Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La infanta Elena pierde los papeles: "Iros a la mierda"

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 20/06/2016 M. B.
Elena de Borbón y su hijo Froilán hace unos días (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Elena de Borbón y su hijo Froilán hace unos días (Gtres)

“Es madre y al final, como a cualquier madre, lo que puedan decir de sus hijos le afecta”. Esta es la explicación que da a Vanitatis un testigo del Gran Premio del Memorial Santiago Pérez Seoane de saltos celebrado este domingo en Madrid y que trata de justificar el extraño comportamiento que la infanta Elena tuvo con la prensa durante esa jornada. Cuando varios periodistas y fotógrafos se acercaron a ella para preguntarle por su ausencia en el funeral de Leandro de Borbón o sobre las visitas de su hijo Froilán a varios locales de ocio de la capital, la hermana de Felipe VI se enfadó y pidió sin esa educación que la caracteriza que la dejaran de grabar. Los medios de comunicación no atendieron la petición y, según cuenta un testigo presencial a este portal, exclamó: “¡Iros a la mierda!”

Los malos modales de la Infanta, que acudía al circuito del RACE en esta ocasión para entregar el premio y no para competir que suele ser lo habitual, no por infrecuentes son inéditos. Quienes coinciden con ella en algunos concursos hípicos destacan su simpatía, su clase, pero también que posee un temperamento que a veces queda fuera de su control. En alguna ocasión, aunque eso sí, de forma casi aislada, doña Elena ha llegado a insultar directamente a algún reportero.

Y es que para Elena de Borbón esta última semana ha sido especialmente dura en lo personal. Sabía que las preguntas de los reporteros irían encaminadas a justificar su ausencia en el funeral de Leandro de Borbón, tío de su padre, fallecido el sábado, pero sobre todo la preguntarían por Froilán, que a punto de cumplir la mayoría de edad, se ha convertido en uno de los protagonistas de la crónica social por sus escapadas nocturnas. Tanto ella como el padre del joven, Jaime de Marichalar, están hartos de que se publiquen historias sobre su hijo que no son ciertas. La última aseguraba que el que fuera duque de Lugo tuvo que llamar a la policía para que esta buscase a su hijo en una céntrica discoteca de Madrid. “Es absolutamente falso de arriba a abajo”, explicó entonces Marichalar a Vanitatis para aclarar lo sucedido.

A pesar de su negativa, los rumores continúan y de ello culpan a la prensa el otrora matrimonio. Quizá por eso Doña Elena se mostró tan enojada este domingo con algunos paparazzi y perdió los papeles con ellos. “Pero suele ser muy educada, de verdad. Siempre pide que no la graben, pero lo pide por favor y con buenos modales”, recalcan varias fuentes a Vanitatis.

© Externa

MÁS EN MSN:

Paula Echevarría y Bustamante, vidas separadas

Ana Milán presume de su nuevo amor



Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon