Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La princesa Charlène de Mónaco ya no luce su alianza de casada

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 29/03/2016 Núria Tiburcio

Las cosas entre Alberto de Mónaco y Charlèneno van demasiado bien. Aunque desde que se casaron su relación sentimental siempre ha estado en el ojo del huracán y ya casi nos habíamos acostumbrado a ello, la sonada ausencia de la exnadadora en el Baile de la Rosa destapó de nuevo la caja de Pandora. ¿Se llevan bien los príncipes?, ¿están realmente enamorados?, ¿es su matrimonio una tapadera?... Fueron algunas de las preguntas que surgieron a raíz de la 'baja' de Charlène en uno de los eventos más importantes del principado del que es princesa. Ahora, un nuevo detalle destapado por Vanitatis demuestra que, efectivamente, el matrimonio entre Alberto y Charlène parece estar peor que nunca.

Los príncipes en la procesión de Viernes Santo © Proporcionado por Vanitatis Los príncipes en la procesión de Viernes Santo

Todo sucedió el pasado Viernes Santo. Como es tradición, los soberanos monegascos presenciaron desde el balcón de palacio la procesión. Esta era la primera vez que Charlène reaparecía tras su ausencia en el Baile de la Rosa y todos los ojos se centraron en ella. Para la ocasión, la esposa del príncipe Alberto eligió un pantalón blanco tipo 'culotte', top negro, abrigo de lana a juego y salones de charol. Hasta ahí todo normal. Fue en su elección de joyas donde la exnadadora la lío. Y es que aparte de unos pendientes y un colgante en forma de cruz, Charlène no llevó nada más, ni siquiera su alianza de casada, la alhaja más importante y más simbólica de todo su joyero. 

Charlène llevando la alianza en diciembre © Proporcionado por Vanitatis Charlène llevando la alianza en diciembre

Aunque Charlène no es una gran aficionada a las joyas y es muy extraño verla luciendo grandes collares, anillos o pendientes como sí hace, por ejemplo, Máxima de Holanda, lo cierto es que no deja de resultar sorprendente que, siendo la alianza una alhaja que siempre lleva, se le olvide precisamente ahora y más teniendo en cuenta la gran polémica que hay montada en torno a

sus supuestas crisis matrimoniales

. A pesar de que puede tratarse de un simple descuido, parece más un claro mensaje de Charlène: las cosas en su matrimonio con Alberto no van bien. 

Cuenta atrás

El distanciamiento entre Alberto y Charlène es cada vez más evidente y la palabra 'crisis' cada vez suena con más fuerza en el principado. Desde el palacio de Mónaco no se han pronunciado sobre el asunto y es muy probable que no lo hagan, pero ya hay voces que aseguran que el supuesto contrato prenupcial que firmó Charlène ya está terminando y que pronto podrá pedirle la separación a Alberto, si eso es lo que realmente desea.

Cuando en julio de 2011 el príncipe y la exnadadora se casaron, salió a la luz que ella había firmado unas cláusulas matrimoniales por las que debía permanecer por lo menos cinco años con Alberto y debía darle un heredero. Con el nacimiento de los príncipes Jacques y Gabriella, la continuidad de los Grimaldi ya está asegurada y dentro de apenas cuatro meses habrá pasado un lustro desde su enlace, así que a efectos prácticos la princesa Charlène ya habría cumplido con los requisitos del contrato.

Letizia, otra 'royal' sin alianza

Con este nuevo gesto de 'quitarse' la alianza de casada, Charlène se une al club de Doña Letizia. Fue en 2011 cuando la esposa de Felipe VI decidió prescindir de él, un detalle que, al igual que sucede ahora con la princesa de Mónaco, se vio como una señal de una posible crisis matrimonial. Sin embargo, unos años más tarde y ante las insistentes preguntas de los periodistas, la Reina alegó que el anillo le molestaba para saludar a la gente y que le producía heridas. A diferencia de otras 'royals', Doña Letizia tampoco lleva su anillo de compromiso. Según cuentan, la joya de Suárez fue pagada por Iñaki Urdangarin con dinero del Instituto Nóos y la Reina se niega a llevar algo que tenga que ver con esa fundación que tantos dolores de cabeza les ha traído.  Letizia sin su alianza (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Letizia sin su alianza (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon