Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La serie de Blanca Suárez y Rubén Cortada que disgustará a la aristocracia española

Vanitatis Vanitatis 30/01/2016 Jose Madrid

Amor en tiempos de posguerra. Fue una noche de otoño de 1940 cuando las miradas de Sonsoles de Icaza y Ramón Serrano Suñer, cuñado y ministro de confianza de Franco, se cruzaron por primera vez. Lo que siguió a continuación fue un amor adúltero que ambos vivieron a escondidas y que dio como fruto una hija, Carmen, que tardó años en descubrir quién era su verdadero padre. La pasión oculta en aquel Madrid de los años 40, en la España que no pasaba hambre y vivía entre cócteles y damas que jugaban a remediar, inspiró a Nieves Herrero la novela 'Lo que escondían sus ojos', un relato de corte romántico e histórico que lideró las listas de ventas hace ya tres años. Esta misma semana han aparecido las primeras imágenes del rodaje de la miniserie que adapta ese relato con el protagonismo deBlanca Suárez y Rubén Cortada. Pese a que la narración de este romance prohibido se está haciendo “con extremo gusto”, tal y como confirman a Vanitatis fuentes cercanas al rodaje, una de las hijas de Icaza, Sonsoles, no está de acuerdo con la producción de la serie, extremo que comprende la propia Nieves Herrero: “Es lógico que ella prefiera que no se haga una serie”, asegura.

Nieves Herrero posando para Vanitatis (Carmen Hache) © Proporcionado por Vanitatis Nieves Herrero posando para Vanitatis (Carmen Hache)

La autora del libro tampoco quiso participar en el guión de una serie que Telecinco asegura que habla de “una mujer avanzada a su tiempo que lo tenía todo, belleza, riqueza y posición social, que vivió una pasión irrefrenable”. Según los comunicados de prensa de la cadena, la serie será un “drama romántico de cuatro entregas, ambientado en la España de los 40”. Pese a los visos de calidad de la serie, Sonsoles hija ha asegurado a sus íntimos que “no quiere saber nada de la serie y prefiere mantenerse al margen”. Nieves Herrero cree que la hija del personaje retratado ni siquiera verá la ficción la noche del estreno: “No sé si verán la serie los hijos de la marquesa. A mí, al menos, una nieta suya me compró la novela. También hay cuñados que se han puesto en contacto conmigo, o sea que he tenido contacto con la familia y han sido encantadores. Es una historia que en el libro se ha tratado con gusto, creo yo, y no ofende a nadie. Otra cosa es que la hija quiera revivirlo continuamente”. La periodista también habló con la propia Sonsoles y, pese a su mutismo sobre el amor infiel de la madre, le causó una magnífica impresión: “Es una señora y ha heredado esa forma de llevar los vestidos, esa elegancia innata que poseía la marquesa”.

Sonsoles de Icaza vestida de Balenciaga © Proporcionado por Vanitatis Sonsoles de Icaza vestida de Balenciaga

Sonsoles de Icaza fue una de las mujeres más glamourosas y atractivas del franquismo. En mitad del oscurantismo, del hambre y las penurias económicas, la marquesa de Llanzol, a la que pondrá cara Blanca Suárez, era el contraste, el símbolo de la opulencia. Según Balenciaga, hacía que los hombres que paseaban por la Gran Vía madrileña girasen la cabeza cuando ella pasaba. Entre el oscurantismo y la mala conciencia, vivió un romance adúltero y prohibido con Ramón Serrano Suñer, el cuñado de Franco; una historia de amor que ahora llega a la televisión y cuya producción se encuentra en su fase final. Pese a que la autora revivirá el idilio que escribió en la pequeña pantalla, tampoco ha querido tener mucho que ver con su traslación a la televisión: “Una novela tiene otro tipo de vida. No quería participar ni meterme en nada porque la televisión y la literatura son dos mundos distintos y no tienen nada que ver”. Eso sí, Herrero matiza que visitó el rodaje y es una admiradora de los protagonistas elegidos: “Me parecen fantásticos. Rubén Cortada quería leer la novela y yo se la mandé. Los ojos claros de Serrano Suñer restringían mucho el espectro y el actor elegido tenía que tener talento y ser muy atractivo”.

No ocurre lo mismo con la hija de la marquesa. El círculo más cercano de Sonsoles hija reconoce que “no lo pasó especialmente bien cuando se publicó el libro sobre el adulterio de su madre”. Quizá por ello sí que sea duro que tanto ella como su hermano se sienten frente al televisor la noche del estreno de la serie: “No creo que les moleste —dice Herrero—​ simplemente es algo que no quieren recordar”. La que sí mantendrá un ritual para verla será la propia Nieves, que esa noche se va a “rodear de amigos”. “Pienso disfrutarlo muchísimo. Soy muy llorona y sé que me voy a emocionar. Además, Salva, el realizador de mi programa 'Cita con la vida', es el director. Es como si se cerrase un círculo”, asegura la escritora.

GALERÍA: Vea las mejores imágenes del rodaje de la serie © Proporcionado por Vanitatis GALERÍA: Vea las mejores imágenes del rodaje de la serie

Una historia de amor que rompió moldes

La marquesa de Llanzol era alta, rubia y cada vez que se ponía un Balenciaga causaba furor. Sonsoles de Icaza fue uno de esos personajes que iluminaron una posguerra llena de miseria. Su historia de amor adúltero con el cuñado de Franco no vio la luz hasta que fue contada por otra de sus hijas, la ya fallecida Carmen, fruto de aquel idilio. Fueron sus memorias las que Nieves Herrero siguió escrupulosamente a la hora de crear su novela. Al parecer, ella fue más comprensiva que sus hermanos a la hora de asumir la atracción que sus padres sintieron. “Carmen Díez de Rivera decía que al amor siempre hay que disculparlo. También dijo que lo que no perdonaré jamás es que mis padres no me contasen qué había ocurrido entre ellos y quién era mi verdadero padre”, asegura la autora sobre una mujer que, emulando a su madre, también fue símbolo de otra época, la Transición, y que murió en 1999. Antes de su muerte prematura, Carmen sufrió el hecho de que su padre “nunca la reconociese legalmente y que sus padres ocultasen lo que había ocurrido”.

Ahora, el rodaje que resucita aquellos hechos, al que tampoco han querido acudir los hijos de la protagonista de la historia, está a punto de llegar a su fin. Así lo confirman desde el departamento de prensa de Mediaset, que tras una dura pugna “entre unas seis productoras” por los derechos del libro se convirtió en el grupo mediático que se quedaba con la producción de esta esperada miniserie. “Aunque solo he podido ir un día al rodaje, casi se me saltaban las lágrimas al ver en vivo algunas situaciones que yo había descrito sobre el papel, viendo esos vestidos de gala...”, declara Nieves.

Aquel vestuario y el brillo de estrellas de Blanca Suárez y Rubén Cortada serán dos de los principales baluartes de esta superproducción, de una miniserie que removerá viejos recuerdos de aquellos que no siempre le disculparon todo al amor.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon