Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La extraña primera comunión de las hijas de Tita Cervera

Vanitatis Vanitatis 30/05/2016 Paloma Barrientos

Carmen y Sabina, las hijas de la baronesa Thyssen, no han tenido una primera comunión como el resto de sus compañeros del colegio andorrano al que acuden desde que su madre se instaló en el principado. La celebración religiosa estaba prevista para este lunes 30, pero una vez que Vanitatis desveló la noticia, Carmen Cervera decidió cambiar la fecha del lunes al sábado para que no hubiera prensa. Y como lo pensó lo hizo.

El problema era convencer al sacerdote, con razones de peso, para que oficiara la liturgia religiosa con tanta premura y en casa. La explicación que dio la baronesa al oficiante era que quería para sus hijas una ceremonia íntima, sin prensa ni curiosos, y que eso no era posible al haberse filtrado el día. El único medio presente sería la revista Hola, con quien la madre había pactado la exclusiva. Así ha sucedido en otras ocasiones, cuyos posados han servido para ver cómo crecen las mellizas, aunque sin la presencia de Borja, Blanca y los cuatro hijos, que son la única familia que tienen las niñas. Al reducido grupo hay que sumar la presencia del chef Guillermo Cervera, sobrino de Tita Cervera, ahora director artístico del futuro museo andorrano.

La última vez que posaron juntos fue en el bautizo de Kala (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La última vez que posaron juntos fue en el bautizo de Kala (Gtres)

Pero si raro fue este cambio de fecha, más aún las versiones que se han dado sobre la ausencia de amigos y familiares tanto a la ceremonia como al posterior convite. Según Carmen sí invitó a su hijo, nuera y nietos con suficiente antelación para que se reservaran esas fechas que incluía el fin de semana, como ha explicado en exclusiva a Vanitatis. Sin embargo, las aclaraciones que dan los Thyssen Cuesta difieren totalmente: “No tenemos por qué mentir. Si hubiéramos estado invitados habríamos acudido todos. No lo ha hecho, pero que nadie se preocupe porque no nos vamos a enfadar". Incluso Blanca, que siempre tiende puentes, aseguraba que "la relación de Borja con su madre sigue siendo buena. Después de ver la noticia en Vaniatis nos comento que sentía que nos enteráramos así, pero que prefería hacer algo con ellas solo". Y efectivamente tampoco quiso que el padre biológico Manolo Segura y su mujer se trasladaran a Andorra cuando son fijos de la mayoría de reuniones familiares.

Finalmente Borja ha pasado el fin de semana en Andorra tras regresar de Londres, donde se encontraba solucionando varios asuntos privados. Es muy probable que la capital inglesa sea el destino donde se instalen los Thyssen Cuesta y sus niños el curso que viene. “Borja es muy tranquilo y prefiere evitar encontronazos con su madre. Esta vez tampoco ha discutido y considera que si su madre quiere organizar la primera comunión de sus hermanas de una forma casi clandestina es su decisión", explican a Vanitatis.

A falta de familia lo que si tuvieron Carmen y Sabina fue un traje de comunión exclusivo hecho a medida.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.  

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon