizan a Vanitatis fuentes del entorno del deportista avilesino.

Sergio Álvarez y Marta Ortega con su hijo Amancio en junio de 2015 (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Sergio Álvarez y Marta Ortega con su hijo Amancio en junio de 2015 (Gtres)

Lo cierto es que aunque el nivel de los jinetes era algo superior en Ginebra (por una cuestión geográfica, explican fuentes del sector), muchos aficionados a la hípica han contemplado con sorpresa la presencia de Sergio en Suiza, ya que en Casas Novas “tenía muchas más posibilidades de ganar”. Eso, unido a que el pesetero (el dinero que obtienen los ganadores en las pruebas) era mucho más alto y que, obviamente, los costes de trasladar sus equinos a Galicia serían mucho menores para Álvarez, han hecho saltar las alarmas de por qué Sergio no ha estado en Arteixo en esta ocasión. “Para sus caballos es más fácil saltar en un escenario conocido, como es el picadero de Casas Novas, que en Ginebra y además tenía ya sus caballos matriculados en Arteixo”, aseguran a este medio otros saltadores extrañados.

De hecho, estos saltadores pensaban que la ausencia de Sergio en el concurso de su exsuegro se debía a que quería dar descanso a sus caballos, una teoría que se desvaneció, obviamente, al verlo competir en Ginebra.

Otras ausencias destacadas

Pero la de Sergio Álvarez no ha sido la única ausencia del Casas Novas del pasado fin de semana, aunque sí la más inexplicable. Entre los jinetes habituales de este concurso famoso estaban casi siempre Cayetano Martínez de Irujo y Álvaro Muñoz Escassi. El primero no acudió por motivos médicos (fue operado de urgencia hace unas semanas) y el segundo porque ha aceptado una oferta de trabajo en Dubai, donde se está haciendo cargo de los caballos de un importante jeque árabe.

Quien sí participó, pero no con demasiada fortuna, fue la heredera del imperio Inditex y anfitriona del concurso, Marta Ortega. La amazona tuvo una aparatosa caída en una de las pruebas que la obligó a ser hospitalizada durante unas horas. Su accidente se quedó solo en un susto, pero la impidió seguir concursando.  

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon