Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La vuelta de los juguetes 'vintage'

¡Hola! ¡Hola! 16/12/2015 hola

© Proporcionado por Hola

La carta a los Reyes Magos es larga, especialmente cuando se deja en manos de la imaginación de los niños, y más si se hacen con el catálogo de una juguetería. Las novedades en juguetes, y muy especialmente los videojuegos, suelen ocupar un buen porcentaje de las peticiones habituales que los niños hacen en Navidad, a menudo por delante de cosas más prácticas como los libros o los siempre necesarios pijamas. La vuelta de todo lo retro se ha hecho especialmente notable en el universo infantil con un regreso de las firmas artesanales a los diseños de siempre y la producción local, y es precisamente durante la 'temporada alta' de juguetes que son las Navidades que nos replanteamos si estamos también ante la vuelta de 'lo de antes' en lo que se refiere al juego infantil.

La decoración ha sido de las primeras en ponerse al día, muy especialmente los cuartos para los recién nacidos que suelen recibir el vintage con los brazos abiertos. Canastillas, encajes, cunitas antiguas... que nos hagan establecer un lazo entre la propia infancia y nuestros recuerdos con la nueva vida que acaba de llegar a la familia. Los juguetes marcan, sin embargo, un ritmo diferente: son los propios niños los que los eligen, y a menudo suelen dejarse llevar por lo más novedoso y la tecnología más puntera, aplicada a su pequeño mundo. "Es cierto que la palabra vintage se ha ido escuchando cada vez más estos últimos años, pero siempre hacía referencia a elementos de decoración, mobiliario o ropa", nos explica la emprendedora Pauline Vallantin-Dulac, fundadora de Mon Petit Cosmos, una tienda online que se especiliza únicamente en productos infantiles que responden a estos parámetros. "Ahora la gente tiene tendencia a querer salirse de lo 'normal', lo que está muy visto, y esto incluye los juguetes". La tendencia es popular en otros países de Europa, algo que a España nos llega vía redes sociales y muy concretamente Pinterest, una de las aplicaciones preferidas de las mamás millenials de más de 30 años.

"Me di cuenta de esta tendencia cuando estaba embarazada: compré en Francia una mochila de Les Petits Vintage igual a una que tenía yo de pequeña, y un juguete de coleccionista de Fisher Price de los años 70. Estaba en perfecto estado. Desde aquel momento se convirtió en un elemento de decoración en la habitación de mi hija, y fue a partir de ahí cuando empecé a buscar lo que podría diferenciar el entorno de mi bebé del de los demás".

VER GALERÍA

Esta tienda online de juguetes es el sueño de todas las mamás, o futuras mamás, que alguna vez se han visto en una situación parecida: juguetes, complementos y decoración para niños enfocados a aquellos que busquen algo especial, y que tampoco necesariamente se adhiera a la normativa tradicional de los colores para bebés, rosa para niña y azul para niño. Cada artículo pretende evocar un recuerdo, algo que queremos pasar a los hijos casi como un 'legado'

¿Qué juguetes vintage son los más populares?

"De todo el abanico de juguetes, entre los más populares estarían las mascotas sobre ruedas, los paracaidistas y las muñecas, porque sirven tanto para jugar como para decorar", explica Pauline. Como elementos de decoración propiamente dichos, "las láminas tienen mucho éxito, así como las muñecas musicales". Recuerdan a nuestra propia infancia tanto por las telas como por los estampados. De hecho, la gran mayoría de tendencias en el terreno vintage se mueven a menudo por los colores y motivos, a veces reinterpretados por marcas o artistas contemporáneos. "La tendencia actual es la reedición de juguetes antiguos. En la tienda esta propuesta aparece en las muñecas de los años 70, los juegos de memoria de toda la vida con dibujos hechos por una artista sueca, o las típicas mascotas de Fisher Price con un toque especial. Las grandes marcas han vuelto a sacar a la venta ediciones de los años 70 y 80, pero todavía son difíciles de encontrar y muy caras", puntualiza.

Este tipo de juguetes y accesorios pueden engrosar la montaña de regalos que los niños se encuentren en el salón de casa la mañana del 6 de enero (más por intención de los padres que por ellos mismos, que seguramente seguirán decantándose un año más por el catálogo tradicional), aunque las propuestas de regalo abarcan un abanico mucho más amplio: cuando los productos infantiles conquistan el corazón de las mamás antes que el de los niños, los juguetes y accesorios vintage se convierten en una solución perfecta a la hora de hacer un regalo a los niños de los demás. Algunos ejemplos para niños de entre uno y cinco años:

Hijos propios: "Les regalaría una mascota sobre ruedas. Son divertidas y alegres, cuando se quedan en la habitación, y le dan un toque diferente; además al niño le encantará llevárselas de paseo".

Sobrinos: "Dependiendo del presupuesto y edad, se puede regalar un juego de memoria si tiene cuatro años o más, o unas galletas de té; son muy bonitas para decorar y muy divertidas para compartir con los muñecos".

Hijos de amigos: "Una selección de cosas que yo he regalado y que siempre han triunfado serían las tiritas, los paracaidistas, las luces de noche o los sonajeros para los más pequeños. Son detalles que no se salen de presupuesto y siempre hacen ilusión".

Ahijados: "Si yo quiero transmitirle mis gustos a mi ahijado entonces optaría por una lámina. Todas valen para niño o niña, son muy bonitas y fomentan mucho la imaginación. Si es un regalo para un nacimiento, cualquiera de la selección de las creadoras Micocola o Les Petits Vintages; se distinguen de los típicos regalos de nacimiento".

¿Se puede convencer a un niño para que quiera un juguete antiguo?

"Los niños viven acordes a su tiempo y lo que gusta ahora es Peppa Pig, las nuevas princesas y muñecas rockeras o los videojuegos", recuerda Pauline, "pero la educación del niño la inculcamos primero los padres. Es imposible luchar contra la sociedad pero siempre podemos limitar que nuestros hijos vivan sólo dependiendo de las modas. Sin entrar en dar lecciones, claro, y sobre todo si echamos en falta una infancia como la nuestra, que sea más sencilla. Siempre se puede añadir un toque de lo que nos gustaba al entorno de nuestros pequeños. Hay que disfrutar de la inocencia e imaginación que tienen. Y sobre todo compartirla con ellos".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon