Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La verdad sobre #MBFWM16: ¿ha estado bien o no?

Zeleb.es Zeleb.es 20/09/2016 zeleb.es

Modelos antes del desfile de Duyos en la MBFWM Modelos antes del desfile de Duyos en la MBFWMModelos antes del desfile de Duyos en la MBFWM © Proporcionado por Zeleb.es Modelos antes del desfile de Duyos en la MBFWMModelos antes del desfile de Duyos en la MBFWM

La moda española se divide entre los que se conforman con estar ahí desde siempre y los que irrumpen en ella para cambiarla. Más allá de esa dicotomía, un rayo de esperanza: el que parte en dos el cielo de las opiniones opuestas para significar que, por encima de ambas, el debate es electrizante movimiento frente el estatismo sin chispa.

Una edición más, el parte meteorológico de la considerada por algunos como la pasarela principal de nuestro país, la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, trajo consigo nubes de polémica. La primera de ellas relacionada, cómo no, con la parte económica. ¿Diseñar para vender, o diseñar para crear sueños con poca salida en el mercado? He ahí la pregunta clave; el quid de la cuestión que, en este momento raro, también sacude a la industria a nivel internacional. 

De lo comercial al arte

En nuestro país, firmas como Felipe Varela o Malne por ejemplo, pusieron a la venta sus colecciones Primavera-Verano 2017 nada más finalizar sus desfiles; cuando a los armarios de sus clientas apenas ha llegado el Otoño-Invierno 2016/17.

Al respecto, escribía la periodista Sara Hernando en Harper's Bazaar que se trata de "una apuesta polémica que se traduce en un nuevo intento por resolver uno de los males endémicos de la cita madrileña, la falta de salida comercial del producto". En el mismo artículo, Álvaro Castejón, de Alvarno, hablaba de su situación particular. "Es un tema peliagudo porque hay prendas que sí admiten esta nueva forma de digerir las temporadas, pero hay otras que debido a la fabricación de tejidos, necesitan al menos dos meses para su fabricación. Por eso, en nuestra colección, la venta al público depende de cada diseño", explicaba el creador.

ADEMÁS: 10 tendencias que no necesitas pero que querrás llevar desde ya

Desde el otro lado llega un soplo de aire creativo. Capitaneado por casas que creen en sí mismas antes que en los números, que en lo último que piensan a la hora de concebir sus piezas es en la venta y que defienden su concepto a capa y espada. O a corsé y miriñaque como Palomo Spain.

Palomo Primavera-Verano 2017 © Proporcionado por Zeleb.es Palomo Primavera-Verano 2017

En un espectáculo único, el diseñador andaluz llenó la Fundación Lázaro Galdiano de libertad, romanticismo e inspiración versallesca durante la Semana de la Moda y fuera de la MBFWM; vistiendo a sus modelos (voluntarios y contactados a través de Instagram en su mayoría) de sedas, plumas y lazos que a partir de él ya no serán nunca más solo cosa de mujeres; pero tampoco aptos para todos los públicos ni para el fast fashion.

¿Otras marcas que sigue esta senda no-comercial de forma clara? María Ke Fisherman o Mané Mané. Y, por supuesto y debido a la razón de ser 100% artística y de apoyo a los jóvenes talentos de su plataforma, los participantes del Samsung EGO, mucho más cercanos al arte textil que al consumo rápido de estilo.

ADEMÁS: 7 superheroínas feministas

Además de encabezar tan poética filosofía, Palomo también es una de esas escasas firmas que, por propia voluntad, deciden no formar parte del programa oficial de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. En su caso, ni siquiera con un desfile en OFF (dícese de al que se asiste con invitación directa del diseñador y fuera del pabellón 14.1 de IFEMA). 

Salir de IFEMA, ¿sí o no?

Y aquí es donde sale a relucir otro de los temas estrella de la controversia: ¿por qué la mayoría de los diseñadores prefieren desfilar al amparo cómodo de "la moqueta" de Feria de Madrid en lugar de atreverse a buscar su propio escenario? Quizás, el miedo a no contar con el apoyo de la MBFWM, el esfuerzo extra que supone organizar un espectáculo de tales características fuera de allí o la menor afluencia tanto de medios de comunicación como de público a los desfiles "exteriores" hacen que se lo piensen dos veces antes de dar el paso. 

ADEMÁS: Érase una vez el festival de Juanjo Oliva en la MBFWM

Juanjo Oliva (en la imagen), Hannibal Laguna, Duyos, Ágatha Ruiz de la Prada... muchos, casi todos, son los que todavía recorren el mismo catwalk una y otra vez cada seis meses y desde hace años.

Juanjo Oliva en la MBFWM © Proporcionado por Zeleb.es Juanjo Oliva en la MBFWM

Al mismo tiempo, ¿por qué Mercedes-Benz Fashion Week Madrid no sale, ella entera, de IFEMA y toma la ciudad? O, al menos, ¿por qué no cambia de recinto? Otros grandes interrogantes. 

Acciones como Madrid Es Moda, que trata de acercar la moda a espacios alternativos, a la calle, ya trabajan en esta dirección con organismos como ACME de aliados. También MFShow, la otra pasarela de Madrid, refresca un poco el ambiente al elegir ubicaciones como el Palacio de Cibeles o, en el caso de su última edición, el Museo del Traje para celebrarse (en la foto, el desfile de la diseñadora Mónica Cordera). Pero, ¿con esto es suficiente?

Mónica Cordera en el Museo del Traje © Proporcionado por Zeleb.es Mónica Cordera en el Museo del Traje

Algo pasa con Felipe Varela

Un solo diseñador, Felipe Varela, también estuvo en boca de todos en las últimas jornadas de la MBFWM. ¿La razón? Que, de nuevo, el que presume de ser el diseñador fetiche de la Reina Letizia, tuvo un trato no demasiado amable (por expresarlo de un modo suave) con la prensa acreditada.

Felipe Varela tras su desfile © Proporcionado por Zeleb.es Felipe Varela tras su desfile

Antes de su desfile, no dejó que los medios accediesen al backstage para conocer y fotografiar la colección; ni tampoco concedió ninguna entrevista. Sí lo hizo después. Aunque, como bien escribía M.R. en El País, "en ese momento ya carecía de sentido".

ADEMÁS: Felipe Varela vuelve a encender la polémica en la MBFWM

¿Por qué este hermetismo? ¿Es que acaso el diseñador, durante años al margen de la MBFWM por desavenencias con la organización, sigue estando en contra del sistema del que ahora sí forma parte? La contradicción está servida.

Lo mejor de esta edición

Con discordia o sin ella, desfiles como los de Ana Locking, María Ke Fisherman, Juan Vidal, Moisés Nieto, Teresa Helbig, Mané Mané o Juanjo Oliva pasarán al histórico de la #MBFWM16 como algunos de los más interesantes (merece la pena echarles un vistazo, al igual que al de Palomo Spain).

Backstage de Moisés Nieto © Proporcionado por Zeleb.es Backstage de Moisés Nieto

Ampliando un poco más el punto de vista, puede que el mayor hito positivo que haya marcado la última Mercedes-Benz Fashion Week Madrid haya sido que, después de ella, ha quedado bien claro que la generación millennial, con su nouvelle vague de diseñadores, influencers y periodistas, no va a quedarse de brazos cruzados contemplando cómo la moda española caduca.

ADEMÁS: L'Amour, por míster Juan Vidal

Entre el dilema (y el cisma) de lo comercial y lo creativo de que la nueva generación forma parte activa, entre las voces que critican que los desfiles se realicen en IFEMA, las que lo apoyan calladas y las que ya suenan en otros lugares más amables y menos anquilosados y entre él, Felipe Varela, conversación acerca de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid de momento hay para rato. En concreto, hasta febrero del 2017, cuando de seguro continuará esta animada charleta.

Texto: Mila García

Fotos: Gtres, Mila García y Palomo Spain (Instagram)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Zeleb

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon