Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Reina Letizia se emociona con Lorca y su madre con los piropos del pueblo

Vanitatis Vanitatis 21/10/2016 Núria Tiburcio (Oviedo)

La alfombra azul del Teatro Campoamor fue testigo este viernes de un desfile de ilustres invitados. A las 17:30, una hora antes de que diese comienzo la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2016, llegaban los asistentes menos conocidos. Aunque ni los periodistas ni los reporteros gráficos no sabían quiénes eran, algunos de ellos posaban cual estrellas de Hollywood.

A medida que la tarde avanzaba, los invitados que llegaban a la alfombra azul iban siendo más conocidos, como el padre Ángel, Miguel Ángel Revilla, Cristina Garmendia, Juan Ramón Lucas acompañado por Sandra Ibarra, Albert Rivera con Beatriz Tajuelo o Gloria Lomana y Josep Piqué, entre muchos otros. A pesar de la presencia de esos miembros de alto copete, la prensa esperaba a una invitada muy especial: Paloma Rocasolano.

Albert Rivera junto a su novia, Gloria Lomana y Josep Piqué © Proporcionado por Vanitatis Albert Rivera junto a su novia, Gloria Lomana y Josep Piqué

Desde que su hija se casó con Don Felipe, la madre de Doña Letizia siempre ha estado presente en este acto. En los primeros años intentaba pasar desapercibida, entrando por una puerta lateral, pero desde su gran cambio físico, Paloma pisa fuerte. Y así lo demostró una vez más en la ciudad que fue su casa durante más de veinte años, recibiendo los piropos de los que en su día fueron sus vecinos.

“Guapa” o “linda” gritaban los curiosos que se habían acercado hasta el corazón de la Vetusta de Clarín. La consuegra de los Reyes eméritos, quien lucía un dos piezas negro con lentejuelas plateadas de Felipe Varela, recibió las alabanzas con una tímida sonrisa, mientras cuchicheaba con su grupo de acompañantes (que cada año lo conforman las mismas mujeres).

Paloma Rocasolano a su llegada al Campoamor (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Paloma Rocasolano a su llegada al Campoamor (Gtres)

Paloma Rocasolano fue de las últimas en llegar, pocos minutos antes de que lo hicieran los premiados, entre los que destacaron Núria Espert y Javier Gómez Noya, los más aclamados. A las 18:28, y tal como estaba previsto en el minutado facilitado a la prensa por la Fundación Princesa de Asturias, hacían su llegada los Reyes de España acompañados por Doña Sofía, la gran incondicional del evento. Fue en ese momento cuando los flashes de las cámaras podían oírse con más fuerza, pues todos querían tomar una foto de Letizia.

Para esta solemne ocasión, la esposa de Felipe VI fue fiel a su otro Felipe (Varela) y estrenó un vestido coctail de falda evasé en seda cady nude, bordado a mano sobre tul invisible con hilo de metal negro y lágrimas de cristal de Swarovski. Con esta prenda la Reina demostró que está hecha a las bajas temperaturas de Oviedo, pues era imposile encontrar a alguien con manga corta.  A sus pies Doña Letizia llevaba unas sandalias de ante beis de Magrit y colgando de sus orejas unos pendientes de diamantes negros de la firma De Grisogono.

La Reina saluda al público (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La Reina saluda al público (Gtres)

Como era previsible, la Reina volvió a llevarse todo el protagonismo, pero en esta ocasión no solo por su vestimenta si no por su rostro emocionado. Durante el discurso que dio Núria Espert, en el que recitó varios versos de la obra ‘Doña Rosita la soltera’ de Federico García Lorca, Doña Letizia tuvo que contenerse para no ponerse a llorar. Esta imagen de la Reina tan conmovida en este acto no la veíamos desde 2004 cuando, tan sólo cinco meses después de su enlace con el entonces Príncipe de Asturias, presidió por primera vez la ceremonia de estos galardones.

La Reina durante la ceremonia (Efe) © Proporcionado por Vanitatis La Reina durante la ceremonia (Efe)

Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Un año más, el Teatro Campoamor de Oviedo acoge la entrega de Premios Princesa de Asturias, acto presidido por los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia. Sin embargo, no todas las miradas están puestas en el Jefe de Estado y su esposa, ni tampoco en los galardonados con este reconocimiento, sino también en la alfombra azul, por donde desfilan las más diversas personalidades de nuestro país. Un sinfín de rostros conocidos del mundo de la cultura, el espectáculo, la empresa, la política, las ciencias, el periodismo… Veamos a todos lo que han pisado con fuerza un año más por la alfombra azul acaparando todas las miradas y flashes a su paso. Fotos: Gtres / EFE. © Externa Un año más, el Teatro Campoamor de Oviedo acoge la entrega de Premios Princesa de Asturias, acto presidido por los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia. Sin embargo, no todas las miradas están puestas en el Jefe de Estado y su esposa, ni tampoco en los galardonados con este reconocimiento, sino también en la alfombra azul, por donde desfilan las más diversas personalidades de nuestro país. Un sinfín de rostros conocidos del mundo de la cultura, el espectáculo, la empresa, la política, las ciencias, el periodismo… Veamos a todos lo que han pisado con fuerza un año más por la alfombra azul acaparando todas las miradas y flashes a su paso. Fotos: Gtres / EFE.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon