Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La nobleza española agasajará al pretendiente al trono de Portugal en enero

Vanitatis Vanitatis 29/11/2016 J. M.

Se llama Duarte Pío de Bragançay si en Portugal hubiese reyes, él sería monarca. El noble será homenajeado el próximo mes de enero por el Real Cuerpo de la Nobleza, que el pasado mes de mayo lo nombró protector de la institución. Será el próximo mes de enero cuando este grupo de nobles agasaje a este portugués que, a sus 71 años, sigue esperando poder ser el rey de su país. Según ha podido saber Vanitatis de mano de un miembro de la nobleza, “esta institución suele hacer nombramientos y admitir a nuevos miembros de cuando en cuando. Él no era uno de los candidatos más significativos a priori, pero si lo han nombrado por algo será”. De hecho, el aspirante al trono de Portugal recibirá su nombramiento y después presenciará otros de parte de algunas corporaciones nobiliarias.

El duque de Bragança en una foto de archivo (EFE) © Proporcionado por Vanitatis El duque de Bragança en una foto de archivo (EFE)

La ceremonia tendrá lugar en el Monasterio de la Encarnación de Madrid a principios de 2017 . En otras ocasiones han sido los mismísimos Reyes los que han hecho entrega de estos nombramientos. A sus 71 años, el duque de Bragança sigue esperando la oportunidad de ser rey en un hipotético referéndum sobre monarquía o república. En una entrevista realizada hace un par de años en una finca situada en Sintra, a 30 kilómetros de Lisboa, él mismo declaraba que sería rey “si así lo quieren los portugueses”.

El momento en que vio más cerca la posibilidad de erigirse en rey fue en 1974, con el fin del régimen dictatorial de Antonio de Oliveira Salazar y la llegada de la democracia. "Cuando comenzó la democracia podría haberse hecho un referéndum sobre el modelo de Jefatura de Estado", aseguraba. En aquel momento, Salazar no confió en Duarte para ser su sucesor pero sí permitió el regreso del exilio de la familia real en los años 50.

Duarte es padre de tres hijos y no se casó hasta que rondaba el medio siglo de vida, lo cual ponía en peligro la descendencia real. Actualmente, vive de las rentas que le producen el alquiler de varios inmuebles en Lisboa y Brasil. Este mes de enero visitará nuestro país convirtiéndose en el protector de una institución que lo ha rescatado del olvido.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon