Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las 'burras' de Gloria Serra

Vanitatis Vanitatis 27/02/2016 Nacho Gay

Nocturnidad y alevosía. Sobre todo esto último. Solo cabe presentar así el reportaje, quizá el documental, pero mejor llamémoslo X, que emitió este viernes noche La Sexta en 'Equipo de investigación'. ¡Ay, Gloria!

Ese suspiro se lo dedico a Gloria Serra. Una vez se la describió con cariño en esta misma bitácora 'catódica' como “esa mujer con voz de documental de Auschwitz” y, como tardaría cien años en inventarme algo mejor para adjetivar su runrún periodístico, su maravillosamente impostada modulación vocal, no me queda otra salida que citarme a mí mismo.

Equipo sí, claro, porque se trata de un grupo de personas. Ahora bien, la coletilla esa de 'investigación' es un poco más discutible. “Tras tres días de búsqueda incansable por la Serranía de Cuenca damos con el burdel en el que Fulanito echó su último casquete. Dentro encontramos a la cerillera que le ofreció tabaco antes del acto coital. Se muestra dubitativa ante nuestras preguntas, le incomoda nuestra presencia [en ese momento, le están poniendo la cámara en todo el 'careto']. ¿Qué esconde la cerillera?”. Pues probablemente que trabaja allí sin papeles, intuyo. Pero, claro, yo no soy investigador.

Gloria Serra en una imagen promocional de 'Equipo de Investigación' © Proporcionado por Vanitatis Gloria Serra en una imagen promocional de 'Equipo de Investigación'

Gloria Serra es, por la vía de la intensidad, hija putativa de Richard Wagner. Es de muchos conocido que sus entradillas son utilizadas por Guardiola para soliviantar a los jugadores del Bayern antes de los partidos. Gloria hizo el casting de los 'X-Men' porque su verborrea solidifica el humo a temperatura ambiente. Y todo siempre muy documentado. Apoyado con mapas en los que palpitan amenazantes puntos rojos o cadenas de ADN construidas tras robar de un contenedor la compresa menstruada de la asistenta del protagonista de la historia.

¡Ay, Gloria!

Con el encanto que tenía Colombo, que aparecía ahí, el tío, en la escena del crimen, como si la cosa no fuera con él, despreocupado, fumando puros baratos, en su Peugeot 403 Grand Luxe Cabriolet destartalado… Corrían otros tiempos para la investigación, sin duda.

Ojo, una cosa he de reconocer: el programa de Gloria Serra es entretenido, tiene buen ritmo, una buena edición, es como ese tipo de programas de las cadenas temáticas que se emiten en bucle, que te pasas dos horas pensando que estás viendo una mierda muy grande, pero que no puedes parar de verlos, porque necesitas saber si esa familia de Wisconsin decide finalmente vender su casa o quedarse en ella tras la reforma. Y, cuando acaba, antes de que te dé tiempo a cambiar de cadena o a apagar el televisor, ya te han presentado a otra familia, esta vez de Nevada, con siete hijos y solo tres habitaciones en su hogar. Y sigues ahí, como un tonto. 'Equipo de investigación' es, en definitiva, como un pacto entre el PSOE y Ciudadanos. No sirve para mucho, pero entretiene.

© Proporcionado por Vanitatis

Eso sí, lo del viernes, Gloria. ¡Ay, Gloria!

El viernes el programa se titulaba 'Desmontando al pequeño Nicolás' y el protagonista absoluto de la velada fue Francisco, aquel chaval imberbe que apareció un día en nuestras vidas salido, según su propio testimonio, de las alcantarillas del poder y que hoy ha vuelto al subsuelo de la mano de Vasile. Casi nada nuevo bajo el sol en el percal audiovisual presentado. Mucho lo habíamos leído ya antes. Una simple reconstrucción de las tretas del chico poniéndole imágenes al sumario filtrado del caso. En realidad, esta gente tiene que hacer un reportaje de hora y media a la semana. Quizá sea imposible llegar más lejos. Pero el problema aquí no era ese. La cuestión mollar estaba esta vez fuera de la narración.

Francisco Nicolás en una imagen de 'Gran Hermano VIP 4' © Proporcionado por Vanitatis Francisco Nicolás en una imagen de 'Gran Hermano VIP 4'

Hágamonos preguntas propias de un investigador. ¿Por qué este reportaje? ¿Por qué ahora, cuando el fenómeno de aquel chaval está más muerto que la madre de Bambi? Llamamos a Colombo, un tipo con mucha psicología, y nos lo explica mientras se fuma un puro barato.

Colombo piensa que quizá, solo quizá, este programa se ha llevado a cabo para poner de manifiesto a qué tipo de gente encumbra Telecinco. Porque esa es la clave. Hoy el 'pequeño Nicolás', repescado el jueves para la recta final de 'Gran Hermano VIP', es una de las grandes estrellas de Mediaset. Y La Sexta es un soldado de Atresmedia, ya saben. Así que cabe interpretar el programa como una especie de acto de campaña contra la competencia. Y por eso es un grave error de empresa. 

Pero, como diría Colombo, aún “hay algo que no acabo de entender”. Por eso (aquí va otra de sus frases fetiche), “permítame una última pregunta”.

Ahí va: ¿de verdad era necesario un reportaje para denigrar aún más la imagen de un tipo, Francisco Nicolás, que se ha inventado semejante patraña, y en última instancia para mostrarnos la naturaleza preclara de Telecinco?

Atresmedia demuestra con este tipo de actos, propios de un perdedor, que a pesar de su nueva imagen, su nuevo espíritu, esa vitola de cadena casta y pura, aún hoy tiene muchos complejos que sacudirse.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon