Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La pesadilla judicial de Rosa Clará

Vanitatis Vanitatis 02/03/2016 Mayka Paniagua

Rosa Clará tenía este martes una cita con un juzgado de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). No acudió porque se encuentra de viaje hasta el día 14. Así nos lo confirma un portavoz de la diseñadora nupcial. La creadora de vestidos de moda ha recibido, de nuevo, una querella del que fuera su marido, Rafael Martínez, que la acusa de “argucias financieras” para privarle de los beneficios de las empresas que, según él, compartían. Clará es conocida por vestir de blanco a Mischa Barton, Paulina Rubio, Esther Cañadas, Marisa Jara, Amanda Hearts, Sonsoles Suárez, Natalia Jiménez o Sofia Vergara, pero también ocupa su espacio en otros eventos como cuando viste a Belén Rueda en la reciente gala de los Goya o en sus acuerdos con marcas como Anna Codorniú.

El caso es que no ha sido la primera y quién sabe si será la última demanda judicial de su exmarido. En los últimos años se ha enfrentado a la diseñadora en reiteradas ocasiones con diferente suerte. Fuentes cercanas afirman que solo busca notoriedad y hacer ruido. “Quiere seguir viviendo a mi costa”, aseguró a Vanitatis hace dos años, cuando recibió otra querella. Ahora prefiere no hacer declaraciones y dejar que el proceso judicial siga su curso, quizás con la confianza del que sabe que esta última iniciativa judicial recorrerá el mismo camino que las anteriores: la nada.

Rosa Clará explica sus modelos más significativos (Foto: Enrique Villarino) © Proporcionado por Vanitatis Rosa Clará explica sus modelos más significativos (Foto: Enrique Villarino)

Los hechos no distan mucho de anteriores demandas. Su exmarido la ha llevado de nuevo a los tribunales acusándola de un presunto delito de apropiación indebida con el objetivo de privarle de los dividendos que, según él, le corresponden por su participación en empresas que compartieron hace unos años. Según se relata en el escrito judicial, en diciembre del año 2000 Rosa Clará y su entonces marido firmaron un acuerdo según el cual las cargas y gastos familiares correrían a cuenta de los beneficios de las empresas que crearon juntos en los años 90 como Exponovias, Exponovias Internacional, Inzofra y Novieuro, después de que la diseñadora dejara Pronovias, otro de los buques insignias de la pasarela nupcial. La pareja se separó en las Navidades de 2001. Fue el punto final a su vida sentimental y el inicio de una batalla judicial que dura ya 16 años y parece no tener fin.

Siempre según su versión, el pacto “económico” suponía que Martínez tenía derecho a recibir su parte de los beneficios, pero solo los que se repartían vía dividendos. La empresa logró beneficios de 14,4 millones entre 2005 y 2009, pero Clará y otro de los socios, Enrique Coronado (citado también en esta nueva demanda), se opuso a un reparto. Martínez argumenta además que dejó de ser accionista después de que ella se lo pidiera. Por eso, añade, ella pudo “urdir un concierto criminal” para destinar todos esos beneficios a “reservas de las sociedades”.

El exmarido reclamó este “reparto” por la vía civil logrando que el Tribunal Supremo en marzo de 2014 impusiera a la diseñadora a pagar 400.000 euros por los beneficios logrados de 2003 a 2007. Después abonó otro millón de euros como confirmó entonces a Vanitatis. Ahí pensó que la deuda estaba liquidada, pero parece que su ex no comparte su criterio y no ceja en su empeño. Los argumentos que ahora utiliza su abogado, Manuel González Peeters (el mismo que defiende a Diego Torres en el caso Nóos), insisten en que su cliente tiene derecho al usufructo sobre las sociedades. “Los investigados acometieron deliberadamente toda suerte de actos de corte fraudulento para zafarse de las obligaciones asumidas voluntariamente en el acuerdo firmado en 2000”, recoge la demanda.

La diseñadora el día de su boda con Josep Artigas (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La diseñadora el día de su boda con Josep Artigas (Gtres)

Rosa Clará se estrenó como empresaria en el sector de la moda nupcial hace ya más de 20 años con su propia tienda de vestidos de novia en Barcelona. Ofrecía diseños innovadores con tejidos de la máxima calidad que le permitieron la expansión de un negocio con franquicias y tiendas propias que ha triunfado en muchos países y en el que muchos de los diseños se firmaban con exclusividad por diseñadores como Christian Lacroix, Karl Lagerfeld o Zuhair Murad. En 2012, reunió todas sus empresas bajo la marca Rosa Clará Holding Corporativo. Desde entonces, está inmersa en su expansión internacional y el afianzamiento de una marca que abre las ediciones de la Barcelona Bridal Week, uno de los salones de moda nupcial más prestigiosos. Su vida sentimental también logró estabilidad con la boda, en junio de 2013, con Josep Artigas, un empresario multimillonario y viejo amor de juventud con el que el destino la volvió a conectar un día cualquiera en un aeropuerto.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon