Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La 'maldición' del castillo de Viñuelas, la finca en la que se casan Kiko y Makoke

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 16/09/2016 M. Bolonio
© Externa

En el siglo XIV, el castillo de Viñuelas se convirtió en la residencia de Leonor Núñez de Guzmán, personaje que pasó a la historia como amante del rey Alfonso XI. Hasta la muerte del monarca ambos vivieron una intensa relación extramatrimonial que tuvo para Leonor el peor de los desenlaces. Cuando murió Don Alfonso, fue apresada durante el cortejo fúnebre y apenas un año después, en 1351, la esposa del rey, la reina María de Portugal, ordenó su ejecución.

La historia de esta bella dama que murió por enamorarse del hombre equivocado es uno de los personajes malogrados que han vivido entre las paredes del castillo de Viñuelas, reconvertido tras dejar de ser la residencia de Franco en la capital en recinto para la celebración de eventos varios. Siete siglos después, esta fortaleza sigue siendo el escenario de los acontecimientos de algunos de los personajes más famosos. Ahora no hay cronistas de la corte, sino 'paparazzi' y los protagonistas que convocan a la plebe este viernes a seguir su enlace por las revistas distan mucho de esos otros personajes de sangre azul que un día habitaron sus aposentos. Se trata de Kiko Matamoros y Makoke, que este viernes se dan el 'sí quiero' en este bonito paraje de Madrid en una boda que se ha hecho mucho de rogar, pero que por fin promete convertirse en carne de exclusiva. En su caso, llevan casi dos décadas de noviazgo y hay quien dice que lo suyo será más un mero trámite para hacer caja que una prueba de amor, pero ¿tendrá su historia un final feliz?

Kiko y Makoke en la boda de René Ramos y Vania Millán © Proporcionado por Vanitatis Kiko y Makoke en la boda de René Ramos y Vania Millán

Si son optimistas, lo mejor es que Kiko y su futura esposa no presten atención a cómo ha sido el futuro de otras parejas famosas que se juraron amor eterno en el mismo lugar, el castillo de Viñuelas. Los recientemente divorciados René Ramos y Vania Millán, que anunciaban su ruptura el pasado fin de semana, se dieron el 'sí quiero' en julio de 2014 en una bonita ceremonia que despertó mucha expectación, aunque más bien por la presencia de Sergio Ramos y Pilar Rubio que por los propios novios. El matrimonio de la ex Miss España y el representante apenas ha durado dos años, pero, como si de una maldición se tratase, no son los primeros famosos cuyo romance se va al traste tras formalizar su unión entre las paredes de esta fortaleza.

Lolita y Pablo Durán es otra pareja ilustre que también se casó en Viñuelas y terminó como el rosario de la aurora. Su enlace tuvo lugar en 2010 y solo cuatro años después su relación empezaba a hacer aguas. Los problemas económicos de ambos estaban empezando a pasarles factura y aunque trataron de salvar su matrimonio, rompieron definitivamente a principios de 2015. Según sus primeras declaraciones lo hicieron de manera amistosa, pero lo cierto es que pocos meses después Durán protagonizó una dura portada en la que reconocía que se habían casado por el dinero de la exclusiva.

Lolita y Pablo Durán en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Lolita y Pablo Durán en una imagen de archivo (Gtres)

Supersticiones aparte, la de Kiko y Makoke aspira a ser una de las bodas más mediáticas de este año (con permiso de Rociito). Con su enlace ponen el broche de oro a una relación que ha estado sometida varias veces el escrutinio de los espectadores y de la propia familia del colaborador, que no aprueba el matrimonio. Quizá ese sea un factor mucho más importante a la hora de que su unión pudiese estar abocada al fracaso. Mucho más que cualquier maldición palaciega.  

Más en MSN:

-Kiko Matamoros y Makoke, 'pre luna de miel' en Tarifa con Javier Tudela

-Kiko Matamoros, triste y criticado tras invitar a Laura a su boda

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon