Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La noche cultural de Javier Maroto y su marido en territorio 'enemigo'

Vanitatis Vanitatis 15/03/2016 Jose Madrid

Noche de cine, teatro y televisión sin presencia política… o casi. El 25 aniversario de los Premios de la Unión de Actores dio de sí lo suficiente como para provocar momentos inolvidables, con galardones a lo más granado de la interpretación de nuestro país y premios aInma Cuesta ('La novia'), Maggie Civantos ('Vis a vis') o Nacho Fresneda ('El ministerio del tiempo'). Sin embargo, no todos los presentes en la ceremonia pertenecían al mundo de la actuación. Entre las gradas del Teatro Circo Price de Madrid, y de forma discreta, también se encontrabanJavier Maroto y su marido, Josema Rodríguez, que presenciaron toda la gala como una pareja más y con aparente desidia ante los que subían al escenario y hacían inequívocas referencias al mal hacer del gobierno español.

Javier Maroto y su marido en las gradas (Vanitatis) © Proporcionado por Vanitatis Javier Maroto y su marido en las gradas (Vanitatis)

Pese a la fluidez de la ceremonia, no todos los momentos debieron ser agradables para el vicesecretario del Partido Popular en el País Vasco a juzgar por su comportamiento. El presentador (y también premiado actor) Ángel Ruiz, habló, por ejemplo, de “pantallas de plasma. Y no las de Rajoy”. Aunque la gala estuvo considerablemente menos politizada que la delos Goya, esa no fue la única referencia a la política del PP ante la que Maroto y su marido pusieron cara de póker. “Los políticos sabrán mucho de esto”, decía Antonio de la Torre durante la presentación de los galardonados por su labor en el cine junto a Blanca Suárez. Ante ese tipo de referencias, y según pudieron comprobar otros de los asistentes a la gala, Maroto y su marido se mantuvieron de brazos cruzados y sin aplaudir ante los chascarrillos referentes al gobierno o su política. El propio Ruiz, por ejemplo, dedicó su galardón a “todos aquellos que están esperando a enterrar a sus muertos”, en referencia a esa Ley de la Memoria Histórica tan denostada por los populares.

Javier Maroto en el interior del teatro (Vanitatis) © Proporcionado por Vanitatis Javier Maroto en el interior del teatro (Vanitatis)

El secretario general del sindicato, Iñaki Guevara, también habló de la necesidad de “un nuevo modelo de cultura” ante la aparente desidia de Maroto y su marido. En el número musical del final, que clausuró la ceremonia con confetis y la habitual foto de familia con todos los premiados, Maroto y Rodríguez salieron del teatro, sin esperar a que terminase el espectáculo. Pese a todo, el vicesecretario del PP en el País Vasco siempre se ha mostrado bastante opuesto al servilismo hacia su partido, ya que este mismo jueves afirmaba sin tapujos que no le habían gustado “nada” las declaraciones de Rita Barberá en referencia a las explicaciones “insuficientes” sobre su presunta implicación en la Operación Taula.

Inma Cuesta durante la ceremonia © Proporcionado por Vanitatis Inma Cuesta durante la ceremonia

Un matrimonio apoyado por el partido

Más de medio año ha pasado ya de la boda entre el político del Partido Popular y el economista. El enlace se convirtió en tema de conversación nacional porque la mayoría de la cúpula del PP asistió al mismo, incluido Mariano Rajoy. La boda entre Maroto y Rodríguez rompió moldes, sobre todo por la gran heterogeneidad que se podía atisbar entre los 275 invitados. Desde entonces, ambos se han convertido en protagonistas de alguna que otra noticia referente a su vida privada.

Una imagen de los políticos del Pp en la boda de Maroto (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Una imagen de los políticos del Pp en la boda de Maroto (Gtres)

En septiembre del año pasado, una semana después de casarse, la pareja disfrutó de una noche de copas y baile en la discoteca de ambiente madrileña 'Baila Cariño', una de las más populares de la capital. El político y su marido bailaron hasta altas horas de la madrugada en compañía de su grupo de amigos según confirmó este medio. Meses después, la pareja sigue disfrutando de salidas nocturnas más tranquilas como la de este lunes, cuando se dieron un baño de cultura no siempre simpático hacia el Partido Popular.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon