Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La próxima boda 'real' a la que Don Felipe y Doña Letizia no pueden faltar

Vanitatis Vanitatis 26/08/2016 Núria Tiburcio
© Externa

La de Alberto y Charène de Mónaco, la de Magalena y Chris O'Neill o la de Carlos Felipe y Sofía Hellqvist. Estas son sólo algunas de las bodas reales a las que Don Felipe y Doña Letizia han sido invitados pero no han acudido por decisión propia. Antes de contraer matrimonio en mayo de 2004, el entonces Príncipe de Asturias solía acudir a todos los enlaces de sus colegas europeos. Sin embargo, tras su boda con Doña Letizia su asistencia a las nupcias y otros saraos reales empezó a disminuir. Dicen las malas lenguas que el motivo es que la Reina no siente demasiado bien en esos ambientes y que evita acudir a estos eventos. Sin embargo, hay una boda real programada para el próximo año a la que los Reyes no pueden faltar.  

Se trata del enlace matrimonial de Ernesto de Hannover Junior y su novia, la diseñadora rusa Ekaterina Malyshev. Aunque 'a priori' podría parecer que esta boda no guarda mucha relación con Don Felipe y Doña Letizia y que les queda un poco lejana familiarmente, lo cierto es que el Rey guarda un gran vínculo con el novio. Cuando en 1983 vino al mundo el primogénito de Ernesto de Hannover y su primera esposa, Chantal Holuchi, sus padres eligieron para su bautizo en el Castillo de Marienburg a nueve padrinos. En la lista se encontraba el nombre de la Reina Sofía de España, quien es prima hermana de Ernesto de Hannover, pues su madre, la reina Federica, era hermana del príncipe alemán, Ernesto Augusto IV. Sin embargo, Doña Sofía pidió a Ernesto y Chantal que fuera su hijo Felipe el elegido.

Ernesto de Hannover junto a sus hijos Ernesto y Christian (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Ernesto de Hannover junto a sus hijos Ernesto y Christian (Gtres)

Y así fue. Con tan sólo 15 años el entonces Príncipe de Asturias se estrenó como padrino con Ernesto Junior junto a otros royals como el rey Constantino de Grecia y o el príncipe Andrés de Leiningen. Aunque se desconoce si el ahora Rey ha mantenido una estrecha relación con su ahijado, es más que probable que esté presente en su boda y que con él vaya Doña Letizia. La unión se celebrará en el castillo familiar de Marienburg. Este castillo, que servirá como telón de fondo del enlace, fue también el escenario elegido por el propio Ernesto de Hannover para contraer nupcias con su primera esposa, Chantal Hochuli, madre del novio. 

A sus 33 años, el primogénito del polémico príncipe monegasco ha decidido sentar la cabeza con una hermosa diseñadora rusa, con la que sale desde hace cerca de cinco años. Su relación ya está asentada, dado que llevan más de seis años compartiendo el mismo techo en una lujosa residencia de Londres, donde ambos están trabajando. Ella está gozando de una creciente popularidad como diseñadora, mientras que su futuro esposo gestiona el castillo familiar que el próximo verano se vestirá de gala para acoger su enlace. Ahora, la joven ascenderá en la escala social para obtener el título de princesa de Hannover y duquesa de Brunswick-Lüneburg, con lo que entrará además a formar parte de una de las familias de la realeza con más historia de Europa.

Ernesto y Ekaterina (Instagram) © Proporcionado por Vanitatis Ernesto y Ekaterina (Instagram)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon