Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La venganza de los desterrados en la boda de Rocío Carrasco y Fidel Albiac

Vanitatis Vanitatis 09/09/2016 M. Bolonio

Madrid. Una de la tarde. A la redacción de Vanitatis llegan rumores de que en la tarde del jueves, 8 de septiembre, podría producirse una estampa familiar de lo más suculenta para los fotógrafos: el clan de los Mohedano y los Ortega Cano juntos. Las grandes ausencias de la boda de Rocío Carrasco haciendo piña solo un día después del sonado enlace. El citado día se celebra, como cada año, la festividad en honor a la patrona de Chipiona, la Virgen de Regla, esa imagen tan venerada por Rocío Jurado y de la que ella tanto presumió de un lado a otro del mundo.

Quedan apenas unas horas para que tenga lugar la salida procesional de la Virgen y Vanitatis se pone en contacto con el hombre fuerte de la familia Mohedano, Amador, tío de la recién casada y uno de los primeros en hacer público su malestar con Rociito, con la asistencia de su hija Chayo al convite y con el enlace en general. No quiere hablar. Sabe que sus palabras cotizan al alza en estos momentos y con mucha educación asegura que prefiere no dar detalles sobre si se producirá o no tan esperada estampa familiar.

Galería: Todos los invitados a la boda del año © Proporcionado por Vanitatis Galería: Todos los invitados a la boda del año

Lo intentamos entonces con Ortega Cano. El diestro quiere ser cauto y, consciente de la repercusión que estos días pueden tener sus palabras -por banales que estas sean-, señala que está ocupado y que no puede hablar. Vanitatis insiste y consigue arrancarle que él no podrá estar esa tarde en Chipiona, pero que sí lo harán sus hijos, Gloria Camila y José Fernando. Se despide educadamente y pide que no le hagamos más preguntas. El torero quiere permanecer al margen de polémicas familiares.

Procesión de la Virgen de Regla de 2004 © Proporcionado por Vanitatis Procesión de la Virgen de Regla de 2004

Desde hace más de una década, la imagen de la familia Jurado en el balcón de Chipiona pendientes de la Virgen cada 8 de septiembre ha copado las portadas de las principales revistas del corazón. Amador y Gloria Mohedano, Ortega Cano, José Fernando y Gloria Camila, Rocío Flores, Chayo… Todos se daban cita en un mismo escenario para regocijo de los reporteros. Sin embargo, con la muerte de Rocío Jurado y los problemas venideros que desestructuraron el clan, esa estampa se ha antojado mucho más morbosa para los medios de comunicación. Las caras que protagonizaban la ansiada foto han ido apareciendo y desapareciendo en función de las pugnas familiares y este jueves, cuando esas pugnas están más de actualidad que nunca por la boda de Rociito, la imagen vuelve a repetirse, aunque con ausencias y mensajes ocultos.

En esta ocasión, los protagonistas de la foto han sido Gloria Mohedano y su marido, Rosa Benito, Amador Mohedano, Gloria Camila y su novio y los hijos de Rocío Carrasco: Rocío Flores y David Flores. Abrazos, mimos, confidencias... Las muestras de cariño de sus familiares con los jóvenes demuestran de parte de quién están los Mohedano.

En el balcón de Chipiona en 1999 © Proporcionado por Vanitatis En el balcón de Chipiona en 1999

Casualidad o no, lo cierto es que el enlace de Rocío Carrasco y Fidel Albiac deja este jueves muchas heridas abiertas. Solo Chayo Mohedano, hija de Amador y Rosa Benito, ha acudido a la ceremonia en representación del resto de la familia materna de la novia. Ni rastro de sus tíos, sus hermanos, José Fernando y Gloria Camila, y sus padrastros, José Ortega Cano y Raquel Mosquera. Eso por no hablar de sus hijos, Rocío y David Flores.

Con el cisma familiar en boca de todos, ver a los Mohedano en comandita ante la Virgen de Regla, la adorada virgen de su madre, puede ser para Rociito un duro golpe que llega solo 24 horas después de proclamar su felicidad en una finca de Toledo. ¿Venganza? Solo los protagonistas tienen la respuesta. En cualquier caso mientras los Mohedano exhiben su unión al borde de un balcón, Rociito puede canalizar su rabia satisfecha puesto que su enlace ha sido un éxito.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de la televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon