Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La que compraba el jamón a Roca, su mujer, su hija, la lotera, la veterinaria... las mujeres absueltas del caso Malaya

Vanitatis Vanitatis 14/01/2016 Amparo de la Gama

La Audiencia de Málaga ha iniciado la ejecución de la sentencia del caso Malaya, el escándalo de corrupción más sonado en España. En el auto del tribunal que lo juzga se dicta el ingreso en prisión de los 48 condenados. También se indican las absoluciones. Entre estas, siete mujeres, todas ellas relacionadas de alguna manera con el considerado cerebro de la trama urbanística marbellí, Juan Antonio Roca: su mujer, su hija, su veterinaria, su lotera, la asistente y la hija de su mejor amigo.

- María Rosa Jimeno. Mujer de Juan Antonio Roca. María Rosa llegó a Marbella antes que su esposo. Se dedicaba al alquiler de apartamentos en la zona del Scholl. Pasó de ser una simple vendedora a amasar la mayor fortuna que hubo durante el esplendor marbellí. La esposa del exgerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella es de carácter arisco y distante. “Te voy a tirar la copa de champán a la cabeza”. Así se dirigió en su día a Vanitatis por hacerle una fotografía en una fiesta de Puerto Banús. Ahora está recluida en su ático del complejo Poseidón. Desde allí hace sus salidas a la prisión de Algeciras para visitar a su esposo. De vez en cuando se la ve por el café de Ronda desayunando o haciendo 'footing' por el paseo marítimo.

María Rosa Jimeno, mujer de Roca, en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis María Rosa Jimeno, mujer de Roca, en una imagen de archivo (Gtres)

- María Roca Jimeno. Hija de Juan Antonio Roca. El máximo responsable de la trama de corrupción hizo un pacto con la Fiscalía para que exoneraran del proceso a su mujer y a su hija María. A cambio de su absolución el asesor dio nombre y apellidos de algunas de las iniciales que aparecían en sus agendas. Su hija María fue arrestada antes de entrar a las clases de posgrado en la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid. El juez le preguntó por la existencia de una cuenta bancaria en la que figuraba su nombre, algo que afirmó desconocer, y por los datos que aparecían en ella. También se la interrogó acerca de si le había tocado alguna vez la lotería, una cuestión que también negó.

María es la principal defensora del imperio de su padre. Se ha puesto en contacto con algunas primeras fortunas del país para intentar venderles las fincas. En su día la primogénita de Roca interpuso una querella ante la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en la que pedía la declaración del juez Torres argumentando que el magistrado pudo vulnerar los derechos fundamentales, entre ellos la presunción de inocencia. “Mi detención fue una especie de rapto, las cosas se hicieron de manera aberrante”. Ahora su vida es más tranquila, se la vio por la Feria de Sevilla y anunció tener como novio a Tomás Morente, un lancero con el que todavía no tiene planes de boda. Se afana en decir que “somos una familia muy normal, no es cierto que vivamos en la opulencia, vivo de mi trabajo, de mi sueldo. Ni hago grandes viajes ni voy a grandes fiestas ni hago cosas suntuosas. Vamos todos los fines de semana mi madre, mi hermano y yo a ver a nuestro padre a la prisión”. Para María se solicitaban dos años de prisión y una multa de 160.000 euros por un supuesto delito de blanqueo.

La hija de Juan Antonio Roca (Amparo de la Gama) © Proporcionado por Vanitatis La hija de Juan Antonio Roca (Amparo de la Gama) Pilar Roman Martín con su padre (Amparo de la Gama) © Proporcionado por Vanitatis Pilar Roman Martín con su padre (Amparo de la Gama)

- Pilar Román Martín. Hija de Pedro Román, ex primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Marbella. Más conocida como Gigi, fue detenida junto a su padre hace dos años cuando pesaba sobre ellos una orden de busca y captura internacional. Todo el mundo la recuerda en el juicio como la mujer que daba el pecho a su bebé mientras la juzgaban en el caso Malaya. Pilar sigue haciendo su vida en Marbella, asiste a los mejores restaurantes y ocupa junto a su madre los palcos principales en el Festival Starlite. Ahora estos días está más afligida. Su padre entrará en prisión. Ella estará encargada de llevarle los negocios. Hace unos meses el nombre de Pilar salió a la palestra por ser la administradora de la sociedad que es propietaria del palacio de la princesa Soraya en Marbella.

Condesa Alexandra Sybilla Sofie Grafin von Bismarck (A. de la Gama) © Proporcionado por Vanitatis Condesa Alexandra Sybilla Sofie Grafin von Bismarck (A. de la Gama)

- Condesa Alexandra Sybilla Sofie Grafin von Bismarck. Es la aristócrata de la trama. Más conocida en Marbella como Sandra Bismarck. Fue la cuñada de la musa de la 'jet', Gunilla von Bismarck. En 1973 cambió su residencia de Hamburgo a Marbella, donde se instaló definitivamente con su esposo, Alexandro von Bismarck, uno de los cinco hermanos de Gunilla, para comenzar el proyecto inmobiliario Marbella Hill Club, un conjunto residencial de gran lujo situado en la Milla de Oro de la ciudad. Se enfrentaba a 2 años de cárcel por blanqueo de capitales, pero al salir absuelta ya deambula a sus anchas por la ciudad. Hace un mes se la vio en el mercadillo de Volúbilis, un lugar donde se venden antigüedades de lujo en plena Milla de Oro, comprándose algunos 'cacharritos'. En su día la condesa vendió una parcela en Marbella a una sociedad propiedad de Juan Antonio Roca. Por ello se tuvo que sentar en el banquillo. La condesa aseguró que conocía a Roca de actos sociales marbellíes, pero de nada más. También precisó que, cuando ella llegó a Marbella, su marido ya era un hombre adinerado. Durante muchos años ha sido la presidenta de la Gala del Cáncer.

- Hildegart Fernández Álvarez. Era la veterinaria de Juan Antonio Roca, la encargada de cuidar de la salud de sus caballos. Roca la llamaba Hilde. Su nombre aparecía en diferentes apartados de la agenda de Maras Asesores dándole diferentes funciones. Era la persona que regentaba la finca La Caridad, donde se encontraba el quirófano mejor dotado de España en cuanto a reproducción equina se refiere. En los datos de la sociedad figuraba como directora técnica. 'La mujer del pijama verde', como se la conocía también, era la mujer de confianza de Roca. La veterinaria tuvo que sentarse también en el banquillo acusada de fraude, cohecho y prevaricación. Hilde ejercía de anfitriona de la impresionante finca cuando recibía visitas, ya que allí se organizaban espectáculos ecuestres. Cuando Vanitatis acudió como visita, preguntó si se podían sacar imágenes del espectáculo. Ella no lo permitía argumentando que “los dueños son unas personas muy sencillas que viven en el extranjero y no les gusta que salga su casa”. Nunca desveló que era Roca.

- María Úrsula Quinzano Labrador. Era la asistente de Montserrat Corulla, mano derecha de Roca, una mujer sin rostro que cuando se sentó en el banquillo rectificó la primera declaración que hizo cuando la detuvieron. “Estuve muy presionada por mi jefa. Me dijeron que todo esto era algo político y me dieron las respuestas que tenía que dar en mi declaración”. Sus declaraciones esculpieron a Corulla como una jefa “muy exigente”, que lo controlaba todo, y que “no se movía un papel sin que ella diera la orden”. “Yo era como su chica de los recados”, dijo la acusada, que incluso afirmó que el día del entierro de su padre, Corulla la llamó para ir a recoger a la mujer de Roca. También dijo que le ordenaba tareas como comprar jamón de york para Roca -“del que le gusta”- o acompañar a su hija al ginecólogo. Corulla, que era de las personas que Roca utilizaba como testaferro, utilizó a Úrsula a su antojo. Ahora vive muy distanciada de todos los personajes que la rodearon entonces.

- Karim Marika Mattson. Karim era solo una empleada más por cuenta ajena de Roca en su sociedad principal, One Properties SL. Fue imputada por blanqueo de capitales. La Fiscalía Anticorrupción acusó a la familia de Roca de colaborar en el blanqueo de capitales mediante la compra de premios de lotería. La acusación pública entendía que Rosa Jimeno, María Roca y su empleada Karin Marika Mattson compraron en su nombre premios por valor de 646.000 euros entre el 2 de marzo y el 30 de septiembre de 2005 gracias a la colaboración que le prestaba su cuñado Antonio, entonces director de una oficina de La Caixa en Los Alcázares (Murcia). Por ello pidieron a Karin dos años de prisión de los que después fue absuelta. Nada se sabe de ella.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon