Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La sorprendente transformación física de Chábeli Iglesias

Vanitatis Vanitatis 11/11/2016 M. B.
© Externa

Hace casi un año que no vemos a Chábeli Iglesias. La última vez que posó en un 'photocall' español fue en diciembre de 2015 para un acto de la firma Swaroski. No suele prodigarse por nuestro país y las noticias que llegan de ella desde Miami son pocas o ninguna. Desde su encuentro con los medios en ese evento de la firma joyera nada se ha sabido de la primogénita de Isabel Preysler. No hay ni rastro de ella y, para más inri, en la era de las nuevas tecnologías, Chábeli no tiene redes sociales que chiven a los periodistas los avatares de su vida.

Sin embargo, una nueva foto de la hermana mayor de Enrique Iglesias circula por la red. Ha sido tomada en el aeropuerto y la imagen que muestra dista mucho de la que exhibe en los 'photocalls'. Coleta, gafas de sol y bufanda de cuadros completan un 'look' muy de 'sport' con el que cuesta reconocer a Chábeli Iglesias. Tanto es así que muchos continúan preguntándose si de verdad es ella.

Chábeli Iglesias © Proporcionado por Vanitatis Chábeli Iglesias

A sus 45 años la imagen de la periodista poco o nada tiene que ver con la de esa adolescente a la que su padre, Julio Iglesias, escribió 'De niña a mujer'. Creció a la sombra de esos 'flashes' que seguían a su madre y se coronó como 'celebrity' en aquel memorable 'Tómbola' del que huyó tras los numerosos ataques de los periodistas que la acusaban de no tener formación y de arremeter contra esa misma prensa que se había convertido en su principal fuente de ingresos.

Chábeli Iglesias en la década de los 90 © Proporcionado por Vanitatis Chábeli Iglesias en la década de los 90

Entonces cambió España por Miami y allí formó una familia que es actualmente su remanso de paz. “La fama no es lo mío”, declaraba el año pasado en su última aparición pública. Está casada desde hace 15 años con el empresario Christian Altaba –escándalo de malos tratos por medio– y tiene dos hijos, Christian y Sofía. A ellos les dedica todo su tiempo, aunque desde hace unos meses se ha lanzado con una nueva aventura empresarial que pasa por restaurar mansiones.

Pese a que huyó del foco mediático y ha conseguido que sus (escasas) visitas a España pasen inadvertidas, Chábeli continúa siendo un reclamo para la prensa rosa, que sabe que, por detrás de Tamara, ella es la Preysler más espontánea. Fue la primera en reconocer que la relación entre su hermana Ana Boyer y y su madre era cuando menos tensa al descubrirse su idilio con Mario Vargas Llosa, y la primera también en admitir que jamás había leído un libro del nóbel. Hace años una declaración así habría sido rebatida por cualquier periodista que le habría recordado la importancia de la literatura del peruano. Ahora, 20 años después, Chábeli Iglesias hace hasta gracia.  

MÁS EN MSN:

- Tom Cruise reaparece con cara nueva

- Así ha sido el regreso de Isabel Pantoja a los escenarios

PATROCINADO:

Cómprate una Xbox por menos de 100 €


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon