Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La hija de Publio Cordón responde a los que le acusan de romper el matrimonio de Athina Onassis

Vanitatis Vanitatis 06/06/2016 M. Bolonio

Pilar Lucrecia Cordón Muro (Zaragoza, 1973) lleva días saliendo en un tipo de prensa que no es, precisamente, la que habla de sus éxitos como amazona. Su nombre era, hasta la fecha, solo conocido entre el público aficionado a la hípica, pero verse salpicada en el 'escándalo Athina Onassis' la ha obligado a protagonizar las páginas del papel cuché, esas en las que nunca se hubiese imaginado salir. Sin embargo, las pistas que desde hace unos días adelantaba el diario 'ABC' la señalaban a ella como la causante de la ruptura entre Athina Onassis y Doda Miranda y, a partir de ese momento, comenzó a temerse lo peor. Completamente abrumada por esta exposición mediática sin precedentes para ella, Pilar ha escrito en su Facebook este fin de semana: “Mi vida está volcada en mis caballos, mi trabajo y mi familia. Son mis tres pilares”. Un mensaje dirigido al parecer a todos aquellos que, según ella, están empañando su intachable carrera deportiva.

Pilar Cordón en una imagen de su Facebook © Proporcionado por Vanitatis Pilar Cordón en una imagen de su Facebook

Hija de Publio Cordón, secuestrado por los GRAPO en 1995, y de Pilar Muro, quien se hizo cargo del legado de su marido fallecido poniéndose al frente de las clínicas Quirón, Pilar lleva montando a caballo desde que tenía 16 años. La hípica siempre ha sido su verdadera pasión y sus logros como amazona la han convertido en una de las mejores de España. Muy discreta con su vida privada, resulta una paradoja que hayan sido precisamente sus éxitos deportivos los que la han convertido en la tercera en discordia en el caso Onassis. Ella era la única española residente en Bélgica que viajó al Longines Global Champions Tour de Miami, el escenario de la supuesta infidelidad de Doda Miranda que ha terminado con su matrimonio con la rica heredera, y también una de las únicas amazonas de la élite de este deporte que, curiosamente, se perdió el concurso de Saint Tropez, uno de los más importantes del mundo, pero que estaba amadrinado por Athina.

El equipo español: Sergio Álvarez Moya, Eduardo Álvarez Aznar, Pilar Cordón y Manuel Fernández Saro © Proporcionado por Vanitatis El equipo español: Sergio Álvarez Moya, Eduardo Álvarez Aznar, Pilar Cordón y Manuel Fernández Saro

Estas y otras coincidencias llevan siendo la comidilla del entorno ecuestre varias semanas. Fuentes consultadas por Vanitatis lamentan que el nombre de Pilar suene ahora por estas cuestiones y alaban sus aptitudes como amazona. Aseguran que se trata de una mujer muy trabajadora y muy seria. Alguien que, pese a los medios económicos de los que dispone, no habría llegado lejos de no ser por los muchos sacrificios que ha hecho por este deporte. Las mismas fuentes conocen de primera mano la trayectoria sentimental de Pilar.

El pasado sentimental de Pilar

Pilar Cordón en una imagen de su Facebook © Proporcionado por Vanitatis Pilar Cordón en una imagen de su Facebook

Su primera relación consolidada conocida en el mundo hípico fue la que mantuvo durante muchos años con Alberto Honrubia. Es cierto que antes se le había relacionado con los también jinetes Rafael Tapias y David Usón, pero Alberto fue su primer novio oficial. Con él se instaló en Asturias en los años noventa después de que entre profesor y alumna surgiese el amor. Ella siempre había soñado con ir a unas Olimpiadas y Honrubia, que participó en las del año 84, se convirtió en su entrenador. Todo marchaba bien entre ellos, en lo profesional y en lo personal, hasta que la compra de un equino hizo que todo saltara por los aires. Se trataba de la yegua Australia 2000, un animal que Honrubia compró a Eric Schockemöhle por mediación de Pilar, pero que generó un malentendido entre la pareja que terminó en ruptura.

Fue este fracaso amoroso lo que hizo que Pilar pusiese tierra de por medio y decidiese instalarse en Bélgica, uno de los mejores países para crecer como amazona. Corría el año 1999 y a sus 27 años la joven ya tenía claro cuáles eran sus objetivos deportivos. En Bélgica la acogió en su finca el profesor Nelsson Pessoa, un referente de la hípica brasileña, que también había acogido por entonces a su compatriota Doda Miranda.

Pilar Cordón en una imagen de su Facebook © Proporcionado por Vanitatis Pilar Cordón en una imagen de su Facebook

Ya convertida en una reputada amazona de fama internacional, Pilar conoce a Gilbert De Roock, su última pareja, un marchante de caballos con cierta mala fama en el mundillo con el que estuvo saliendo hasta hace solo unos meses. Deslizan fuentes conocedoras de la relación que a finales de 2015 su idilio ya hacía aguas y que rompieron a principios de 2016 no en muy buenos términos.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon