Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La noche en que Andrés Velencoso le pidió el teléfono Kendall Jenner

Vanitatis Vanitatis 29/01/2016 Marita Alonso

Si hay una marca que sabe revolucionar Barcelona, ciudad poco acostumbrada a eventos plagados de famosos –los que acontecen cada semana en la capital–, esa es Mango. Habituada a contar con grandes de la moda, la firma catalana ha hecho de Kendall Jenner, la única pseudo-Kardashian con silueta aceptable para la pasarela, la nueva imagen de su última campaña. Sí, una mujer blanquísima, sin apenas curvas, ha sido elegida como baluarte de la filosofía 'Tribal Spirit'. Qué quieren que les digamos: la moda nunca se ha caracterizado por ser real (por mucho que Dove nos quiera hacer ver lo contrario). Y Kendall se ha comportado, como era de esperar (al fin y al cabo, es la menos divertida, con todos nuestros respetos, de las Jenner y las Kardashian), de forma poco tribal en España. 

La capital catalana no está acostumbrada a grandes convocatorias de prensa, por lo que la presencia de Kendall Jenner en la Ciudad Condal ha sido considerada como uno de los eventos del año. Cientos de fans se agolpaban a las puertas de la nueva 'flagship store' de la marca en Las Rambas. Las seguidoras de Kendall pedían a los hombretones de seguridad, seres cuya frialdad haría a Risto Mejide parecer un trocito de pan, que les enseñaran cómo decir “¿puedes hacerte una foto conmigo?”. Lección poco válida, porque Kendall Jenner apareció a las nueve de la noche, en lugar de a las ocho, y posó unos minutos para las cámaras sin entrevistas de por medio.

Kendall Jenner hizo suyo el 'vini, vidi, vinci' en la presentación de la campaña 'tribal spirit' de Mango, convirtiéndose en el centro de atención de todas las miradas. Andrés Velencoso, Rocío Crusset o Laura Ponte fueron algunos de los nombres españoles que acudieron al acto en Barcelona. (Fotos: Gtres) © Externa Kendall Jenner hizo suyo el 'vini, vidi, vinci' en la presentación de la campaña 'tribal spirit' de Mango, convirtiéndose en el centro de atención de todas las miradas. Andrés Velencoso, Rocío Crusset o Laura Ponte fueron algunos de los nombres españoles que acudieron al acto en Barcelona. (Fotos: Gtres)

Quien sí despertó ese 'espíritu tribal' entre las asistentes fue el modelo Andrés Velencoso. Apareció minutos antes que la 'top' e hizo a las adolescentes gritar como posesas. “Es que ya no está con la Corberó”, nos contaban emocionadas. El modelo no quiso responder a las preguntas que hacían alusión a su aparición junto a Nieves Álvarez saliendo de un hotel. Por el contrario, declaró que Kim Kardashian es una mujer atractiva, aunque “tampoco es para tanto”. Aseguró que no suele ver 'realities', por lo que hasta ese momento nadie sabía cómo respondería ante Kendall Jenner. Por cierto, la 'make up and hair artist' preferida de Shakira, Beatriz Matallana, estaba presente el evento tras haberle retocado pelo y maquillaje para un evento a la hora de comer. Si Kendall necesita un retoque de última hora, ahí está la maquilladora de las 'celebs'.

Kendall llegó media hora más tarde de lo previsto. Hospedada en el hotel Mandarín Oriental (la Suite Barcelona, de 83 metros cuadrados, cuesta 4.500 euros la noche), contó con más de 30 guardaespaldas para velar por su seguridad. Todos los asistentes se referían a ella como “la hermanastra de Kim Kardashian”, descubriendo así que el arma más peligrosa podría haber sido uno de los buñuelos que formaban parte del catering.

Velencoso se mezcló con 'la plebe'

En la planta tres de la 'flagship store' de Mango, pasados los minutos (¿o fueron segundos?) de posado ante la prensa, se dispuso una diminuta zona VIP que el equipo de seguridad se encargó de resguardar con vehemencia, pero no la suficiente como para evitar que Vanitatis viera no solo cómo Andrés Velencoso y Kendall Jenner hablaban durante una animada hora, sino para presenciar cómo el modelo le pedía a la americana el número de teléfono. Y sí, se lo dio sin dudarlo tras 60 minutos ensimismada en su conversación. A las 22.37 de la noche Kendall volvía al hotel. Y 20 minutos después, la diminuta zona VIP se despojaba de sus barreras y permitía a decenas de mujeres aprovechar para fotografiarse con Velencoso, que no dudó en mezclarse con 'la plebe'. Laura Ponte no pisó la zona VIP y optó por pasar la noche con el resto de invitados. 

Una hora antes de terminar la fiesta, Andrés Velencoso abandonaba el evento, amenizado por la música de The Magician. No sabemos si nuestro Andrew terminó la noche solo o con Kendall, pero lo que sí sabemos es que, esta mañana,  Andrés se ha despertado con un nuevo contacto en su agenda. Sí, Kendall ya está en el listado del nuevo soltero de oro de la moda. Ambos han subido a Instagram la misma foto en la que aparecen compartiendo confidencias. Quizás el Hotel Mandarín sepa si han compartido algo más. Nosotros, desgraciadamente, podemos afirmar no haber compartido nada más con él. Y créanos, de verdad que lo sentimos. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon