Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las adicciones de Brad Pitt, uno de los motivos de su divorcio con Angelina Jolie

Vanitatis Vanitatis 20/09/2016 Raoul Higuera

Angelina Jolie está dispuesta a poner punto y final a su matrimonio con Brad Pitt tras once años de relación y dos años como marido y mujer. La actriz aduce “diferencias irreconocibles” para justificar su decisión del divorcio, pero va más allá y habla de otros motivos: las drogas. Asegura que su marido “abusa de sustancias que provocaban su ira” y que eso es algo “peligroso para sus hijos” y un riesgo “para la salud de la familia”. La sorpresa ha sido mayúscula al conocer esta revelación, sobre todo porque ella también ha tenido un pasado oscuro.

Pitt ha confesado que la marihuana ha estado presente en su vida más de lo que le gustaría reconocer. Una adicción que le ha llevado a aislarse de sus amigos: “Me gustaba fumar un poco de hierba de vez en cuando, pero luego me volví un ermitaño. Me estaba convirtiendo en una maldita seta y me aburría. Así que me fui lo más lejos posible, ya no podía más”. Estas palabras del intérprete arrojaban luz a su decisión de coger a su familia y abandonar Hollywood, romper el contacto con sus amistades y centrarse en la lucha contra la adicción a la marihuana. Esto sucedió en 2009 y parecía que la cordura había vuelto a sus días cuando regresó a la vida pública, pero según se desprende de los motivos de la actriz para romper su matrimonio esta sombra no ha dejado de perseguir a su marido.

Su historia de amor (y desamor) en imágenes (Ver galería) © Proporcionado por Vanitatis Su historia de amor (y desamor) en imágenes (Ver galería)

El pasado de Angelina Jolie con las drogas

Extraña que sea la propia Angelina Jolie quien centre el foco de su divorcio en esta circunstancia, cuando conoce el daño que puede provocar el acoso mediático en una cuestión tan delicada. Ella lo pudo comprobar en sus propias carnes cuando en 2014 un vídeo y numerosas imágenes ponían de relieve que en su pasado coqueteó peligrosamente con las drogas. “Con mala cara, ojeras y mal peinada”, así describían por aquel entonces el aspecto físico de la actriz en las fotografías filtradas a los medios por Franklin Mayer, quien fuese su proveedor personal a domicilio, según contó él.

Las instantáneas fueron captadas en los años 90, cuando el camello de la actriz aseguraba que realizaba visitas semanales para proveer de heroína y cocaína a la artista. “Angie era un cliente mío desde hace años. Me llamaba y me decía que me pasase por su casa. Esa era su manera de decirme que ella necesitaba drogas”, aseguraba el traficante, que no temía confesar que traficaba con sustancias ilegales al haber prescrito su delito. También opinaba sobre cómo veía a la actriz por aquella época: “Su cara no estaba en muy buen estado y sus brazos estaban llenos de pinchazos de agujas”. La propia Angelina Jolie ha reconocido que ha tenido un pasado turbio y que se siente “una chica afortunada por haber sobrevivido”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon