Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La servilleta con ADN que podría hacer padre por octava vez al Cordobés

Vanitatis Vanitatis 04/02/2016 M. Bolonio

Antes de volver a tirar una servilleta a la basura, Manuel Benítez, el Cordobés, se lo pensará dos veces. La saliva que impregnó en un pañuelo de papel con el que se limpió después de beber agua en el bar de un hostal cordobés se ha convertido en la prueba clave de una demanda de paternidad cursada contra su persona. El firmante del requerimiento, el que a ojos de toda España ya es su hijo: Manuel Díaz, el Cordobés.

Lea aquí dónde está Manuel Díaz estos días

Manuel Díaz (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Manuel Díaz (Gtres)

El torero se presentó el pasado 1 de diciembre en el Juzgado de Primera Instancia de Córdoba con esta prueba de ADN del que se presupone su padre y a pesar de ser solo un trozo de papel en él había depositado todas sus esperanzas. No era para menos. Aquella insignificante servilleta puede dar respuesta a 47 años de preguntas. El final de su pesadilla estaría muy cerca. Según los abogados del diestro, este tipo de pruebas “no admiten discusión”.

“Por los ciento y pico casos que hemos llevado sabemos que la ciencia no tiene vuelta de hoja. No hay discusión. Esa servilleta ahora se llevará ante un juez y se examinará en un Instituto de Toxicología, que es un organismo oficial, y seguirá todas las cadenas de custodia. Finalmente será el juez el que comprobará que todo lo que estamos diciendo es totalmente cierto”, explica Fernando Osuna, abogado de Manuel Díaz, en conversación con Vanitatis.

Sin embargo, el jurista tiene el bagaje suficiente para barajar la posibilidad de que Manuel Benítez no quiera someterse a la prueba de ADN: “Si no se somete, el Tribunal Supremo tiene establecido que entonces se está tratando de ocultar la verdad y la interpretación que se le da a ese comportamiento del presunto padre biológico es considerarlo padre. ¿Por qué no se hacen muchas veces las pruebas? Porque saben que si se las hacen, van a dar positivo”.

Vanitatis ha tratado de ponerse en contacto con Manuel Benítez, pero finalmente no ha sido posible contactar con él. 

El recurso de Benítez

Preso de ese temor (o no), lo cierto es que Manuel Benítez ha recurrido la demanda de paternidad de Manuel Díaz. El veterano diestro que triunfó en los 70 alude a la ilegalidad de la prueba presentada por su supuesto hijo. “Siempre se alega lo mismo en estos casos, pero la prueba es absolutamente legal. Una servilleta que va a parar a una basura no es patrimonio de nadie ni tiene propietario”, explican desde el bufete Osuna. 

El parecido físico de ambos © Proporcionado por Vanitatis El parecido físico de ambos

Como es lógico, desde este despacho confían plenamente en las posibilidades de Manuel para ganar la demanda: “La prueba más evidente, más allá de servilletas, es el parecido físico entre ambos. Es 'vox populi' que son padre e hijo. Lo sabe toda España y está claro que una persona cuando decide dar un paso como este (poner una demanda de paternidad) es porque tiene muchos fundamentos. Sería una temeridad demandar a un personaje tan conocido como es el Cordobés sin tener pruebas”.

Vea aquí la entrevista de Manuel Díaz en 'En la tuya o en la mía'

Pruebas fue lo que también presentaron las otras dos personas que fueron reconocidas ante el juez como hijos biológicos de Manuel Benítez Pérez y que lograron usar su apellido. Además, el torero de 79 años tiene cinco hijos de su matrimonio con Martina Fraysse Urruty, con la que lleva casado más de 40 años. Por tanto, de demostrarse en los juzgados, este sería su octavo hijo. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon