Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La vacuna de la meningitis B, un año después

¡Hola! ¡Hola! 28/10/2016 hola
http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016102889331/vacuna-meningitis-b-que-es/0-399-931/ninos-vacunas-01-c.jpg © Proporcionado por Hola http://www.hola.com/imagenes/ninos/2016102889331/vacuna-meningitis-b-que-es/0-399-931/ninos-vacunas-01-c.jpg

Hace justo un año la vacuna de la meningitis B, una vacuna relativamente nueva y muy compleja, pasó a venderse en las farmacias españolas; eso sí, en muchos casos el fármaco llegó a los establecimientos muy despacito, casi con cuentagotas. Hasta entonces, y desde que comenzó a comercializarse en España, la vacuna frente a este meningococo había estado disponible únicamente para uso hospitalario. Es decir, no entraba dentro del calendario oficial de vacunas de las distintas Comunidades Autónomas, ni tampoco podíamos comprarla: solamente se administraba en casos seleccionados, y siempre en un hospital.

VER GALERÍA

"La medicación de uso hospitalario se limita solamente a fármacos que salen directamente de una farmacia hospitalaria, sin venta al público, y está prescrita por un facultativo del hospital. Se administra solamente en casos seleccionados y la decisión la toma el médico que atiende a cada paciente concreto". La doctora Lucía Galán Bertrand, autora del blog Lucía, mi pediatra, nos explica las diferencias entre un uso y otro. "Cuando un fármaco pasa a venderse por prescripción médica, significa que cualquier médico puede recetarlo, y que se puede adquirir en la calle. Todo el mundo tiene acceso a ese fármaco, siempre que tengamos una prescripción".

Esta prescripción en concreto, la de la vacuna frente al meningococo B, debe solicitarse al pediatra; el precio total está establecido en torno a los 105€ la dosis, aunque varía dependiendo de la edad a la que comienzan a vacunarse los niños porque no todos requieren el mismo número de dosis. Los bebés menores de seis meses, por ejemplo, deben recibir un ciclo completo de cuatro dosis, por lo que el precio total de la vacuna a lo largo del tiempo acaba saliendo por 420€. Si se inicia la vacunación entre los seis meses y los dos años de edad, las dosis se reducen a tres. Después de los dos años, el ciclo de vacunas se mantiene fijo en dos dosis independientemente de la edad.

"Las vacunas deben tener siempre un fin preventivo", explica Lucía. De ahí que la medida tomada inicialmente por el Ministerio de Sanidad de reducir el uso de esta vacuna únicamente a casos extraordinarios y en hospitales sorprendiese a padres y pediatras, incluida la Asociación Española de Pediatría. Limitar el uso de una vacuna como esta, que además es una recién llegada (comenzó a comercializarse en la Unión Europea en 2013), impide cumplir con el objetivo de reducir lentamente el índice de mortalidad de la enfermedad en cuestión. Un ejemplo: el virus de la viruela, una enfermedad feroz y letal que se llevó por delante millones de vidas, lleva erradicado desde los años 70, después de que se instaurase el uso obligatorio de la vacuna a nivel mundial en 1959.

¿ES NECESARIO VACUNAR A LOS NIÑOS FRENTE A LA MENINGITIS B?

La meningitis B no es una enfermedad con una incidencia elevadísima. Tampoco es el único tipo de meningitis que existe: fundamentalmente se dividen en dos grupos, las meningitis bacterianas, que son las más peligrosas (el meningococo B y C, además del neumococo y el haemophilus), y las víricas, que aunque pueden presentar los mismos síntomas, suelen resolverse por sí mismas. Las meningitis bacterianas requieren de tratamiento inmediato con antibióticos, y aunque la mayor parte de los casos suelen curarse, cuando no lo hacen pueden dejar graves secuelas o derivar en fallecimiento. Los 'peques' son, además, el grupo más susceptible de contraer una meningitis.

"Aunque técnicamente la vacuna se puede administrar a cualquier edad, la Asociación Española de Pediatría recomienda admnistrarla a los niños que se encuentren en la horquilla de edad entre los tres meses de vida hasta la adolescencia, porque son estos niños quienes más riesgo tienen de contraer la meningitis B y también de padecer sus secuelas. Especialmente los niños menores de dos años y los niños de cinco años, además de un pequeño repunte entre los adolescentes", explica Lucía.

Aunque la incidencia de la enfermedad no sea alta, el riesgo que corren los niños que la contraen sí que lo es. Éste es uno de los argumentos de mayor peso para rebatir a los 'antivacunas' que anteponen el supuesto riesgo potencial de la vacuna al riesgo de padecer la enfermedad. "Este riesgo no es comparable en absoluto", explica Lucía. "El 70% de las meningitis en España son por meningitis B. Una vez los niños contraen la enfermedad, ésta alcanza un índice de mortalidad del 10%; es decir, uno de cada diez niños con meningitis B fallece a causa de una enfermedad que es totalmente prevenible. Además, están las secuelas graves e incapacitantes, como la sordera, que aparecen entre un 20 y 30% de los supervivientes".

El riesgo de un niño que contrae esta enfermedad es tan elevado que aunque las posibilidades de contraerla sean pocas, la Asociación Española de Pediatría recomienda la administración de la vacuna a todos los niños, aunque de momento haya que seguir pagándola de nuestro bolsillo.

"La pregunta de por qué la vacuna frente al meningococo B no está aún dentro del calendario de vacunación habría que hacérsela a los políticos", crtica la doctora Galán. El calendario de vacunación incluye las vacunas sistemáticas ofertadas a todos los niños de una misma Comunidad Autónoma, y está financiado por el Sistema Nacional de Salud. "Personalmente pienso que se trata de una razón de presupuesto: es una vacuna cara y supondría un gasto muy elevado, teniendo en cuenta que habría que vacunar a cientos de miles de niños en España".

Una vacunación universal contra en meningococo B ayudaría a cerrar el círculo en torno a la enfermedad. "Hoy en día, siete de cada diez meningitis en España son meningitis B, pero hace unos años la más prevalente era la C. Gracias a la campaña de vacunación que se inició hace una década, el número de infecciones del tipo C que vemos hoy son mínimas, siguiendo una progresión descendente. Si no vemos prácticamente casos de meningitis C es porque los niños están vacunados, no por otra cosa".

¿DA REACCIÓN LA VACUNA?

Como otras vacunas, es posible que la de la meningitis B de algo dé reacción: al fin y al cabo, las vacunas no son otra cosa que un agente que se inocula en el cuerpo, semejante al microorganismo que causa la enfermedad (en este caso una bacteria), que estimula el sistema inmune, pero poco: lo suficiente para crear una suerte de 'archivo' que ayude al cuerpo a reconocerlo y destruirlo en el futuro, pero no lo bastante fuerte como para que no podamos combatirlo sin problemas.

"La reacción más típica es presencia de fiebre, que puede prolongarse unas 24 o 48 horas, además de dolor en el lugar donde se ha administrado la vacuna con inflamación local", puntualiza Lucía. "De todas maneras, ningún fármaco que tenemos en casa tiene los controles de calidad, seguridad y eficacia que tienen las vacunas. Sobre todo si están avaladas por todos los comités científicos correspondientes. Ir en contra de la opinión de los expertos en este terreno me parece bastante atrevido y peligroso".

La vacuna debe posponerse, eso sí, si en el momento de administrarla el niño presenta algún tipo de proceso infeccioso agudo con fiebre, como por ejemplo una broniquitis, una neumonía u otitis. Los únicos casos en los que, por el momento, la vacuna está íntegramente financiada por el Sistema Nacional de Salud es en niños a los que se les ha tenido que extirpar el bazo, y también aquellos que han atravesado un episodio previo de meningitis B. "No así la C, ni ningún otro tipo de meningitis. El Estado sólo cubre a aquellos niños que ya han sobrevivido a una meningitis B, para evitar que vuelvan a contraerla".

Lucía Galán Bertrand es pediatra y autora del libro 'Lo mejor de nuestras vidas', que ya va por su sexta edicion.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon