Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La reina Máxima y su vicio de compartir ropa con su suegra, la princesa Beatriz

Vanitatis Vanitatis 18/01/2016 Núria Tiburcio

Si algo bueno tiene pertenecer a la realeza es que tienes a tu disposición cientos de prendas de ropa y complementos cuyo precio no resulta un problema a diferencia del resto de los mortales. Por ello, las reinas y princesas suelen gastarse cuantiosas sumas de dinero a la hora de elegir modelito. Sabemos que Mette-Marit de Noruega es una fanática de Valentino y que en su armario abundan sus creaciones o que a Mary de Dinamarca le encanta guardar en su vestidor vestidos idénticos de distintas firmas. Sin embargo, existan otras damas reales a las que les gusta combinar prendas de estreno con diseños reciclados. Este es el caso de la reina Máxima de Holanda.

La reina Máxima (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La reina Máxima (Gtres)

Durante una recepción celebrada en honor al cuerpo diplomático en el Palacio Real de Ámsterdam, la argentina apareció espectacular con un look de sobresaliente. La esposa de Guillermo Alejandro repitió por segunda vez un vestido naranja del diseñdor Mattijs van Bergen que estrenó durante su viaje oficial a Japón y que tan buenas críticas le conllevó. La reina combnó la creación con unos salones dorados de Jimmy Choo y una cartera de mano. Debido a las bajas temperaturas, Máxima se cubrió con un abrigo marrón de estilo oversize con botones en color negro que tenía historia detrás.

Beatriz con el abrigo que ahora ha llevado Máxima © Proporcionado por Vanitatis Beatriz con el abrigo que ahora ha llevado Máxima

Se trata de una prenda que perteneció a la ahora princesa Beatriz, su suegra. La anterior reina de Holanda llevó este abrigo en varios actos durante su juventud, ya que era uno de sus favoritos. Sabiendo que no iba a llevarlo más, Beatriz ha decidido 'donárselo' a su nuera, quien le ha sacado un gran partido. Esta no es la primera vez que la argentina tira del 'fondo de su armario' de la madre de su esposo para sus actos oficiales. Muy comentado fue el vestido verde esmeralda con plumas y brillos que llevó el concierto anual del Día de la Liberación de 2014. Se trataba de una pieza que la princesa Beatriz  había estrenado en el año 1981 en una visita oficial a Bélgica.

Beatriz y Máxima con el mismo vestido © Proporcionado por Vanitatis Beatriz y Máxima con el mismo vestido © Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon