Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La vida de lujo de Victoria Pinilla, la mujer que convirtió una aldea en la 'Marbella maña'

Vanitatis Vanitatis 16/12/2015 A.S.

Mataron a garrotazos 500 conejos de los 3.000 que Mariví, una mujer huérfana de padre que llevaba trabajando desde los 12 años, tenía en sus instalaciones situadas en la pequeña localidad de La Muela, Zaragoza. La granjera acababa de ser elegida alcaldesa por el CDS. Era 1987, ella tenía 30 años y tres hijos, y a no todos les gustó en el pueblo que ella llevase el bastón municipal de este pueblo que no superaba los 500 habitantes. Eso sí, con una ubicación privilegiada:a menos de media hora de Zaragoza y a pie de la A-2. Mariví se transformó en la edil María Victoria Pinillia y encontró desde el Ayuntamiento una solución rápida para el asunto de sus conejos. Con mano firme consiguió que se aprobara en pleno extraordinario un seguro colectivo para los bienes de los concejales.

La edil empezó a ver que la Ley siempre podría jugar a su favor. Sin embargo, hoy se la juzga por la ‘Operación Molinos’, nombre que hace alusión a esos gigantes eólicos que tanta ‘prosperidad’ trajeron al pueblo y que tantas comisiones, por la venta del suelo municipal, supusieron para su bolsillo y el de su familia. Tras siete años de investigaciones, el fiscal pide 37 años de cárcel y 26,6 millones de euros en multas e indemnizaciones. Su exmarido, uno de sus hijos y su hermana están implicados con otros 39 acusados. Este tiempo solo ha estado en prisión (y por fraude fiscal) Carmelo Aured, exalcale del pueblo y primo de María Victoria. Ella tuvo un breve paso por el penal zaragozano de Zuera. Estuvo hasta 2011 en la alcaldía, la última etapa por el PAR.

Victoria Pinilla en una imagen de archivo (EFE) © Proporcionado por Vanitatis Victoria Pinilla en una imagen de archivo (EFE)

Una plaza de toros en 40 días para Julio Iglesias

La vida de esta mujer, que ahora aparece llegando al jucio demacrada y con ansia conciliadora, dio un vuelco desde que ocupó el sillón municipal. Pasaron los años y en el pueblo se multiplicaron los vecinos. De 800 a más de 5.000. Y María Victoria, al calor de una creciente población bien ventilada por uno de los parques eólicos más importantes de Europa, fue conociendo las mieles de la prosperidad y el lujo. Ella no perdió su aspecto masculino, pero sí empezó a llenar de marcas como Carolina Herrera su armario. La mujer que alimentaba puntualmente a sus conejos cada mañana acabó celebrando sus bodas de plata por el rito balinés en el mismo Bali con su ahora exmarido Juan Antonio Embarba, todo gracias a los millonarios beneficios de sus operaciones urbanísticas. Lo de la boda en el extranjero era un capricho de María Victoria y la pareja se lo podía permitir: “Yo solo se que me van a echar al mar en una camilla hecha con paja”, confesaba entonces el novio, a un vecino en ‘El Heraldo de Aragón’. Pinilla, aficionada al Caribe, acabó comprando una mansión en Republica Dominicana y codeándose con Julio Iglesias, que acudía puntualmente a las fiestas de este singular pueblo aragonés.

El parque eólico de La Muela (Zaragoza) © Proporcionado por Vanitatis El parque eólico de La Muela (Zaragoza)

Toreros tan mediáticos como Jesulín de Ubriqueo Fran Rivera acabaron toreando en su nueva plaza de toros, propia más de una gran ciudad que de un pequeño pueblo. Pinilla tenía justificación para todo: “Aquí no hay afición taurina. Tuve que construir la plaza en 40 días porque Julio Iglesias solo canta en recintos taurinos”, declaró a ‘La Sexta’. Pero la joya de la corona es un centro deportivo “Costó 20 millones de euros, tienen 22.000 m2. Tuvimos que cerrar la piscina porque generaba deuda”, contaba la alcaldesa. Todo era poco para los vecinos, que viajaban por toda Europa a costa del consistorio. “Aquí la mayoría hemos estado tantas veces en Finlandia como en Benidorm”, apunta un jubilado.

Su chalet, en una zona acotada por Defensa

Siempre se sintió impune y presumía de su riqueza al otro lado del Atlántico. Coches de lujo, dos casas en Manilva (Málaga) y una supuesta mansión en Sotogrande, además de las propiedades en República Dominicana. Sin contar las empresas que apoderaba ella o miembros de su familia.

En 2005 le llegaron los problemas. Llevaba cinco legislaturas al frente de La Muela y la empresa familiar Embarba Pinilla acumuló once procedimientos administrativos por impago de impuestos. Pero nada le quitaba el sueño a María Victoria, que exhibía ante sus enemigos, sobre todo frente a la política del PP Marisol Aured, su actitud más chulesca.

Por esa sensación de superioridad no se preocupó demasiado cuando en 2009 el ministerio de Defensa multó al matrimonio y a uno de sus hijos por haberse construido un chalet en la franja de seguridad del oleoducto Rota-Zaragoza. Les pusieron 60.000 euros de multa. Y siguieron adelante con la construcción de un tercer chalet para su hijo pequeño. Ahora, la mujer que estuvo en el poder hasta 2011, se sienta en el banquillo.

El párroco pidió una oración por su salud

Su salud no era la de antes, tuvo un breve paso por la cárcel zaragozana de Zuera, penal por el que han pasado otros famosos como Ortega Cano, en 2009 y enfermó. En las Navidades de hace dos años el cura del pueblo pidió en el sermón dominical que los feligreses rezaran una oración por una vecina que estaba ingresada. No dijo el nombre pero todo el pueblo lo sabía. La paciente receptora de los rezos no era otra que María Victoria, que estuvo ingresada una temporada en la UCI de Zaragoza. No trascendió el motivo de la enfermedad.

Ortega Cano a su entrada a la prisión de Zuera (Zaragoza) (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Ortega Cano a su entrada a la prisión de Zuera (Zaragoza) (Gtres)

Demacrada y muy delgada ahora ha dicho a los medios, antes de sentarse en el banquillo de la Audiencia Provincial de Zaragoza, que “estaba deseando de que llegara ese día”. Los que la conocen dicen que prefiere que la juzguen de una vez (y eso que ha estado a punto de tener que recurrir a un abogado de oficio por no poder pagan las costas) a que la estén juzgando cada día sus convecinos, que viven ahora en uno de los municipios más endeudados de España con y más imputados por habitante. En el primer día de juicio se ha declarado inocente. La llamaban la ‘reina del viento’, el mismo que acabó con su imperio.

Descárga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon