Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La triste historia de amor de Teddy Bautista, exlíder de la SGAE

Vanitatis Vanitatis 08/06/2016 J. Madrid

Este lunes, el que fuese presidente de la SGAE volvía a la actualidad. Y no de la mejor forma. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha procesado a Teddy Bautista y al cantante Caco Senante por apropiación indebida, falsedad documental y administración fraudulenta en una pieza separada del caso SGAE, sobre irregularidades en la sociedad de derechos de autor. El proceso se suma a las dudas que planearon sobre su actividad en la Sociedad General de Autores y Editores cuando era presidente de la misma y a una vida sentimental que tampoco ha sido ejemplar. “No se puede decir que haya tenido mucha suerte, aunque a veces esa mala suerte se la ha buscado él mismo. Nunca supo elegir bien”, confiesa a Vanitatis alguien del entorno profesional del que fuese miembro del grupo Los Canarios.

Teddy Bautista y Estrella Morente (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Teddy Bautista y Estrella Morente (Gtres)

Intérprete de Judas en la versión española de 'Jesucristo Superstar' y miembro destacado del pop español de los 60 y los 70, Teddy Bautista ha sido noticia en los últimos tiempos por razones ajenas a lo meramente artístico. Casado en 1982 con Paloma Siles, que entonces solo tenía 17 años, Teddy vivió momentos bastante duros a lo largo de los tres años que duró su matrimonio con ella. Aunque tuvieron una hija llamada Yaiza, su amor no prosperó y su exmujer acabó convirtiéndose en indigente, una consecuencia directamente relacionada con sus problemas de drogadicción. En 2011, Siles aseguró en televisión que él la había abandonado a su suerte ante el caudal de adicciones que la llevaron a vivir en la calle. “No fue así en absoluto. Él puede que haya hecho cosas mal, pero nunca ha sido miserable a la hora de ayudarla. Intentó hacerlo pero ella estaba muy enganchada a las drogas”, aseguran desde el entorno de Bautista. “La pagaron en televisión por hablar mal de él y en ese momento necesitaba mucho el dinero”. Siles llegó a decir que Teddy “se avergonzaba” de ella y por eso quería mantenerla lo más lejos posible. “Me siento engañada”, aseguraba en una entrevista en la que mostraba las miserables condiciones de su indigencia.

Al parecer, Rosa ha superado su adicción y hoy por hoy ya tiene un techo bajo el que dormir. “Lo pasó mal, pero por la hija que tienen en común han tenido que lidiar con ese problema. No es que ahora sean amiguísimos, pero al menos han logrado llegar a un punto en común”. La siguiente mujer del compositor tampoco tuvo una convivencia fácil con él. Junto a Rosa Falcón, Teddy tuvo a sus otros dos hijos, Laura y Eduardo, pero ella huyó pronto de la convivencia. “Aquí hubo un problema relacionado con personas ajenas al matrimonio y hasta aquí puedo leer. No fue nada fácil para ninguno de los dos”. Las personas que han rodeado a Bautista desde que era un músico joven hasta que lideró con mano de hierro la SGAE coinciden en que “su vida amorosa ha sido tan caótica como la profesional. Al final lo que va a quedar, más que su música o su labor, van a ser sus pufos con la SGAE”. A la espera o no de si acaba con sus huesos en la cárcel, el Teddy Bautista que ya tiene 73 años vive ajeno a lo que se pueda o no se pueda decir de él. También a la fama que pueda haber sembrado, ya que los que le conocen bien aseguran que “siempre le ha gustado ir por libre”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon