Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La vida del príncipe Andrés un año después de ser acusado de abuso de menores

Vanitatis Vanitatis 14/01/2016 Núria Tiburcio

Todo apunta a que el 2016 va a ser un gran año para los Windsor. La reina Isabel II está ya lista para celebrar su 90 cumpleaños, el duque de Edimburgo continúa manteniendo una buena salud a pesar de su avanzada edad,el príncipe Carlos y Camilla Parker-Bowles siguen tan enamorados como siempre y los duques de Cambridge están encantados con sus dos retoños, George y Charlotte. De momento, el año ha empezado muy bien para la familia real británica, a diferencia de lo sucedido en 2015. Y es que durante los primeros días de enero saltó un gran escándalo que involucraba a uno de los miembros de la Corona:el príncipe Andrés

Andrés junto a sus dos hijas: Beatriz y Eugenia (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Andrés junto a sus dos hijas: Beatriz y Eugenia (Gtres)

El hijo de la reina Isabel fue denunciado por Virginia Roberts, una joven estadounidense que presentó en los tribunales de Florida una demanda en la que aseguraba que fue forzada a mantener relaciones sexuales con el duque de York entre 1999 y 2002, cuando ella era todavía menor de edad. Roberts alegó que el banquero estadounidense Jeffrey Epstein, amigo personal de Andrés y quien fue condenado en 2008 a un año y medio de prisión por prostitución de menores, la presentó a "amigos ricos y poderosos" como una "esclava sexual". En el mes de abril, el juez Kenneth Marra rechazó las peticiones de Virginia Roberts de involucrar al príncipe Andrés en este turbio asunto.

Andrés junto a Virginia Roberts © Proporcionado por Vanitatis Andrés junto a Virginia Roberts

Aunque el duque de York salió libre de cualquier cargo judicial, su imagen ante los británicos quedó de lo más desprestigiada y se convirtió en 'persona non grata' en Inglaterra. De contar con una popularidad aceptable, el príncipe Andrés pasó a no tener ningún apoyo por parte de los británicos, sobre todo del sector femenino. “No puede ser que un miembro de la realeza esté relacionado con un tema tan grave. Es vergonzoso. Si todo lo que se dice es cierto, debería renunciar a su título de Alteza Real y los privilegios que recibe”, declaraba al 'Daily Mail' Kate Aspen, una activa feminista.

Ahora, doce meses después, parece que el tema ya ha sido totalmente olvidado y Andrés vuelve a ser un miembro más de la familia, incluso sigue contando con la popularidad que tenía desde antes del turbio asunto. Muy comentado ha sido el acercamiento que ha tenido con su exesposa, Sarah Ferguson, quien fue uno de sus mayores apoyos tras publicarse la acusación de la americana. "Es un buen hombre, el mejor del mundo", declaraba Fergie a la prensa dejando claro que creía ciegamente en la inocencia del padre de sus dos hijas, Beatriz y Eugenia. Aunque ella ya ha rehecho su vida con un empresario asturiano, siguen manteniendo una estrecha relación. Tanto es así que Fergie estuvo en Ascot con la reina Isabel en el mes de junio.

Fergie junto a su ex en Ascot (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Fergie junto a su ex en Ascot (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon