Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Familia Real sueca celebra un 'Te Deum' en honor del bebé de Victoria y Daniel de Suecia

¡Hola! ¡Hola! 03/03/2016 hola

© Proporcionado por Hola

No se han tomado ni un respiro: en cuestión de quince horas, a lo sumo, ha nacido el bebé de Victoria y Daniel de Suecia; madre e hijo han abandonado el hospital; se ha anunciado su nombre... Oscar Carl Olof, y la Familia Real ha celebrado un Te Deum por el pequeño. Esta misma mañana Victoria de Suecia y su chico han dejado el Hospital Karolinska de Estocolmo, acompañados por el príncipe Daniel, el emocionado y sonriente papá, y por la princesa Estelle, la responsable hermana mayor, que ha recibido el mejor de los regalos por su cuarto cumpleaños. La feliz familia posó en las instalaciones hospitalarias, tras agradecer al personal médico sus atenciones, antes de poner rumbo hacia su hogar en el Palacio de Haga, donde tanto la madre como su pequeño recibirán mimos y cuidados.

VER GALERÍA

-Los príncipes Victoria y Daniel de Suecia dan la bienvenida a su segundo hijo

-La princesa Estelle cumple cuatro años y su mejor regalo está a punto de llegar


-Sofia de Suecia, radiante de rojo pasión a la espera de ser madre

Victoria de Suecia, con abrigo y pantalón oscuro, mira a cáma sin descuidar a su niña mayor, a quien sujeta por los hombros con cariño, tal vez para que no se salga del encuadre de la foto. Mientras, Daniel de Suecia, también de oscuro con abrigo y pantalón marino, lleva al recién nacido, muy tapadito de blanco y por tanto de incógnito hasta nueva presentación oficial, en la silla de coche en la que viajaría por primera vez a casa. Habrá que esperar..., tal vez sólo sea cuestión de horas, a juzgar por el buen ritmo que siempre han llevado los trámites oficiales de los nacimientos reales en Suecia, para poner rostro al nuevo miembro de la Familia Real sueca, tercero en la línea de sucesión al trono.

Ya sabemos por el primer comunicado de la Casa Real que la princesa Victoria dio a luz ayer miércoles (2 de marzo) a las 8:28 de la tarde en el hospital Karolinska de Estocolmo; que "el niño pesó al nacer 3,655 kilos y midió 52 centímetros"; que tanto la madre como el niño están bien, y que el príncipe Daniel estuvo presente durante el nacimiento. Los que esperaban alguna revelación extra en la tradicional comparecencia del papá no tuvieron esa suerte. Entonces. Su breve intervención aclaró que todo había ido "bien" y que había sido "muy rápido", señalando además que no habían conocido el sexo del niño hasta el momento de la verdad.

Pero hoy mismo se han desvelado tras la reunión del Consejo de Estado presidida en el Palacio Real por el rey Carlos Gustavo y el príncipe Carlos Felipe dos de las incógnitas que más curiosidad suscitaban: el nombre del nuevo príncipe y el título otorgado. Se llama Oscar de primer nombre (tradicional en la dinastía Bernadotte gracias a los prósperos Oscar I y Oscar II), Carl de segungo (por su abuelo y tío maternos) y de tercero Olof (forma sueca de Olaf, como el muñeco de nieve de la película Frozen, muy popular en toda Escandinavia) y ha recibido el Ducado de Skane.

VER GALERÍA

La mayor alegría (el nacimiento de un nuevo miembro de la familia) ha llegado en el momento más necesario para mitigar la mayor tristeza (la partida de un ser querido). El príncipe Johann Georg von Hohenzollern, esposo de la princesa Birgitta, hermana del rey Carlos Gustavo, y por tanto tío de la princesa Victoria, ha fallecido a sus 83 años en el hospital de Munich en el que estaba ingresado: "Mi familia y yo recibimos con gran pesar la noticia de que el marido de la princesa Birgitta, el príncipe Johann Georg von Hohenzollern ha muerto. Nuestros pensamientos están con la princesa Birgitta y sus familiares", señala el comunicado que ha enviado el Monarca.

La Familia Real sueca y la familia Westling se ha volcado en su recibimiento al pequeño, brindándole la más cálida de las bienvenidas con profusión de buenos deseos. Empezando por supuesto por los reyes Carlos Gustavo y Silvia, que estrenan este año de celebraciones felicitando a la Familia Heredera con una especial mención a la princesa Estelle: "Compartimos la felicidad de la Princesa heredera y la dicha de la princesa Estelle de dar la bienvenida a su hermano pequeño a la familia. Deseamos a la familia un tiempo maravilloso de paz y tranquilidad con gran interés por ver a nuestros nietos".



El príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofia, próximos a probar su misma felicidad como padres, han deseado al hijo de los príncipes Victoria y Daniel con todo el amor una calurosa acogida a la familia: "Esperamos con alegría que esta multitud de primos siga creciendo. ¡Estamos ansiosos de ver al nuevo miembro de la familia!". La princesa Magdalena y Christopher O'Neill también se han declarado muy felices por "la buena ventura de Victoria, Daniel y Estelle y ¡por el recién llegado a la familia! Tanto Leonore como Nicolas están deseando conocer a su nuevo primo, y todos le deseamos una cálida bienvenida a la familia".

Los Westling, familia del príncipe Daniel, también han expresado su alegría por la buena nueva. Olle y Ewa Westling, los abuelos paternos, han puesto el acento de su felicitación en lo larga que ha sido la espera y en la ayuda que no le faltará a la familia de su parte. Anna Westling Söderström, tía de la criatura, se centró en la fortuna de la princesa Estelle de tener un hermano y en el júbilo con que sus hijas han recibido a su primo nuevo.

VER GALERÍA

Te Deum
por Oscar Carl Olof
Te Deum por Oscar Carl Olof
Hoy era el día de Oscar Carl Olof de Suecia y no había hecho más que empezar. La Familia Real sueca al completo asistió al Te Deum por el nacimiento del príncipe Oscar Carl Olof, un servicio religioso de Acción de Gracias, que se celebró en la capilla de palacio. Como es tradición, sólo el protagonista de la ceremonia y su madre, la princesa Victoria, que se recuperan en el Palacio de Haga, se ausentaron. Pero no el príncipe Daniel, feliz papá, ni la princesa Estelle, que acudió con un bolso rosa muy de hermana mayor. Un acto en el que asistimos a los primeros pinitos como cuasipapá del príncipe Carlos con su sobrina, al derroche de elegancia de la siempre admirada Magdalena de Suecia, a la prácticamente cuenta atrás de la príncesa Sofía, a las confidencias entre cuñadas... Y a la felicidad de todos.

VER GALERÍA

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon