Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La familia Rabat, tranquila tras el registro policial de su joyería

Vanitatis Vanitatis 29/06/2016 Paloma Barrientos

Este martes, a las diez de la mañana, los Mossos d'Esquadra y agentes de la Agencia Tributaria entraban en varias joyerías de Barcelona (Rabat, Rolex y Colomer) en una operación dirigida contra una banda de ciudadanos de origen chino que se dedicaban -según la información policial- a extorsionar a compatriotas. La relación de estas mafias y la visita a las joyerías tenía que ver con la compra por parte de los supuestos delincuentes de relojes de lujo y otros objetos que luego a su vez vendían o se intercambiaban como regalo.

Una de las visitas realizadas por la policía autonómica ha sido a la joyería de la familia Rabat, considerada como una de las más importantes en Barcelona tanto por sus ventas como por su imagen mediática. Hace unos meses fue la propia Isabel Preysler el reclamo para la imponente inauguración del local, ubicado en la Casa Codina, un emblemático edificio situado junto a la Pedrera en el paseo de Gracia.

Rosa Mairal, Jaime de Marichalar y Esteban Rabat (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Rosa Mairal, Jaime de Marichalar y Esteban Rabat (Gtres)

Tres horas después, y una vez realizado su trabajo, los Mossos abandonaron la joyería con los datos informáticos, la documentación que consideraron oportuna y sin detenciones de ningún tipo. No fue necesario la presencia del dueño, Esteban Rabat, ni de ningún miembro de la familia. Sí estaba Paco Caro, responsable de comunicación de la firma, que ha explicado a Vanitatis cómo sucedió la intervención policial y cómo se encuentran los propietarios.

“Esteban (Rabat) está tranquilo, en casa. Por el momento no hemos recibido más información. Ha sido una operación policial que investiga a la mafia china y sus guerras y nos ha pillado de rebote. Lo que nos han dicho es que había una redada en dieciocho sitios a la vez entre pisos y las tres joyerías. Es cierto que ha tenido más repercusión al salir el nombre de Rabat porque es la más conocida de Barcelona y donde compra todo el mundo. Hubo una orden de registro y lo que estaba buscando la policía era el rastro de los compradores de relojes de grandes firmas porque parece que se los regalaban entre ellos. Querían saber quiénes los habían comprado. Se ha buscado esa documentación y se les ha entregado. Una vez que la han tenido en su poder se han marchado. El interés era identificarlos y ya está. Ha sido más el ruido que las nueces porque si hubieran venido dos personas se les habría facilitado de la misma manera. Lo que yo he visto ha sido una orden general de registro para dieciocho sitios. Y lo que es, en realidad, es una guerra entre bandas. Y quiero insistir en que todo lo que han pedido se les ha facilitado”, concluye Caro.

Además de por la joyería y su amistad con Jaime de Marichalar o Isabel Preysler, los Rabat también son conocidos por uno de sus hijos: Tito Rabat, el campeón del mundo de Moto2.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon