Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La reina Máxima, una 'cenicienta moderna' en la apertura del parlamento

Vanitatis Vanitatis 20/09/2016 Núria Tiburcio

Como cada tercer martes de septiembre de cada año, Guillermo Alejandro y Máxima de Holandacelebraron el 'Prinsjesdag' (o Día del príncipe) en el que se llevó a cabo la apertura del Parlamento holandés. Siguiendo una tradición de décadas, los reyes llegaron al Binnenhof de La Haya en la impresionante carroza dorada que parece sacada de un cuento de hadas. El carruaje, realizado con madera de teca con un revestimiento de oro, está en posesión de los Orange desde 1901 y tan sólo se utiliza para este evento. En estos últimos años la carroza fue objeto de controversia, pues son muchos los que critican que en ella aparezcan imágenes que representan esclavos negros adorando a sus amos blancos.

Los reyes durante el 'Prinsjesdag' © Proporcionado por Vanitatis Los reyes durante el 'Prinsjesdag'

Como una 'cenicienta moderna', la argentina se bajó del carruaje luciendo un dos piezas firmado por el diseñador de origen danés Claes Iversen y formado por una camisa de gasa en azul 'klein' y una falda en doble satén de seda de color dorado con detalles en azul. La reina lo combinó con unos peep-toes de raso de Guglielmo Rotta, un clutch nude, guantes de piel a juego y una pamela de rafia beis con lazo incluido de Fabienne Delvigne que guarda en su vestidor desde hace años. Como joyas, Máxima llevó unos pendientes y un broche que forman parte de la parure de diamantes y zafiros de la reina Guillermina.

Por su parte, la princesa Laurentien, la otra dama de la familia presente en el 'Prinsjesdag', no estuvo a la altura de su cuñada con un modelito formado por un vestido de malla gris inspirado en las armaduras de la edad media de la firma holandesa Hardies Ladies Fashion. La esposa del príncipe Constantino combinó su look con un tocado a juego de la firma Eudia, un broche de diamantes en forma de libélula y unos pendientes largos de Cartier que pertenecen a la reina Máxima.

© Proporcionado por Vanitatis

Siempre perfecta

Este evento es uno de los más importantes del año en Holanda y por ello la reina Máxima siempre intenta estar pefecta. Desde que se casó con el entonces príncipe Guillermo Alejandro en 2002, la argentina nunca ha faltado a esta cita y en cada ocasión nos ha deleitado con estilismos de infarto diseñados por Benito Fernández, Natan, Valentino, Jan Taminiau o Herbert Rouwers. 

Los looks de Máxima en el Día del príncipe © Proporcionado por Vanitatis Los looks de Máxima en el Día del príncipe

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Como cada tercer martes de septiembre de cada año, Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda celebraron el 'Prinsjesdag', la apertura del Parlamento holandés en la que el rey pronuncia el discurso de la corona. Los reyes llegaron al Binnenhof de La Haya en la impresionante carroza dorada que parece sacada de un cuento de hadas. Para la ocasión, la argentina se decantó por un dos piezas de Claes Iversen formado por camisa de gasa en azul 'klein' y una falda en doble satén de seda de color dorado con detalles en azul. La reina lo combinó con una pamela de Fabienne Delvigne, unos pendientes de zafiros y diamantes y dos broches a juego. Tras la pronunciación del discurso, los reyes se dirigieron los reyes al palacio Noordeinde donde saludaron desde el balcón. También les acompañaban el príncipe Constantino, hermano del soberano, y la princesa Laurentien. © Reuters Como cada tercer martes de septiembre de cada año, Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda celebraron el 'Prinsjesdag', la apertura del Parlamento holandés en la que el rey pronuncia el discurso de la corona. Los reyes llegaron al Binnenhof de La Haya en la impresionante carroza dorada que parece sacada de un cuento de hadas. Para la ocasión, la argentina se decantó por un dos piezas de Claes Iversen formado por camisa de gasa en azul 'klein' y una falda en doble satén de seda de color dorado con detalles en azul. La reina lo combinó con una pamela de Fabienne Delvigne, unos pendientes de zafiros y diamantes y dos broches a juego. Tras la pronunciación del discurso, los reyes se dirigieron los reyes al palacio Noordeinde donde saludaron desde el balcón. También les acompañaban el príncipe Constantino, hermano del soberano, y la princesa Laurentien.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon